ASDEDestacadas de CiudadOriental.com

Las palabras de Franklin Marte que revelan el mayor logro de Manuel Jiménez en el ASDE + Vídeo

COVID-19 República Dominicana

Confirmados:
239,617
Fallecidos:
3,100
Recuperados:
191,338
Activos:
45,179
Actualizado el: 1 marzo, 2021 - 3:34 AM (-04:00)

Por Robert Vargas
De todos es conocido en Santo Domingo Este que Manuel Jiménez alcanzó la victoria electoral tras realizar una dura y audaz campaña electoral que comenzó en el año 2014 en el PLD y culminó con su jura como alcalde de este municipio en abril del 2020, tras ganar el puesto como perremeísta.

A lo largo de sus seis años de campaña logró proyectar una imagen de hombre capaz que tenía a la mano las soluciones de todos los problemas del municipio.

Vendió sueños y esperanzas, mientras caminaba por todo el territorio del municipio,  y mientras andaba de provincia en provincia cantándole a la libertad en medio de las multitudinarias marchas verdes.

A su alrededor logró construir una poderosa coalición opositora sobre la cual se colocó para, montado en la “ola de Luis Abinader”, hacerse con una victoria aplastante que dejó sin aliento a su adversario, Luis Alberto Tejeda, entonces candidato a la alcaldía por el Partido de la Liberación Dominicana.

Fue tanto el encanto y las habilidades con las palabras de Jiménez, que logró atraer hacia su redil y en completa clandestinidad, a una “gran cantidad” de dirigentes del PLD, quienes optaron por el camino de la traición a su propia organización.

Ha sido el propio Manuel Jiménez quien reveló en el Palacio Nacional que su triunfo electoral, en parte, se debió al respaldo de los peledeístas.

Jiménez es un tipo que, cuando habla, convence. Así logró ser tres veces diputado por el PLD e insertarse en el Partido Revolucionario Moderno para ser su candidato.

Manuel Jiménez protegido por militares
Manuel Jiménez protegido por militares

Aunque es una persona sin ninguna experiencia gerencial, los electores prefirieron su oferta electoral por encima de la que le hacía Luis Alberto, un gerente probado con múltiples empresas que acumulan más de cuatro mil empleados.

Las empresas de Luis Alberto de tiempo en tiempo paren nuevas empresas y todas se mueven con la precisión de un reloj suizo.

Sin embargo, los electores prefirieron a Jiménez, un vendedor de sueños y esperanzas sin mayor experiencia gerencial que, probablemente, la administración de su pequeña empresa musical en la que participan él y sus cercanos, con el mismo Jiménez como centro de todas las decisiones y sin necesidad de un equipo que lo soporte.

Ahora, a casi a diez meses de su gestión en la Alcaldía de SDE, aquellos sueños y esperanzas que Jiménez vendió al municipio tienden a hundirse en forma acelerada. Él culpa de su descalabro a los regidores, a quienes tacha de “vagos”.

Ya se le percibe cada día más solitario y, para desplazarse en algunos lugares, necesita ir protegido por una muralla de soldados, que lo cuidan de eventuales, posibles y temibles agresiones por ciudadanos airados debido a sus ejecutorias.

Él solito se encargó de darle la espalda a sectores y personas que lo respaldaron en sus seis años de campaña y, en el PRM, el partido que lo colocó sobre sus hombros para llevarlo al Palacio Municipal, ya pocos lo quieren.

  • Es más, Jiménez ni siquiera se atreve a reunirse con los perremeístas en los locales de ese partido en Santo Domingo Este porque, en caso de hacerlo, las consecuencias podrían ser desastrosas para él.

Está cada día más solitario y solo lo respaldan quienes dependen de su poder para ser cancelados o designados en puesto en el ASDE.

Ahora, el logro con el que Manuel Jiménez ha superado a todos los anteriores alcaldes de SDE

Con el permiso del dirigente perremeísta Tonty Rutinel, usaré su viejo slogan: “… Nadie como él”.

Ninguno de los alcaldes que ha tenido Santo Domingo Este ha tenido la “virtud” de lograr, en tan poco tiempo, lo que se puede considerar la mayor “victoria”, como lo ha hecho Jiménez.

En esto ha superado a Domingo Batista, a Juan de los Santos, Jeannette Medina y a Alfredo Martínez.

Nadie como Manuel. En este terreno es el “campeón de la bolita del mundo“.

