ASDEDestacadas de CiudadOriental.com

Mala señal: Manuel Jiménez protegido por una “muralla” militar en su visita al mercado de Ciudad del Almirante + Fotos

Por Robert Vargas
Esta es una mala, muy mala señal: con poco menos de diez meses en el cargo de Alcalde de Santo Domingo Este, Manuel Jiménez ha pasado de ser un líder fuera de discusión, a ser un funcionario que no se atreve a visitar ciertos lugares sin contar con una “muralla” militar que lo proteja.

Esto puede tener algunas explicaciones simples: (a) Jiménez se ha convertido en un funcionario muy poderoso o, (b) su popularidad es tan baja, que requiere ser protegido por las tropas para evitar ser agredido por gentes que lo desprecian.

Eso sí, ya está comprobado, Jiménez no despierta pasión a su favor en los lugares a los que asiste. No es aclamado, a no ser por quienes son sus empleados.

Por lo demás, parece cada día más solitario, sin perremeístas que lo animen a seguir adelante y, al contrario, con la fuerza militar y policial siempre lista para cuidarlo.

Ya no es aquel tipo que se movía en plena  confianza entre las multitudes. Luce transformado.

Las tropas le acompañan. Unos van vestidos de militares o policías y otros de paisano. Todos están atentos al entorno, a las voces, las miradas, las manos y las acciones de quienes se le aproximan. Algo temen y, cuando esto ocurre, es porque la situación es grave.

Ayer, por ejemplo, el alcalde Jiménez fue a un acto en el mercado municipal de Ciudad del Almirante donde el Director del Programa de Promoción y Apoyo para la Micro, Pequeña y Mediana Empresa, ( PROMiPYME), Porfirio Peralta, anunció una iniciativa que favorece a los emprendedores con préstamos blandos.

Peralta y sus funcionarios andaban sin mayor escolta; como mucho, un chófer y algún assistente.

También estaba presente, en forma discreta, el Director del Instituto Postal Dominicano, Adán Peguero, sin ninguna escolta, solo con su fiel asistente.

Sin embargo, lo que ocurrió con Manuel Jiménez llamó la atención de muchos. Este funcionario se desplaza con una escolta integrada por soldados de la Fuerza Aérea de República Dominicana y de Policías Municipales.

Toda la tropa estaba desplegada muy próxima al lugar donde estaba el alcalde y, cuando este ingresó al mercado para hacer un recorrido tras concluir el acto, los soldados y policías municipales prácticamente construyeron una muralla a su alrededor.

Parecía que temían que el funcionario fuera objeto de un ataque por alguien no identificado.

El asunto fue más notorio cuando la comitiva, sin darse cuenta, penetró en un pasillo que no tenía salida y un soldado ya se disponía a cerrar la puerta de metal tras el grupo.

Eso fue algo como de película. El momento fue breve, pero reveló el miedo que existe en el entorno de Jiménez.

Lo interesante fue notar que el hombre que arrasó en las elecciones municipales del año pasado, ya parece que no tiene pueblo, sino solo las tropas.

La tensión solo disminuyó cuando el alcalde se montó en su todoterreno junto a su seguridad personal y abandonaron el el lugar.

En ese momento, las tropas que fueron llevadas en transportes, bajaron el nivel de alerta.

Esto significa una de dos cosas (a) Manuel Jiménez está muy fuerte o, (b) Manuel Jiménez está muy débil y, en algunos lugares, no se atreve a desplazarse sin la protección de la fuerza militar y policial.

Compartir:
Botón volver arriba