Política

Proponen convocar «paro nacional» como respuesta al discurso de Danilo Medina

Por Robert Vargas
Una propuesta de «paro nacional» contra la corrupción y la impunidad ha sido propuesta por sectores revolucionarios como respuesta al discurso del presidente Danilo Medina del pasado 27 de  Febrero.

Según los proponentes,  Medina «le “achacó” la culpa del nivel rampante de corrupción al pueblo  dominicano», lo que tildan de «descaro».

Dicen que el «nadismo» de Medina les ha recordado al ex presidente Hipólito Mejía, «cuando acusó a los dominicanos de “ladrones”».

La propuesta de organizar un «paro nacional» ha sido hecha mediante una comunicación que es distribuida por correo electrónico a los dirigentes de izquierda y está firmada por Felipe Lora y a la que ha tenido acceso Ciudad Oriental.

Hermano, considerando el momento histórico que vive la RD  he decidido escribirte para invitarte a tomar la iniciativa de promover  la idea  (PARO NACIONAL) entre los dirigentes izquierdistas de tu confianza.  Sugiero, además,  convocar tu organización, con carácter de urgencia, para  obtener poderes especiales que te permitan negociar lo que puede ser el inicio de una izquierda con posibilidades de poder», dice el email.

Textualmente, la comunicación a los izquierdistas dominicanos dice lo siguiente:

Camarada,

Espero que todo esté bien dentro de tu círculo familiar.

No sé si ha seguido la sugerencia (ver documento anexo) de convocar un PARO NACIONAL como respuesta al “nadismo” de Danilo quien le “achacó” la culpa del nivel rampante de corrupción al pueblo dominicanos. ¡Que descaro!
Me recordó a Hipólito cuando acusó a los dominicanos de “ladrones” (Creo que dijo 7 de cada diez)

Hermano, considerando el momento histórico que vive la RD he decidido escribirte para invitarte a tomar la iniciativa de promover la idea (PARO NACIONAL) entre los dirigentes izquierdistas de tu confianza. Sugiero, además, convocar tu organización, con carácter de urgencia, para obtener poderes especiales que te permitan negociar lo que puede ser el inicio de una izquierda con posibilidades de poder.

El movimiento necesita mostrar un poco más de agresividad política con la intención de iniciar una confrontación directa con el gobierno de Danilo. Dicha acción nos proveerá del capital político y la cobertura necesaria para lograr el reconocimiento a nivel nacional.

Pero antes, una reunión donde estén representadas todas las siglas revolucionarias, sin importar las tendencias ni la cantidad de sus miembros, deberá efectuarse para discutir la viabilidad de un paro Nacional o de una Súper Marcha Nacional y la posibilidad apoyo unánime a esta propuesta.

Compañero, un llamado INTERNO, hecho por tu organización puede recibir y crear las condiciones necesarias para reunir, bajo el mismo techo y con los mismos objetivos, todos los revolucionarios dominicanos.

Finalmente, casi en su totalidad, el movimiento clama por un denominador común y la lucha contra la Corrupción nos lo ha brindado.

El movimiento cuenta con tu apoyo y tu liderazgo,

Esperando con ansias tu reacción,

Atte.,

Felipe Lora

PD: Si decides atender este llamado, puedes contar con mi apoyo económico, logístico y moral.
Por otro lado, si no está en capacidad o disposición de responder a este llamado te pido, te ruego, que lo reenvíe a quien crea tendrá la disposición, el tiempo y el coraje de tomar esta iniciativa y, con la ayuda de todos, hacerla realidad.

QUE: Reunión ampliada del movimiento revolucionario dominicano
QUIENES: Los dirigentes de TODAS las siglas revolucionarias (Se puede negociar cuantos por siglas)
TEMA: Posibilidad de acción conjunta, Posible Paro Nacional
CUANDO” Lo antes posible pero con flexibilidad en favor de concurrencia.
DONDE : ¿?

Garantizamos Transporte a los camaradas del exterior

 

Documento anexo

De firmas, Marcha e Izquierda

De todos es sabido que crear consciencia no es promover falsedades ni crear falsas esperanzas. Estas acciones dividen la opinión pública, disipan la energía del pueblo e invitan a la inactividad.

Me imagino que tal decisión es el producto de la ausencia de dirigentes de izquierda dentro de los organizadores del movimiento anti-corrupción quienes, sumisos, acataron el llamado a cambiar la combativa bandera roja por la ternura y delicadeza de la verde.

Hermanos,
Es hora de que la izquierda, como una sola y en forma astuta, se convierta en la vanguardia del pueblo y tome el control de la actual situación. Esto debe lograse sin confrontar las fuerzas conservadoras y hasta “progresistas” que creen que, desde el gobierno, es posible eliminar o reducir el extravagante nivel de corrupción que, impunemente, ha abundado en los gobiernos del PRSC, del PRD (PRM) y del PLD.

La izquierda entiende claramente que las acciones de reclamo y de protesta deben escalonarse, sin embargo, el llamado a “firmar” hace todo lo contrario. Esta acción caerá como un “cubo” de agua fría que extinguirá la llama y la pasión que motivó a miles de dominicanos a tomar las calles y a reclamar el fin de la impunidad.

¿Cómo es posible que después del éxito de la calurosa, energética y significativa marcha del 22, lo único que se nos pida sea salir con una cámara a firmar?
El llamado al pasivo acto de rubricar fue un craso error. Este pusilánime acto creará el falso sentimiento de “deber cumplido” y le permitirá al tiempo disipar la energía y el disgusto de los que se movilizaron.

No podemos permitir que se desvanezca el deseo y la disposición de los que respondieron al llamado a marchar. El movimiento revolucionario debe ver este llamado como contrarrevolucionario e inaceptable. La izquierda debe, ignorando su baja auto-estima, en cuanto a su capacidad de convocar, vestirse del Rojo marxista y salir a las calles a conquistar el lugar que le corresponde dentro de la opinión pública y en especial dentro de los trabajadores, de los campesinos y de los ignorados por el bárbaro y empobrecedor sistema capitalista.

Señores, debemos hacer nuestro este momento histórico, “no para crear falsas esperanzas, sino para priorizar nuestros principios, para promover nuestras políticas sociales, para atraer nuevos miembros y nuevos líderes, para expandir el movimiento y para desenmascarar los verdaderos enemigos del pueblo”.

Para lograrlo, las organizaciones de izquierda no pueden, ni deben darse el lujo de permitir que ninguno de sus miembros que se despierten sin saber cuál será su tarea y el resultado que depende de ella.
Es harto conocido, dentro de los círculos marxistas, que un revolucionario con una misión asignada y con responsabilidades claras, trabajará sin descanso hasta cumplirlas.

¿Cuantos de nosotros sabemos cuál es nuestra tarea para mañana? Y más importante, ¿que logrará el movimiento cuando usted cumpla con sus responsabilidades?

Si no está seguro o no sabe las respuestas a estas preguntas, usted pertenece a la organización equivocada o es hora de que usted tome el mando.

Felipe Lora

Compartir:
Botón volver arriba