Justicia

¿Qué hacen jueces, fiscales, abogados e imputados en esta habitación?

Las precariedades abrumadoras en el Palacio de Justicia de la Provincia Santo Domingo quedaron hoy en evidencia, otra vez, cuando los jueces de un tribunal, el fiscal, los abogados, testigos y demás se vieron obligados a bajar desde el cuarto nivel a la planta baja del edificio para meterse todos en una estrecha habitación porque resultaba imposible subir al cuarto piso a dos personas con discapcidad implicados en un caso judicial.

Por Julio Benzant
Los jueces del Primer Tribunal Colegiado de la provincia Santo Domingo debieron bajar desde el cuarto piso al primer nivel del Palacio de Justicia en la Charles de Gaulle, para conocer una audiencia de dos personas con discapacidad motoras.

Los jueces Eudelina Salvador (Presidenta), Eduardo de los Santos y Elizabeth Ramírez (miembros), juntos con el fiscal Pedro Medina Quezada, debieron ocupar un estrecho salón para conocer el rol judicial.

Junto a ellos estaban los abogados, testigos y víctimas en el proceso.

No había espacio para más.

Permitieron al periodista Julio Benzant de Ciudad Oriental, tomar un par de fotos de la precariedad.

Este edificio no cuenta con un elevador, al menos para personas con discapacidad física o motora.

En estas condiciones de precariedad realizaron su trabajo los jueces del tribunal
En estas condiciones de precariedad realizaron su trabajo los jueces del tribunal

Es contante que personal deba cargan testigos, victimas o imputados para subir al furgón donde funciona el Juzgado de Atención Permanente.

Los jueces de los diferentes departamentos judiciales de país mantienen una lucha en reclamo de que el gobierno cumpla con la aplicación 2.66 del PIB destinado al Poder Judicial.

Este está amparado en Ley 194-04 del 28 de julio del 2004, la cual crea la autonomía financiera del Poder Judicial.

En la actualidad, reciben la mitad de lo establecido por la Ley, lo que esta limitando un buen desenvolviendo del sistema de justicia.

Compartir:
Botón volver arriba