Todo sobre la protesta en el Palacio Municipal ASDE por construcción parada de guaguas en Los Tres Ojos

Por Robert Vargas
Mucho tiempo antes de que llegaran los manifestantes, al patio del Palacio Municipal del Ayuntamiento Santo Domingo Este, ingresó un nutrido grupo de agentes policiales bajo el mando del Coronel Bello, comandante del Departamento E-2. con asiento en el cuartel Ensanche Felicidad de Los Mina.

Bello los formó a todos y los arengó. Les explicó la responsabilidad que tenían ante el llamado de los activistas sociales para protestar contra la construcción de una parada de guaguas en el Parque del Este, junto al Parque Nacional Los Tres Ojos.

Todos los policías portaban pistolas automáticas y “macanas” (bastones), que usarían en caso de que las cosas se salieran de control.

Los botes de gases lacrimógenos estaban guardados en un vehículo estacionado a pocos metros.

Oficiales de la policía vestidos de civil, ya conocidos por todos los manifestantes, “pasaban de incognito” observando los detalles de lo que ocurría fuera del Palacio Municipal.

En la marginal de la avenida Matías Ramón Mella, antigua carretera Mella, frente al Palacio Municipal, fue estacionado temprano un camión usado por el ASDE para limpiar las clocas e imbornales.

A las nueve de la mañana en punto comenzaron a llegar algunos manifestantes, el primero fue Manuel Jiménez, puntual como siempre. Fue el primero en el combate.

Luego llegaron otros y se reunieron todos sobre la acera sur de la avenida, para pasar minitos más tarde a colocarse sobre la isleta que la divida de la marginal.

El camión estaba entre ellos y el Palacio Municipal. Su presencia allí comenzaba a alterar los ánimos de los manifestantes, que consideraron se trataba de “una provocación”.

Al darse cuenta de lo que sucedía, un oficial de “inteligencia” (antes le llamaban del “Servicio Secreto”), tomó su teléfono y se comunicó con el Director de la Policía Nacional en Santo Domingo Oriental, quien impartió instrucciones para que el camión fuera removido del lugar.

En el patio, el coronel Bello seguía reunido con sus tropas, pero envió una avanzada de unos tres agentes, entre estos a un oficial superior.

Al resto los mantuvo lejos de la vista de los manifestantes.

“Por si las moscas” y a manera de prevención, ordenó a toda la tropa que le entregaran sus respectivas pistolas y que estuvieran preparados para actuar solo con las macanas.

No quería que la situación se saliera de control, como ocurrió la semana pasada, cuando fuerzas policiales lanzaron botes de gases lacrimógenos sobre tres regidores, una diputada y decenas de activistas a las puertas de la parada de guaguas en construcción.

Pasado algunos minutos, el grupo de manifestantes cruzó desde la isleta hacia la acera norte de la Mella, gritaron consignas y explicaron el motivo de su protesta.

Reclamaron que el alcalde Alfredo Martínez cumpla la ordenanza del Concejo de Regidores que le ordena paralizar la construcción de la obra por carecer de la correspondiente licencia de suelo.

Es claro que Martínez no le hace caso a los regidores ni a los manifestantes.

A esa misma hora, en el Congreso Nacional, el Director de Planeamiento Urbano del ASDE, Ysidro Romano, estaba reunido con una comisión de diputados en el Congreso Nacional respaldando la construcción del estacionamiento de guaguas, con lo que se ratifica el desafío de este funcionario al Concejo de Regidores y su ordenanza.

Manuel Jiménez fue bastante gráfico al explicar lo que sucedería en el Parque del Este y Los Tres Ojos si se permite la construcción de la parada de guaguas que quiere imponer a la fuerza el gobierno.

,Mencionó, por ejemplo, que el estacionamiento de vehículos que allí existe no fue concebido para albergar a todos los autobuses que procedan de San Pedro de Macorís, La Romana, Bávaro, Punta cana, Nisibón, Higüey, El Seibo, Miches, Hato Mayor, Samaná, Las Terrenas, Nagua, Sánchez, Bayaguana, Mon te Plata y otros lugares del Este y el Noreste de la República Dominicana.

Tras dar sus declaraciones, se marcharon y anunciaron que estaban listos para continuar el pleito en los tribunales.

Así las cosas, la manifestación terminó en sin mayores incidentes pero persiste la convicción de que esta historia continuará en ese y otros escenarios…

Vea también

Dío Astacio

Tres muestras de una ciudad sin ningún tipo de defensa #Elderechoalaciudad

“Donde los derechos de los ciudadanos están religiosamente respetados, la solución de los derechos sociales …

El Gobierno cierra sus oídos al clamor que defiende el Parque del Este + Vídeo

Por Robert Vargas Ciudad Oriental.- El Gobierno persiste en cerrar sus oídos al clamor popular …

Comentarios: