Destacadas de CiudadOriental.comOpiniones

Los acuerdos sin consenso

Por Ludwig Alvarez Imbert
Santo Domingo Este es un territorio dinámico heterogéneo y diverso, que vive en constante evolución y desarrollo.

Estas características propias de nuestro municipio aplican casi a todos los ámbitos y dimensiones de la vida social en nuestra demarcación.

Quienes han hecho vida política y social aquí lo entenderán, que el nuestro es un municipio sui generis cuyo comportamiento rara vez se repite en algún municipio del país.

Lo planteado anteriormente aplica también a los partidos políticos y a toda la sociedad del municipio en sentido general, es por ello, que tomar decisiones sin tener en cuenta estas características pudiera tener resultados desafortunados para el ejercicio de la política y la retención de espacios de poder que ya se han conquistado en coyunturas anteriores.

La experiencia obtenida a lo largo de una dilatada carrera en la vida partidaria, nos convence de que, en nuestro municipio lo más idóneo era arribar a un acuerdo para el establecimiento de una única plancha, la cual se presentara para la escogencia de las autoridades municipales del Partido Revolucionario Moderno, con esa convicción trabajamos y apoyamos un proceso que determinara la conformación de la misma por consenso, de manera que, todas las fuerzas y corrientes internas se sintiesen representadas.

Como ya es de conocimiento existe un acuerdo entre algunos sectores y se ha estructurado una plancha. Hay acuerdo, pero no hay consenso, dado que la conformación de esta plancha no representa a los intereses de todas y todos los actores de la vida partidaria del municipio, expresamos nuestras reservas con la forma y el fondo para llegar al mismo. Esto es así, ya que este no responde a un ejercicio democrático de participación, representación, equilibrio y legitimidad.

Es prudente recordar que la dirección del partido en un municipio con las características que ya describimos anteriormente, debe responder al principio de pluralidad, y esta debe ser tan amplia como las fuerzas que componen las estructuras del partido, pues desde allí es desde donde debe promoverse la unidad que garantice el triunfo en todos los niveles de elección cuando llegue el momento.

Actuar ahora negándoles la participación a todos los sectores puede generar grietas insalvables y poner en riesgo la sólida posición que ostenta nuestro partido en el municipio gracias al trabajo individual y colectivo de todos los actores a quienes hacemos referencia y que consideramos firmemente que deben estar representados en todos los organismos de dirección municipal del partido.

Errar es de humanos, rectificar es de valientes.

Compartir:
Botón volver arriba