Destacadas de CiudadOriental.comPolítica

¿Dan a beber al equipo de Luis Abinader «una cucharada de su propia medicina»?

Por Robert Vargas
¿Será posible que al equipo de Luis Abinader en Santo Domingo Este lo han puesto a tomar una cucharada de su propia medicina? Las apariencias sugieren que es así y esta «medicina» le sabe a «purgante«.

Un sector del «luisismo«, liderado por Nestor Julio Cruz Pichardo, José Sánchez y José Ramón Jiménez, se ha adelantado a tachar de «traidor» al Secretario General del Partido Revolucionario Moderno en SDE, Rafael Vásquez García.

No solo eso, se fueron un poco más lejos, en la voz del directivo Ismael Reyes, y lo imputaron de cometer una presunta «alta traición», mientras Cruz Pichardo considera llegado el momendo de que Abinader «disminuya» la matrícula de su equipo.

¿Qué es lo que ha provocado esta reacción airada de un sector del luisismo contra el luisista Vásquez García?

El pleito viene de lejos. Según Cruz Pichardo, el problema se pone de manifiesto cuando la parte que derrotó a Aléxis Jiménez en la competencia por la Presidencia del PRM, le ha «sustraído» al menos 16 posiciones en la dirección local de la organización.

La «otra parte» es la que encabezan los hipolitistas Adán Peguero y Jorge Frías quienes, a su vez, contarían con el supuesto respaldo del luisista Vásquez García.

A este último lo tachan de «caballo de troya» del H20 dentro del equipo de LA Presidente.

Específicamente, Cruz Pichardo y su bando dicen que los perjuicios a su equipo se lo habrían provocado:

El grupo de Adán Peguero en contubernio con el Secretario General, que fue postulado por este equipo y que, lamentablemente, el doctor Vásquez ha estado respondiendo  al equipo del H20 y específicamente al compañero Adán Peguero«.

De su lado, el regidor José Sánchez fue más duro y directo aún con Vásquez García:

-«En el proceso convencional recién pasado, lo mismo que ocurrió en aquel momento, donde este mismo sector nuestro, que coincidió con las acciones del H20, desconociendo las directríces de nuestro líder Luis Abinader y apoyando a la Presidencia a un candidato diferente, convirtiendose este hecho en una flagrante traición que amerita ser sancionada porla sociedad» y por Abinader.

Sánchez a seguidas reveló su temor de que en una convención futura ese mismo sector actúe a favor del H20 desde dentro del equipo de LA Presidente.

¿Y la medicina?

Sucede que en la campaña electoral del año 2016 para elegir a las autoridades municipales de SDE, un amplio sector del luisismo actuó desde dentro del PRM para favorecer al candidato del Frente Amplio, Manuel Jiménez, que no de Domingo Batista.

No lo disimulaban, sino que lo hacían abiertamente. 

Más recientemente, varios de los líderes del equipo LA Presidente han cerrado filas con Jiménez, que no es del PRM,  sin importar las consecuencias.

Como efecto de sus acciones, el liderazgo de Jiménez creció en las urnas al lograr llevar a la Sala Capitular a unos ocho regidores, mientras el PRM y sus aliados apenas sumaron cinco concejales. En la actualidad, una parte de la fortaleza política de Jiménez se la aporta una fracción del PRM que sigue a Abinader.

Ahora los luisistas están furiosos con Vásquez García al imputarle una presunta traición para favorecer al H20.

Esto es muy parecido a lo que un sector del PRM le imputa a ellos al decir que actúan como «Caballo de Troya» desde dentro del PRM para favorecer a Jiménez.

También ocurre que una parte del PRM tiene el temor de que en unas elecciones futuras, los seguidores de Abinader repitan en el PRM lo mismo que hicieron en el año 2016.

A la inversa, el grupo de Cruz Pichardo, José Sánchez y José Ramón Jiménez temen que le hagan a ellos lo que otros ya le hicieron al PRM. Prueba al canto aportada por Sánchez al decir que:

Nos sentimos amenazados en este momento, de que en una convención futura, próxima, extraordinaria, pudiera acontecer lo mismo que le hicieron a Aléxis Jiménez, de que estén actuando como Caballo de Troya haciéndonos creer que están de este lado y coincidiendo para dañar el proyecto que sería hacerle daño al país«.

En pocas palabras, la desconfianza entre los dos grandes sectores del PRM es mutua, y entre los luisistas mismos va en aumento.

Sobre todo, porque ya ellos conocen los efectos de la medicina que mutuamente se están suministrando.

¿Cuál es el nombre de esa medicina?

¡Traición!

Los líderes de los grupos decidirán cuál es la posología que le prescribirán a sus seguidores para hundirse, todos juntos, en una nueva y humillantye derrota electoral para luego salir a gritar que le hicieron «fraude».

Impactantes revelaciones del empresario Joaquín Hilario y la regidora Milagros Segura +Vídeos

 

 

Compartir:
Botón volver arriba