Destacadas de CiudadOriental.comOpiniones

¿Cual será nuestro sistema de partidos, luego de las elecciones del presente año?

Por Ramón Revi 
En la antesala del proceso electoral del año 2016, escribí un artículo intitulado, “Hacía el pluripartidismo con un partido dominante”. El citado escrito era una especie de un breve ensayo, sobre los sistemas de partidos políticos vigentes, actuales. 

Mi análisis partía de la reconfiguración experimentada en el orden político mundial, tras las pugnas post-segunda guerra mundial, entre la Unión Soviética y los Estados Unidos de Norte América. El histórico conflicto que inició a finales de los años 40s, llamado eufemísticamente Guerra Fría.        

En la conclusión del referido artículo, me atreví a realizar una especie de predicción. Afirmando que dado el cuadro político-electoral de las pasadas elecciones del año 2016, nuestro sistema de partidos políticos, iba definitivamente hacía el Pluripartidismo con un Partido Dominante. 

Por lo menos, en cuanto a lo señalado más arriba tuve toda la razón. El Partido de la Liberación Dominica (PLD), ganó dicho proceso de manera abrumadora, con más de 60%. Consolidándose esa entidad, como el partido dominante de nuestro sistema de partidos políticos. En un segundo lugar el Partido Revolucionario Moderno (PRM) y por debajo de este, los demás partidos minoritarios, a los cuales peyorativamente, se les denomina con el calificativo de “partidos bisagras”. 

“Hacía el pluripartidismo con un partido dominante”. (Publicado en febrero del 2016). 

Al finalizar las hostilidades de la Segunda Guerra Mundial año de 1945, las Fuerzas Aliadas -Estados Unidos de Norte América, Inglaterra y Francia- emprendieron la reconstrucción de los países devastados por el conflicto; para ello se ideó el denominado Plan Marshall, el cual empezaría a operar  a partir del año de 1948.   

Con anterioridad al citado Plan, los “Aliados” ya habían negociados la distribución de los territorios ocupados. Es de aquellos acuerdos que surge la división político-territorial de Alemania, con la construcción del famoso “Muro de Berlín”. Una parte de este país estaría bajo la tutela de la Rusia-socialista y la otra de los norte americanos-capitalistas.

El famoso Muro no solo dividiría a la ex-Alemania de Hitler en dos, sino que provocaría el choque de dos corrientes ideológicas -Socialismo versus Capitalismo- fenómeno que la historia conoció como la “Guerra Fría”. Pero esta no seria una guerra convencional, ya que la misma trataría sobre el predominio en la carrera armamentista, el espionaje, el impulso de las ideologías y la hegemonía en los territorios ocupados. De esta manera, los países bajo la influencia de estas dos corrientes de pensamiento; por un  buen tiempo bailarían al compas del  “Trepak”  o del “Rock and Roll”.

Así ocurrió hasta el derribo del Muro de Berlín, un 10 de noviembre del año de 1989. Tras la reunificación de Alemania, vendría entonces una lucha incesante por parte de los países ocupados, por la búsqueda de sus identidades ideológicas. No tardó mucho tiempo en aparecer en Rusia, la Perestroika de Mijaíl Gorbachov y a partir de la misma el comienzo de las acciones independentistas de algunos países de la Unión Soviética. Lo propio ocurriría en polo opuesto, con las luchas del proletariado y las burguesías nacionales contra las oligarquías imperialistas. El cuadro anterior evacuaría, el actual mapa de los sistemas de partidos.

Los sistemas de partidos se engloban en estos momentos en cinco categorías, estas son las siguientes: 1). Sistema de Partido Único, 2). Pluripartidismo con un Partido Dominante, 3). Bipartidismo Perfecto, 4). Bipartidismo imperfecto o moderado; y  5). El pluripartidismo-Coalición. Relacionados cada uno de ellos, de manera directa e indirecta con el sistema Repúblicano; fuera de esta clasificación están la Monarquía Absoluta y la Dictadura Militar. Veamos la definición de cada uno de estos sistemas, teniendo en cuenta si se repiten los conceptos ideológicos, para luego concluir en identificar cual de estos nos gobierna.

Sistema de partido único: Se le conoce popularmente como “Unipartidismo”. Es un sistema de partidos políticos en el que solo existe un partido.  El cual -a pesar de existir legalmente otras organizaciones electorales- es el único que ostenta el poder político y militar del Estado. Estos sistemas, tiende a existir sobre todo en los regímenes comunistas, fascistas y nacionalistas. Un ejemplo clásico de “Partido Único”, es el Partido Comunista de Cuba, fundado el 3 de octubre de 1965, por Fidel Castro. Ese partido gobierna en ese país, desde el triunfo de la Revolución Cubana del (01) primero de enero del año de 1959.

Pluripartidismo con un partido dominante: En este sistema existen de manera legal varias organizaciones políticas, las cuales en una baja proporción logran obtener representación congresual y municipal; pero a estas se le hace imposible alcanzar el poder ejecutivo. Este sistema político es muy criticado, sobre todo por las democracias de los países más desarrollados; ya que solo un partido logra el poder en múltiples ocasiones. Lo que constituye -a pesar de que celebren elecciones- una especie de dictadura de partido. Un ejemplo típico de este sistema, fueron los prolongados gobiernos del “PRI”, en México.

