ASDEDestacadas de CiudadOriental.com

Personal de Espacio Público contratado por Manuel Jiménez lleva «máscara de la muerte», bombas lacrimógenas y chalecos antibalas

Por Robert Vargas
El personal de la Dirección de Defensoría del Espacio Público, contratado por el alcalde Manuel Jiménez, ha dado un paso adelante para exhibir su disposición a entrar en acción y han comenzado a usar «máscaras de la muerte», como mascarillas anti covid-19;  chalecos anti balas y a exhibir bombas lacrimógenas.

Según muestran fotos publicadas por los miembros de esa Dirección en las redes sociales, al menos uno de los individuos cubre su rostro parcialmente con una «máscara de la muerte», con los dientes de una calavera pintada, y muestra su chaleco anti balas.

Otro de los hombres lleva colgado de su chaleco una granada de gases lacrimógenos, que parece ser de las que usan las fuerzas de seguridad en acciones anti motines.

Con el uso de la «máscara de la muerte», daría la impresión de que el personal contratado por el alcalde Manuel Jiménez pretendería infundir terror en la población y, eventualmente, lograr un impacto sicológico que paralice cualquier resistencia a sus acciones.

La Dirección de Defensoría del Espacio Público, que dirige Melvin Hiraldo, un protegido de Jiménez, se ha visto implicado en distintos acciones violentas contra grupos de ciudadanos, incluso disparando escopetas con balas de gomas.

Debido a la cadena de acciones ejecutadas por el ASDE, en ocasiones violentas, el miedo parece que se ha apoderado del alcalde Manuel Jiménez quien, incluso, ha llegado a bloquear el paso de vehículos durante las noches en la cuadra donde reside, detrás de Megacentro.

Por igual, el sindico se desplaza por la ciudad protegido por un nutrido cuerpo de seguridad a cargo de soldados de la Fuerza Aérea Dominicana.

Varios de los miembros de la Dirección de Defensoría del Espacio Público del ASDE que ahora exhiben poder, fuerza y terror sicológico, integraron, el año pasado, un grupo duro encabezado por el síndico cuando pretendieron impedir por la fuerza la inauguración de la terminal de autobuses al lado de Los Tres Ojos.

En este contexto, la exhibición de chalecos antibalas, granadas de gases lacrimógenos y «máscaras de la muerte», parece ser una radicalización de las fuerzas bajo el mando del alcalde, que lucen dispuestas a actuar con violencia para imponer la ciudad justa y creativa auspiciada por Manuel Jiménez, cuya popularidad parece estar en picado.

Compartir:
  • 44
    Shares
Botón volver arriba