En el “Carreteo 27” hablaron de “tomar las armas”, “darle pa´bajo” al gobierno y le hicieron un llamado a policías y militares

Por Robert Vargas
El denominado “Carreteo 27”, que fue una protesta contra las frecuentes subidas de los precios de los combustibles, se habló de muchas cosas, entre ellas de la posibilidad de “tomar las armas”; “darle pa´bajo” al Gobierno y hasta fue hecha una arenga a los milicías y militares frente a la sede del Ministerio de Defensa para que participen en la lucha contra la corrupción.

Se trató de una manifestación variopinta en la que participaron cientos de personas, la mayoría de clase media, que se gastaron algunos pesos en combustibles para hacer un recorrido de casi cuatro horas de duración desde el estados Quisqueya, hasta la Plaza de la Bandera, en la avenida Luperón.

Fue un recorrido de apenas unos 12 kilómetros, pero el desplazamiento era tan lento que tardaron poco más de cuatro horas en hacer el recodrrido.

Por “Carreteo” se conoce en República Dominicana a la al desplazamiento a baja velocidad de un grupo de vehículos que van a  la vanguardia para obligar al resto que le sigue a disminuir la la velocidad.

Generalmente, esa “tecnica” es usada por las autoridades cuando al concluir un período de vacaciones para obligar a los automovilistas a disminuir la velicidad con la intención de evitar accidentes de tráfico.

Esta vez, sin embargo, el “Carreteo 27” tenía el propósito de provocar atascos masivos en la avenida 27 de Febrero, en la zona metropolitana del Distrito Nacional para protestar por las subidas semanales de los precios de los combustibles.

En tal sentido, en esa manifestación, que fue convocada por las redes sociales y vigilada por una muralla policial, participaron personas con distintas motivaciones, entre estas dirigentes políticos de renombre.

Uno de ellos, Leonardo Faña, del Partido Revolucionario Moderno, en la oposición, dejó abierta la posibilidad de que sean usadas “las armas” contra los corruptos, mientras que Narciso Isa Conde, del Movimiento Caamañista, sugirió que al gobierno hay que “darle pa´bajo”, en una evidente radicalización de las reclamaciones.

Finalmente, el activista Claudio Caamaño pronunció una arenga a militares y policías frente al Ministerio de Defensa de la República Dominicana. En ella los isntó a tomar partido en la lucha contrala corrupción al decirle que ellos también son víctimas de los robos de los fondos públicos por funcionarios.

Vea también

NIC: a las marchas verdes sigue “un periodo de paros contundentes, cerrados, ordenados”

Por Narciso Isa Conde Las marchas verdes jugaron -y seguirán jugado- un importante papel en …

Los perremeístas de SDE por primera vez muestran señales de unidad

Por Robert Vargas Ciudad Oriental.- Por primera vez en su corta y tortuosa existencia partidaria, …

Comentarios: