COVID-19 RD
Confirmados: 109,737 Fallecidos: 2,074 Recuperados: 83,434 Activos: 24,229 Actualizado el: 24 septiembre, 2020 - 12:49 AM (-04:00)
Destacadas de CiudadOriental.comOpiniones

¿Quienes prefieren creer ciertas noticias falsas en Santo Domingo Este?

COVID-19 República Dominicana

Confirmados:
109,737
Fallecidos:
2,074
Recuperados:
83,434
Activos:
24,229
Actualizado el: 24 septiembre, 2020 - 12:49 AM (-04:00)

Por Robert Vargas
Reza la máxima que, en la guerra, la primera víctima es la verdad. Y la política es, en sí mismo, una expresión de la guerra, solo que no se emplean “armas de fuego”.

Sin embargo, en el “arsenal” de los estrategas de políticos existe un arma con capacidad de destrucción, definitivamente, devastador.

Se trata de las “fake news”,  las noticias falsas que son empleadas en forma masiva, profusa y cuidadosamente puestas en movimiento por estrategas expertos que aprovechan cierta tendencia de los seres humanos de  creer con “los ojos cerrados” aquello que quieren creer, pero desconfían de todo lo que no quieren creer.

Es así de simple: todo aquello que favorezca a la causa  de cierto grupo y afecte la de su oponente será creído y justificado por aquel.

Será suficiente que alguien lo diga para que, de inmediato, quien quiera creer en ello  lo repita, lo amplifique compartiéndolo y enviándolo a cuantos grupos de “chat”  tenga acceso sin ni siquiera tener la necesaria comprobación. 

No solo eso, sino que animará a sus amigos reales o virtuales para que lo reenvíen “a todo el mundo” “rápidamente”.

No será necesario para ese grupo esperar una confirmación de esa “noticia” que “pone en evidencia” a su adversario y, de paso, lo demoniza y descalifica frente a su líder.

Sin embargo, cualquier cosa que diga el adversario, por muy real que sea, será descalificado por el bando contrario, lo pondrán en dudas y cuestionarán por todos los medios.

De eso conocen perfectamente los creadores de campañas en base a “fake news”.

Cuando la víctima de las “fake news” reacciona, sino lo hace a tiemp, ya el daño estará hecho y habrá perdido una batalla.

Les pongo un par de ejemplos: tras los mortíferos atentados contra las torres gemelas del 9/11, el gobierno estadounidense inició una intensa campaña de relaciones públicas acusando a Irak de ser un “peligro” para el mundo porque, supuestamente, poseía armas de destrucción ,masivas con las que, parcticamente, podia acabar con toda la humanidad.

Buscaban así la justificación y aprobación de la opinión pública mundial para lanzar una guerra contra el país árabe.

Obtuvieron lo que buscaban y se apoderaron de su petróleo.

Poco después quedó plenamente comprobado que todo fue mentira y que Irak no poseía las armas aquellas, pero ya el daño estaba hecho y sus efectos continúan hasta hoy.

El segundo ejemplo ocurrió más cerca de nosotros, allí en Venezuela.

La foto de un manifestante opositor que corría por una calle envuelto en llamas conmocionó al mundo.

Los opositores expertos en generar noticias falsas en las redes sociales gritaron que “el gobierno del dictador Nicolás Maduro está quemando vivos a los opositores”.

Todos los enemigos de la revolución quisieron creer esa versión, la creyeron  y la amplificaron. Estimularon así el odio contra “el dictador” y promovieron su “derrocamiento” por ser un tipo “malvado” que “quema a la gente viva”.

Poco después en la verdad quedó al desnudo con vídeos publicados por los mismos manifestantes donde ocurrió la desgracia para aquel “pacífico manifestante”.

Quedó comprobado que el individuo había participado en el despojo a una patrulla policial de su moto, la que golpeó repetidas veces con con una barra de hierro.

Ocurrió que uno de esos golpes fue a parar directamente contra el depósito de gasolina de la moto al que le produjo un hueco en el mismo instante en que, por la violencia del golpe con la barra de hierro, saltaron chispas y la moto explotó quedando el hombre atrapado por las llamas que él mismo provocó.

Cuando todo quedó plenamente aclarado con una multitud de vídeos, quienes generaron la noticia falsa inicial guardaron silencio y esperaron la próxima ocasión para generar una nueva “fake news”.

¿Hay en Santo Domingo Este algún sector que está generando “fake news” de manera consciente? ¿Con cuál propósito?

Ya ese sector se percató de que existen oídos receptivos a esas noticias falsas, porque quieren escucharlas, y nada de lo que digan sus adversarios para ellos tendrá validez. 

No hay que olvidar que el constructor de las “fake news” se asegura de edificar su “obra” sobre pequeñas dósis de verdad para llegar a conclusiones falsas, pero que parecen verdaderas.

Botón volver arriba
Cerrar