COVID-19 RD
Confirmados: 124,843 Fallecidos: 2,225 Recuperados: 103,081 Activos: 19,537 Actualizado el: 27 octubre, 2020 - 3:49 AM (-04:00)
Destacadas de CiudadOriental.comOpiniones

¿Cómo sabemos que un liderazgo es genuino?

COVID-19 República Dominicana

Confirmados:
124,843
Fallecidos:
2,225
Recuperados:
103,081
Activos:
19,537
Actualizado el: 27 octubre, 2020 - 3:49 AM (-04:00)

Por Nilda Alaniz
Uno de los tantos mitos con relación al liderazgo es que se entiende que puede ser fabricado, comprado, manipulado y hasta que puede ser impuesto, creyendo algunos que este tipo de liderazgo permanece en el tiempo, sin darse cuenta que no es más que humo en medio de una gran tormenta, y que su duración es tan efímera como un dulce en las manos de un niño.

Sin lugar a dudas, cuando hablamos de liderazgo muchos prefieren ignorar la capacidad de fidelización del líder genuino, en comparación con ese supuesto liderazgo a base de papeletas que hace que el mono cante y baile como el supuesto líder quiere, pero cuando se acaba la plata de inmediato el mono se sienta.

Cuando hablamos de política es ahí que se hace más necesario el hablar de un liderazgo genuino, de ese líder que trasciende y que crea una sinergia tal que, sin importar lo que pueda suceder en ese equipo, siguen firmes en pos de su líder, no se detienen y procuran avanzar hasta la próxima meta; ese es el tipo de liderazgo al que todo político debe aspirar.

Lamentablemente, el refrán que ronda en la cabeza de muchos enganchados a líder es “por la plata baila el mono”, en cambio el del líder genuino es “El que no vive para servir, no sirve para vivir” es ahí donde radica la gran diferencia.

Es por esto que hoy más que nunca se hace imperativamente necesario que podamos identificar al líder genuino del “líder papeleta”, porque solo cuando tengamos la capacidad de hacer ésto podremos sumarnos a los equipos que realmente van a trascender y lograran los cambios que como ciudadanos esperamos.

Tengo que confesar que identificar a un líder genuino de un líder papeleta no es una tarea tan difícil, porque mientras el líder genuino fomenta el desarrollo de cada uno de los miembros de su equipo, el líder papeleta se centra en él, solo él y siempre él, y si llegara a existir espacio para alguien más… pues sería para él mismo.

El líder genuino motiva, enseña con el ejemplo y trabaja en equipo, en cambio el líder papeleta paga para que hagan, no hay necesidad de motivar porque el pago obliga y compromete a que le aplaudan sea bueno o malo lo que dijo o hizo. Este tipo de líderes no fomentan el trabajo en equipo sino el intercambio de dinero por realización de tareas, yo te pago y tú haces, punto.

El líder genuino se preocupa por conocer a su equipo, por su bienestar y porque todos puedan sentirse cómodos en el ambiente de grupo, el líder papeleta tiende a creer que el dinero compra todo y por ende si su equipo es feliz o infeliz no importa… ya se les pagó.

Un verdadero líder no humilla, no denigra y es inclusivo, en cambio el líder papeleta humilla si es necesario, se ufana de sus millones, y por si fuera poco, se encargará de atacar la autoestima de quienes decidan sublevarse menospreciándoles por no tener la capacidad económica que él exhibe.

Sin lugar a dudas pudiéramos escribir varios artículos sobre las diferencias entre uno y otro líder, pero entiendo que con estos cuantos ejemplos se ha puesto en evidencia que en cada proceso electoral tendremos líderes genuinos y líderes papeletas, dependerá de nosotros escoger seguir a ese supuesto líder que solo procurará su bienestar personal, que en su accionar el fin justifica los medios y que su altivez, arrogancia y deseos de humillar a sus contrarios, lo llevará a deambular por el camino de la traición y la deslealtad, porque la búsqueda principal siempre será lograr lo que se quiere cueste lo que cueste.

O en cambio, seguir a ese líder que nos inspirará a construir una mejor versión de nosotros mismos cada día, que fomentará con sus palabras la esperanza de un mejor presente y de un futuro brillante, que trabajará hombro a hombro junto a su equipo, y no descansará hasta verlos alcanzando esa meta por la que tanto lucharon, ese verdadero líder nunca dejará un miembro de su equipo atrás sino que llegarán todos o no llegarán.

La próxima contienda electoral está muy cerca, demasiado cerca para no prestar atención a lo que es capaz de hacer un líder genuino y uno papeleta, y como cada uno pudiera afectar el destino de nuestro municipio si nosotros no prestamos la debida atención y sabemos escoger pensando siempre en el beneficio de la colectividad.

Luego de lo antes expuesto, solo me resta decir que te toca a ti decidir cuál líder seguir y en qué líder convertirte, siempre teniendo presente que lo que sembremos hoy, indefectiblemente será lo que cosecharemos mañana.

Compartir:
Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar