Alejandro Montás junto al lugar donde la CAASD provocó un desastre que no ha sido resuelto en diez días.

El Director de la CAASD, Alejandro Montás, miente en relación a los trabajos en la avenida Venezuela

Por Robert Vargas
Ayer el Director de la Corporación de Acueductos y Alcantarillados de Santo Domingo, (CAASD), Alejandro Montás, le mintió al país sin ruborizarse y, además, le dijo medias verdades que, por lo tanto, son medias mentiras.

Según cita el periódico El Nacional,  este funcionario le habría dicho que “que avanzan a buen ritmo los trabajos de reforzamiento del sistema de tuberías en la avenida Venezuela“.

Incluso, la nota la ilustra el periódico con una fotografía Montás en la intersección de la avenida Venezuela y la calle Costa Rica, en el mismo lugar donde los equipos de la CAASD provocaron un desastre en las telecomunicaciones en SDE y rompieron una tubería que lleva agua a las residencias al oeste de esa vía comercial.

Esas roturas ocurrieron el día cuatro de octubre y, todavía hoy, 14 de octubre, las brigadas están atascadas allí.

¿Considera el señor Montás que se trabaja “a buen ritmo” cuando sus brigadas, por evidente improvisación o desconocimiento, cortaron miles de conexiones de teléfono y partieron en dos un cable de fibra óptica propiedad de la telefónica Claro, por lo que miles de abonados al oeste de la avenida Venezuela quedaron sin servicios de telefonía ni de internet? ¿También ese día rompieron una tubería y dejaron sin agua a miles de residentes del Ensanche Ozama.

Si el fotógrafo que le hizo la fotografía a Montás, la hubiera hecho con un objetivo gran angular o en picado, habría logrado captar la multitud de de tubos que protegen las líneas de teléfonos y el cable de fibra óptica que Claro se vio precisada a reinstalar de nuevo.

Alejandro Montás, para hacer su foto mostrando que todo estaba “bien”, se colocó donde está maracada la “X” roja, con el fotógrafo mirando hacia el Norte y evitando que se vieran los detalles, que aquí se ven mejor.

Todavía hoy domingo la telefónica no ha podido concluir sus trabajos porque ayer los obreros y técnicos de la CAASD no tomaron en cuentan  la fragilidad de las viejas tuberías y otra, que ellos mismos partieron en dos el día cuatro de Octubre, se reventó y volvió a inundar todo.

¡Diez días en su solo lugar por improvisaciones!

¿Eso es buen ritmo?

Otro detalle que revela las mentiras del funcionario al país es cuando dice que en la avenida Venezuela es que,  la CAASD “trabaja día y noche” en la Venezuela para concluir en el tiempo previsto.

¿Cómo puede mentir con tanta facilidad?

Si alguien cree en las palabras de Montás, le sugerimos ver el siguiente vídeo hecho ayer sábado: nadie trabajando a pesar de ser una tarde soleada. La foto de Montás fue hecha en ese mismo lugar, pero se cuidó de no mostrar todos los cables restablecidos por la telefónica Claro luego de ser destruidos por la CAASD. En ese solo lugar tienen diez días trabajando gracias a la improvisación de la CAASD. ¿Eso es buen ritmo?

Es falso que los obreros y técnicos trabajen día y noche. Al contrario, de noche estas maquinarias están totalmente apagadas y ayer sábado en la tarde solo un obrero estaba trabajando, el resto se fue a descansar.

Incluso, en el lugar donde él se hizo la foto no hay ni un solo obrero trabajando.

Los únicos que han sido vistos trabajar hasta la madrugada fueron los técnicos de la empresa Claro para restablecer en tiempo record el servicio de telefonía y de internet por fibra óptica a miles de sus abonados. Nunca así a los obreros y técnicos de la CAASD.

El dilema es sencillo

Creer en las palabras de este funcionario, o mirar lo que sucede en la avenida Venezuela y compararlo con sus palabras.

Yo prefiero creer en lo que estoy viendo desde el día cuatro de octubre.

Otro detalle interesante

Montás también dijo que “los obreros colocaban ayer los tubos y de una vez la tapaban en aras de causar menos inconvenientes con la intervención de una de las avenidas más concurridas de la zona oriental”.

Lo que el funcionario no explicó es que las retro-excavadoras avanzan haciendo las zanjas, y luego otras brigadas las tapan con la misma tierra que sacaron y, ¡Otra vez! vuelven a sacar la tierra y solo entonces inician el proceso de colocación de las tuberías. Algo que los no entendidos consideramos extraño y raro. ¿Por cuáles motivos abren una zanja, la vuelven a llenar de tierra y luego vuelven a abrirla para, finalmente, volver a taparla ya con las tuberías colocadas en sus respectivos lugares?

A lo mejor a Montás sus subalternos le han mentido (vamos a darle el beneficio de la duda). Pero, si él quiere más detalles de lo que hacen en la Venezuela, solo le sugerimos seguir los enlaces que le mostramos.

¡Ah! El sector empresarial de la avenida Venezuela respalda los trabajos de mejoramiento de las tuberías de distribución de agua, pero exige que se trabaje “de día y de noche” y que cesen las improvisaciones para que los trabajos terminen en el menor tiempo posible y los daños y pérdidas sean mínimas.

Después de todo, la avenida Venezuela es una de las principales vías comerciales de la provincia Santo Domingo y, para muchos, la capital de la diversión.

 

Vea también

Alejandro Montas tacha de “enigma” a la Ciudad Juan Bosch + Video

Por Robert Vargas Parece que al Director de la Corporación de Acueductos y Alcantarillados de …

La telefónica Claro retrasa trabajos CAASD en la avenida Venezuela

Por Robert Vargas La telefónica Claro se ha convertido en una retranca para el avance …

Comentarios: