Obreros al servicio de Claro rompieron aceras y contenes para colocar cables y bloquearon el acceso a una plaza comercial en la avenida Venezuela. ¿Autorizó el ASDE a Claro para que bloqueara el acceso a estos establecimientos comerciales?

La telefónica Claro abre zanja en la avenida Venezuela que impíde ingreso a estacionamientos de negocios

Por Robert Vargas
Lo que  sucede en la avenida Venezuela  es, sencillamente, la aplicación en todo su esplendor de “la ley del más fuerte”. Primero ha sido la Corporación de Acueductos y Alcantarillados, (CAASD), y ahora la telefónica multinacional Claro.

Cada cual ha actuando a su manera ejerciendo su poder como les ha dado la gana.

Un día, la CAASD llegó y le dijo a algunos dirigentes de la Asociación de Comerciantes de esa popular vía que en unos días iniciarían los trabajos para la instalación de unas tuberías que, se espera, mejorarán el servicio de agua en Santo Domingo Este en general, y en el Ensanche Ozama en particular.

Le explicaron el cronograma de trabajos para que el proceso fuera lo menos traumático posible.

Entre las promesas que hicieron estaba uan  que sostenpia que trabajarían de día y de noche para avanzar con celeridad.

¡Genial!

¡Fenomenal!

¡Bravo!

Pero, resulta que ahí hubo medias verdades.

Hubo algo de falsedad. Un poco de mentiras por parte de la CAASD.

Aquello de que trabajarían de día y de noche fue una vulgar mentira, solo lo hacen en “horas de oficina” y “unos minutos más” antes de las 8:00 am.

Llegan en la mañana, encienden sus maquinarias y a las seis de la tarde las apagan y se marchan.

Los días sábado y domingo son de descanso. Por tanto, el proceso de construcción es más traumático y extenso cada día.

A esto se le agrega que ha habido algo de improvisación que derivó en el corte accidental cientos de cables de líneas telefónicas y un cable de fibra óptica de la empresa de telecomunicaciones Claro.

Esto ocurrió el día cuatro de octubre en la intersección de la avenida Venezuela y la calle Costa Rica, a un lado de la escuela Panamá.

Rápidamente, los técnicos de Claro se pusieron manos a la obra y en unas 24 horas restablecieron el servicio a sus abonados de telefonía y de internet por medio de fibra óptica.

Sin embargo, parece que a Claro se le “prendió el bombillo” y han aprovechado para hacer trabajos mayores tras el accidente.

Este cable soterrado de Claro fue destrozado por la CAASD en la avenida Venezuela

No solo eso, sino que este día miércoles se salieron del lugar donde fueron rotos los cables y comenzaron a romper una aacera  y contenes para colocar tubos con los que llevar cables a otros lugares, todo encubierto y bajo el pretexto del accidente provocado por los contratristas de la CAASD el día cuatro de Octubre.

En ese lugar, debido a los trabajos mayores de infraestructuras que realiza Claro, los labores de la CAASD están detenidas en la Venezuela con Costa Rica.

Y ahora es peor, porque Claro avanzaba hacia el Norte rompiendo aceras y contenes y metiendo tubos, con lo que impedía el acceso de vehículos a estacionamientos de negocios del entorno.

Claro impone el poder de la fuerza al romper los contenes e impedir el acceso a esta plaza comercial

El ASDE y Claro

La tarde de este miércoles, Ciudad Oriental le preguntó a dos funcionarios de primera línea del Ayuntamiento de Santo Domingo Este, si sus respectivas Direcciones habían autorizado a Claro para realizar esos trabajos de infraestructura.

Uno de esos funcionarios, el de la Dirección de Espacio Público, explicó que la colocación de tubos y cables subterraneos no le corresponde a él, sino a la Dirección de Planeamiento Urbano.

Le hicimos la misma pregunta al titular de la Dirección de Planeamiento Urbano, Ysidro Romano, y él nos dijo que no recuerda que autorizara esas infraestructuras a las que le hice referencia.

Así comenzó Claro a construir su infraestructura aprovechando el accidente. ¿Pagó al ASDE los arbitrios que le corresponden?

O sea, que es bastante posible que Claro se esté amparando en el accidente cometido por los contratistas de la CAASD para hacer trabajos mayores, que superan por mucho la solución de los daños que le fueron provocados sin cumplir los procesos de ley ante las autoridades municipales y que, de paso, el municipio esté dejando de percibir ciertos beneficios.

Además, a primera hora de la mañana del miércoles, se presentó una situación tensa cuando obreros al servicio de Claro se disponían a romper con sus maquianrias la acera que da acceso a una plaza comercial.

Los empleados de la plaza requerían que Claro les presentara la documentación con la autorización por el ASDE para cerrar el paso al negocio, pero ese domcumento nunca fue presentado.

¿Pagó claro al ASDE por esta remoción de tierras y construcción de la infraestructura?

De todas maneras, Claro comenzó a romper los contenes y un tramo de acera y bloqueó por completo el acceso al estacionamiento de varios negocios.

En pocas palabras, en la avenida Venezuela es posible que se esté viviendo la ley de la selva, donde los más fuertes se imponen, no por el uso de la ley, sino de su fuerza.

En esto, Claro y la CAASD se llevan las palmas.

Vea también

Alejandro Montas tacha de “enigma” a la Ciudad Juan Bosch + Video

Por Robert Vargas Parece que al Director de la Corporación de Acueductos y Alcantarillados de …

La telefónica Claro retrasa trabajos CAASD en la avenida Venezuela

Por Robert Vargas La telefónica Claro se ha convertido en una retranca para el avance …

Comentarios: