COVID-19 RD
Confirmados: 109,269 Fallecidos: 2,064 Recuperados: 82,741 Activos: 24,464 Actualizado el: 23 septiembre, 2020 - 10:04 AM (-04:00)
Destacadas de CiudadOriental.comOpiniones

Una cosa es con guitarra y otra con violín

COVID-19 República Dominicana

Confirmados:
109,269
Fallecidos:
2,064
Recuperados:
82,741
Activos:
24,464
Actualizado el: 23 septiembre, 2020 - 10:04 AM (-04:00)

Por Juan López
Para explicar los cambios de conductas y de opinión en las actividades políticas y en la burocracia gubernamental que, con frecuencia, experimenta una persona cuando asciende a un cargo de mayor jerarquía e importancia social, la sabiduría popular utiliza esta expresión: “Si quieres saber quién es Fernandito, dale un carguito”.

También es válido recordar que, desde los albores del renacimiento, Nicolás Maquiavelo presentó este consejo político “…el fin justifica los medios”.

Es decir, si para ganar unas elecciones u obtener un determinado cargo político es necesario mentir, hacer promesas, vender sueños y esperanza pues hazlo… y luego se acudirá a la frase “…si no me acuerdo, eso no pasó”. Así no sentiría complejo de culpa (el famoso pecado cristiano), no se estaría cometiendo un pecado, sino siendo “sabio y pragmático”.

En ese caso, se está utilizando una moderna expresión de la politiquería tradicional para tratar de justificar cambios de actitudes: “…soy un político pragmático. Una cosa es lo ideal y otra es lo posible, la realidad”.

Desde la oposición, en discursos de campaña se ofrecen “villas y castillos”. Se ofrece “el cielo, la gloria, vida eterna (anzuelo usado por las religiones) y útil en las actividades politicas, y luego… No te sientas mal por el cero cumplimiento. ¡Explica que no pudo ser. Luego habrá otra oportunidad!

Ninguna villa y muchos menos los castillos. …Y a seguir caminando tan campante como “Juancito, El Caminador”.
Para el caso que nos ocupa, todo lo que antecede se corresponde con el empoderamiento de una práctica política demagógica y evidentemente oportunista que se base en estas dos posibles estrategias:

Primera estrategia: Estamos inmersos en la campaña para elegir presidente y legisladores. Por lo tanto, “tenemos que ser prudentes e inteligentes”. No se pueden realizar actividades ni ejecutar acciones en esta nueva alcaldía que produzcan escándalos o que puedan afectar la intención del voto a favor de nuestros candidatos a la presidencia y al congreso. Podemos y debemos suficiente paciencia para esperar que pasen estos dos meses. ¡Luego, veremos qué y cómo pasarán los acontecimientos, de ahí en adelante!

Segunda estrategia: Todavía no estamos seguros de quién va a ganar la presidencia. No podemos chocar por anticipado con el candidato oficialista porque él fue el principal artífice de la construcción del “parador de guaguas en Parque del Este”. Si él llega a ganar las elecciones entonces tendríamos al gobierno de frente y eso (tener al Poder Ejecutivo como adversario) dificultaría las gestiones y gobernabilidad de nuestra alcaldía. En ese sentido, debemos hacer un “compás de espera” hasta conocer los resultados finales de las próximas elecciones.

Mientras tanto, al zafacón con los principios, con las promesas. “La política es el arte de la conveniencia”, se argumentaría.

Lo importante es que ya llegamos y tenemos que actuar con la suficiente “inteligencia y habilidad política” para evitar futuras confrontaciones con las instituciones del gobierno nacional, en caso de que el PLD obtenga el triunfo el 5 o el 26 de julio.

Estas dos estrategias se utilizan con “supuestas sabidurías”. Porque en la vida como en un gobierno local, “una cosa es con guitarra y otra, muy diferente, es con violín”.

Todo ese comportamiento, diferente al utilizado durante años de campaña, es el nítido reflejo de la falta de principios, de la demagogia, del oportunismo politiquero y del transfuguismo político. Hacer lo que me conviene, sin importar las promesas y los compromisos de campaña.

Esa y no otra es la explicación del “cambio de actitud” del nuevo titular de la alcaldía del municipio Santo Domingo Este con respecto a sus promesas incumplidas, hasta la fecha.
30 de mayo del 2020.

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar