ASDEDestacadas de CiudadOriental.com

¿Engañó Manuel Jiménez a Luis Abinader como si este fuera “un niño de teta”? + Vídeos

COVID-19 República Dominicana

Confirmados:
239,617
Fallecidos:
3,100
Recuperados:
191,338
Activos:
45,179
Actualizado el: 1 marzo, 2021 - 12:04 AM (-04:00)

Por Robert Vargas
¿A quien creer? ¿A las palabras o a la realidad? El alcalde Manuel Jiménez apostó alto y ganó. Usó magistralmente su habilidad con las palabras ante Luis Abinader.

Y, a juzgar por los resultados, parece que logró imponer su verbo ante la realidad aplastante, que dice exactamente lo contrario de lo que él argumenta.

Manuel Jiménez sabe hablar. Pero la realidad no es muda y se muestra tozuda.

Ocurre que en la sesión del Consejo de Gobierno encabezada por el presidente Luis Abinader en el Palacio Municipal del Ayuntamiento Santo Domingo Este, Jiménez le habló al jefe del estado de una presunta crisis sanitaria derivada de la acumulación de la basura en las calles y avenidas y las presuntas dificultades para recogerla.

Abinader le compró su discurso y allí mismo anunció que el Ministerio de Obras Públicas lo ayudaría a resolver el problema de la basura.

En la calle y en las redes sociales hay gente que habla de que  Santo Domingo Este hay basura en abundancia.

Lo repiten y lo repiten hasta lograr que muchos otros lo crean.

Sin embargo, Ciudad Oriental salió a las calles, avenidas y barrios de al menos dos circunscripciones de SDE, la número uno y la número dos.

En promedio, cada recorrido grabando esas dos circunscripciones fue de más de una hora y media en cada caso.

Uno de los recorridos lo hicimos la noche del 29 de enero, y el otro este domingo.

No vimos la tal acumulación masiva de basura.

¿Quién miente? ¿Manuel Jiménez o la realidad?

Si tiene tiempo, observe los dos vídeos a continuación trate de encontrar las acumulaciones masivas de basura y saque sus conclusiones:

Varios regidores le han dicho a Ciudad Oriental que, de lo que se trata es de que la Administración ha creado la percepción de una crisis sanitaria inexistente  derivada de la abundancia de basura para favorecer la contratación de una compañía recolectora de desperdicios y en esos planes estarían desde mayo pasado.

Sería bueno que alguien, en el Palacio Nacional, le muestre esos dos vídeos al presidente Abinader para que él, con esos documentos visuales en manos, evalúe mejor sus decisiones.

Claro, si no es que le agrada el caramelo que le han puesto en los labios para, eventualmente, engañarlo como si él fuera “un niño de teta”.

Alguien me ha dicho que en el negocio de la basura lo que menos hiede es la basura y, si la remueven mucho, el hedor sería tan pestilente que algunos santos podrían caer de los altares.

Compartir:
Botón volver arriba