Ayer, en la sesión extraordinaria convocada con carácter de urgencia por el Concejo de Regidores, fue visible el mayor logro de Jiménez.

  • Su “éxito”, (con el que ha logrado ser “Summa Cum Laude“) si así puede llamársele, ha sido el haber unificado en su contra a todos los regidores.

Ninguno de los anteriores alcaldes había alcanzado esa “máxima puntuación” de repulsa por parte de la aplastante mayoría de los concejales.

¿Cómo alcanzo ese peldaño?

Lo primero es que Jiménez se consideró algo así como Dios en la tierra y optó trabajar en el ASDE con toda su omnisapiencia y omnipotencia, sin darse cuenta que su forma de actuar en su pequeña empresa musical no eran válidas en el Ayuntamiento. Esto es otro mundo. Otra realidad.

Desde que inició, los regidores de las distintas bancadas le respaldaron todas sus iniciativas, incluida la declaratoria de urgencia del municipio durante 60 días, él quería cien días.

En ese tiempo hizo de todo, a su antojo, y hasta el día de hoy, no ha cumplido con el mandato de ley que lo obliga a rendir cuentas a los concejales. Pero quiere que le concedan otra declaratoria de urgencia municipal.

En este tiempo, también hizo contratos sin consultar a los concejales y deshizo otros con la misma metodología.

Repitió lo que tanto criticó a Alfredo Martínez al auspiciar transferencias presupuestarias supermillonarias, todas aprobadas por los concejales.

Mientras hacía todo esto, despojaba a los regidores de conquistas adquiridas con anterioridad y le anunciaba más recortes.

Al mismo tiempo, él se favorecía con el disfrute de iniciativas que “heredó” de las gestiones anteriores.

Cuando los regidores se negaron a aprobarle algunas iniciativas que consideraban fuera de la ley, o que le llegaron tarde a sus despachos, entonces Manuel Jiménez se fue a los medios de comunicación nacionales a tachar de “vagos” a los concejales.

Algunos de quienes lo siguen aprovecharon las redes sociales para acusar de “delincuentes y ladrones” a los regidores.

Y este es el punto.

Quizás Manuel Jiménez olvidó que los regidores le aprobaron prácticamente todas sus iniciativas desde que asumió el 24 de abril.

Hasta los peledeístas le aprobaron todo.

Pero, tacharlos de vagos y colocarlo frente al país como si fueran cuasi delincuentes, era algo que no se lo soportarían.

Jiménez le dijo a la prensa nacional que él estaba “sorprendido” porque los regidores habían aprobado un reglamento interno que les asignaba una compensación a cada uno de 22 mil pesos mensuales, pretendiendo que nunca se conocería que esa iniciativa fue consensuada con él y que él fue quien propuso la aprobación del reglamento ampliamente criticado.

Cuando Jiménez tachó de “vagos” a los regidores, quizás desconocía que en la historia del ASDE nunca se habían reunido tanto como lo hacen ahora (claro, con la diferencia del primer concejo de regidores cuando Domingo Batista, donde todo estaba por hacer).

Ayer, el Presidente del Concejo, Franklin Marte, hizo lo que nunca había hecho. Tomó un turno y, con firmeza, mencionó que en los casi diez meses de la actual gestión, ya han sesionado en 20 ocasiones y aprobado 41 proyectos, entre estos estos algunas ordenanzas y otras resoluciones, algo rara vez visto en el ASDE.

Marte explicó que, mientras son blanco de todo tipo de ataques, los concejales han desafiado la pandemia del coronavirus para cumplir con su trabajo.

Fue entonces cuando mencionó uno por uno los nombres de todos los regidores que han caído en cama víctimas de la Covid-19.

Solo en enero pasado no fue hecha la sesión ordinaria porque no hubo quorum, por estar varios de l os concejales postrados con Covid-19.

Marte, quien hasta ahora se había mostrado como un cercano a Jiménez, se creció ante sus compañeros, quienes lo felicitaron por decir unas cuantas verdades que merecían ser dichas públicamente y que, probablemente, Jiménez no quiere escuchar.

  • En definitiva, el mayor éxito de Manuel Jiménez es, por creerse ser Dios, haber unificado a todos los regidores en su contra, algo inédito en la historia del Ayuntamiento de Santo Domingo Este.
Compartir:
Botón volver arriba