Destacadas de CiudadOriental.comJusticia

Hombre condenado a dos años de prisión por homicidio calificado excusa de la provocación

Por Julio Benzant / **Video de la sentencia
Santo Domingo Este. Luego de variar la calificación jurídica, de homicidio voluntario por la escusa legal de la provocación, un tribunal condenó a dos años de prisión a hombre, imputado de matar a otro de un disparo, en un suceso ocurrido en Sabana Perdida, municipio Santo Domingo Norte.

La condena le fue impuesta a Ramón Mateo del Carmen, 55 años de edad, domiciliado en la calle A número 51, residencial El Millón II, en el sector Sabana Perdida, en el referido municipio.

Fue encontrado culpable, en el homicidio por la escusa legal de la provocación de Manuel Moreno Minaya (a) Nene, de 48 años, quien residía en la calle D número 51, en el mismo sector del victimario.

La condena fue dictada por el Segundo Tribunal Colegiado de la provincia Santo Domingo.

El abogado Odalis Santana Vicente, defensa del justiciable, logró que el tribunal acogiera la variación de calificación jurídica, desplomando así  las pretensiones del Ministerio Público, quien solicitó la imposición de 20 años de prisión al imputado.

El suceso ocurrió próximo a las 8:00 P.M. del  12 de febrero del 2014, cuando el ahora occiso (a) Nene, con una arma blanca en las manos, se presentó a la casa del imputado Mateo del Carmen, a reclamarle a un hijo del encartado, sobre una presunta agresión a una hija de (a) Nene, con la cual este tenía una relación marital.

El ahora occiso (a) Nene, le fue encima con el cuchillo al hijo de Mateo del Carmen, quien realizó un disparo al aire, con una pistola marca Smith & Wesson, calibre 9mm. Número MJF2638, la cual portaba con permiso legal.

Al escuchar el disparo, alías Nene, se marchó y luego regreso con otras personas, tratando de agredir al imputado y su hijo, y esas circunstancias, le realizó un disparo a (a) Nene, quien murió en el hospital traumatológico doctor Ney Arias Loras.

Luego del suceso, el señor Ramón Mateo del Carmen se presentó para responder por el hecho, al destacamento policial del sector Los Guaricanos, donde fue arrestado y levantada un Acta de Fragrante de Delito.

Varios días después, un juez de la Oficina Judicial de Servicios de Atención Permanente, le impuso medida de coerción de prisión preventiva, mediante la Resolución Penal número 712-2013, de fecha 17 de febrero del 2014.

La medida coercitiva, fue posteriormente variada por una garantía económica, visita periódico e impedimento de salida,  por la Corte de Apelación de esta Jurisdicción.

El abogado Odalis Santana Vicente, defensa del justiciable, logró que el tribunal acogiera la variación de la calificación jurídica, desplomando así  las pretensiones del Ministerio Público, quien solicitó la imposición de 20 años de prisión al imputado.

En el juicio de fondo y tras variar la calificación jurídica de homicidio voluntario por la escusa legal de la provocación, el tribunal compuesto por Josefina Ubiera Guerrero (presidente), Ariella Cedano Núñez y Yuris Cuevas de la Cruz (miembros), encontró culpable al justiciable de violentar los 295, 321 y 326 del Código Penal Dominicano (CPD), que penalizan el Homicidio Voluntario por la escusa legal de la provocación.

El Artículo 321 del CPD se refiere a la excusa legal respecto a ciertos delitos, cuando de parte del ofendido han precedido inmediatamente provocación, amenazas o violencias graves.

Establece lo siguiente: El homicidio los golpes y las heridas son excusable, si de parte del ofendido han procedido inmediatamente provocación, amenazas o violencias graves.

Mientras, el artículo 326 del mismo código, se limita a una mitigación de la pena, señalando lo siguiente: Cuando se pruebe las circunstancias de excusa, las penas se reducirán del modo siguiente: si se trata de un crimen que amerite una pena de treinta (30) años de Reclusión Mayor o de Reclusión Mayor, la pena será la de prisión correccional de seis meses a dos años. Si se trata de cualquiera otro crimen, la pena será de tres (3) meses a un (1) año. En tales casos los culpables quedarán por la misma sentencia de condenación, sujetos a la vigilancia de la alta policía por un tiempo igual al de la condena. Si la acción se califica delito, la pena se reducirá a prisión correccional de seis (6) días a tres (3) meses.

El tribunal impuso al condenado el pago de una indemnización de un millón de pesos, a favor de los familiares del occiso, constituidos en actores civiles.

La lectura integra de las sentencia fue fijada para el primero de junio del año en curso.

 

Compartir:
Botón volver arriba