Bipartidismo perfecto: Es un sistema, en el que dos partidos o dos coaliciones políticas, antagonizan permanentemente, generando de esta manera la exclusión de las fuerzas minoritarias. La discriminación de estas fuerzas, es calificada por algunos como positiva, en el entendido de que se impide el surgimiento de regímenes fascistas y extremistas; mientras que su detractores opinan que es totalmente antidemocrático que solo dos fuerzas lleguen al poder de manera permanente. Un ejemplo ilustrativo del Bipartidismo perfecto, lo constituye el sistema político de los Estados Unidos de Norte América.

Bipartidismo imperfecto o moderado: Dos grandes fuerzas polarizan el escenario electoral; mientras una tercera es solo decisiva para hacer ganar o perder a una de las fuerzas principales; a esta tercera fuerza se le llama hoy en día “Partido Bisagra”. España se encuentra en la actualidad, en la transición del Bipartidismo Perfecto al Imperfecto. Anteriormente, solo dos partidos se alternaban el poder, el PP Y el PSOE, pero luego de las pasadas elecciones entran en juego una tercera y cuarta fuerza; me refiero a Podemos de Pablo Iglesias y Ciudadanos de Albert Rivera. En el presente y en el futuro, estas fuerzas emergentes serán decisivas en las negociaciones políticas de ese país.  

El Pluripartidismo-Coalición: Los sistema Pluripartidista se caracterizan por la existencia de varias organizaciones políticas, que rivalizan con el propósito de acceder a los escaños del Congreso y los Ayuntamientos; mientras para alcanzar el poder ejecutivo se forman coaliciones. Este sistema es el más prolífero, ya que se puede encontrar en prácticamente todas las latitudes del mundo. Los partidos que han llegado al gobierno en nuestro país en las décadas post-Trujillo, lo han conseguido en base conformar alianzas o coaliciones; por lo que encajamos perfectamente en este sistema.

Sistema de partidos políticos imperante en la República Dominicana. 

Desde la época de las luchas de los partidos Rojo y Azul, Bolos y Coludos, a las mas recientes PRSC vs. PRD, hasta llegar a la rivalidad PRD vs. PLD, hemos visto como va quedando atrás el Bipartidismo y cobran vigencia las coaliciones para poder alcanzar el poder. Lo que indica que en la  República Dominicana, se esta dando una transición silenciosa del Bipartidismo Perfecto al Bipartidismo Imperfecto o Moderado. Sin embargo, una situación sui genéris se presenta en el actual proceso electoral; la cual podría acelerar o modificar esta transición. Me refiero a la sorpresiva alianza de los dos partidos más fuertes de nuestro sistema: PRD, PLD.

Estos partidos y sus aliados acumularon el 98% de los votos emitidos en las pasadas elecciones del año 2012, PRD 46.95% y PLD 51.21%. Sin descuidar el siguiente dato: el PRD y sus aliados ganaron veintiocho provincias. Lo que significa que no estamos hablando de un ventorrillo; sino de un partido con mucho arraigo en el electorado. Si aquellas elecciones -año 2012- hubiesen sido Congresuales y Municipales, ese partido hoy tuviera 28 senadores. 

En nuestro país, solo tres organizaciones en las ultimas cinco décadas han logrado alcanzar el poder: PRSC, PRD y PLD. Y resulta que dos de las más fuertes de estas entidades políticas, hoy día están aliadas. Las demás presentan un pobre desempeño, ya que una parte de ellas se encuentra haciendo el papel de partido bisagra y la otra tratando de alcanzar el título de partido mayoritario. Situación que sustrae un gran espacio -en el presente y futuro inmediato- al Bipartidismo Imperfecto o Moderado y le ofrece un  gran empuje al Pluripartidismo con un Partido Dominante.

Los escenarios políticos son muy volátiles, estos suelen cambiar de manera sorprendente. 

Como dije al principio, este análisis lo realice a propósito del proceso electoral del año 2016. Nos encontramos a días y pocos meses de los procesos electorales del presente año y ante esta realidad les hago las siguientes preguntas: ¿Cual será nuestro sistema de partidos, transcurridos los procesos electorales del presente año? ¿Seguirá inalterable ó por el contrario dará un giro hacía otro de los sistemas de partidos que hemos explicado? 

Sin lugar a dudas, estamos frente a un proceso electoral diametralmente opuesta al anterior. Las diferentes mediciones-encuestas, reflejan a la fecha una segura segunda vuelta y por vía de consecuencias una gran incertidumbre sobre el nivel presidencial. De este contexto se podría colegir, que a partir de mayo del 2020 estaríamos instaurando en nuestro país un sistema de partidos Pluripartidista; pero no me atrevo a predecirlo. Quizás los que me hacen el favor de leerme, tengan a mano las respuestas a mis preguntas.  

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar