COVID-19 RD
Confirmados: 122,398 +425 Nuevos Fallecidos: 2,206 +2 Nuevos Recuperados: 100,051 Activos: 20,141 Actualizado el: 21 octubre, 2020 - 2:34 PM (-04:00)
ASDE

El Cañero: ¿Muy inteligente, muy bruto o está mal asesorado?

COVID-19 República Dominicana

Confirmados:
122,398
+425 Nuevos
Fallecidos:
2,206
+2 Nuevos
Recuperados:
100,051
Activos:
20,141
Actualizado el: 21 octubre, 2020 - 2:34 PM (-04:00)

Por Robert Vargas
¿Qué se puede decir del alcalde de Santo Domingo Est,e Alfredo Martínez? ¿Es un tipo muy inteligente? ¿Es muy bruto? ¿Está mal asesorado? o es de aquellos en que privan que son ¿Muy machos y pueden hacer lo que se les venga en ganas?

De entrada, hay que descartar que el tipo sea un bruto incapaz de razonar.

De ser así, no sería un millonario.

No hay millonarios brutos.

Si careciera de inteligencia no habría logrado salir de la pobreza extrema en la que nació y creció en el ingenio San Luis, en el barrio Corte Bolo.

No solo eso, sino que si fuera un “bruto” no habría sido electo diputado en varias ocasiones y, de paso, no se habría convertido en el más reciente líder del municipio Santo Domingo Este, con trampas o sin trampas.

El de Alfredo Martínez, El Cañero, es un caso digno de estudio para la sociología.

Se labró una vida de éxitos a fuerza muchos esfuerzos y tropiezos que le enseñaron esos detalles de los cuales aprovecharse para ascender económica y socialmente.

Una vez él me explicó cómo acumuló dinero.

Él me dijo aquella vez que había desarrollado ciertas habilidades como comerciante y que vendía ropas a sus clientes en la capital y en las provincias.

En ese ambiente, conoció que el negocio estaba en comprar él directamente sus mercancías en Panamá u otro país (no recuerdo bien), pero se convirtió en un importador de textiles.

Había conocido “el truco” del negocio.

Eso me dijo él y yo le creí.

Otras personas especulan sobre otras cosas supuestamente ocurridas durante el período 1996-2000, de las cuales no tengo constancias y por ese motivo no se las comento.

Lo que es cierto e innegable es que El Cañero es un tipo millonario, según su propia declaración jurada de bienes.

Eso no está mal.

Ojalá que todos los habitantes de Santo Domingo Este y San Luis también sean millonarios.

Se trata de un tipo tan inteligente que, a pesar de tener muchísimos factores en su contra, logró hacerse con la candidatura a la alcaldía por el Partido de la Liberación Dominicana, venciendo en encuestas dudosas a un puñado de peledeístas que parecía podrían aplastarlo.

No solo eso, sino que logró que el peledeísta de mayor crecimiento en liderazgo de Santo Domingo Este se lo echara a cuestas y lo metiera por todos los rincones de la circunscripción 2. Me refiero al diputado Luis Alberto Tejeda, ahora innombrable en el Ayuntamiento, puesto que se perfila como un potencial candidato a la alcaldía.

Todo el mundo sospecha que a Tejeda la Administración del ASDE le paga con desprecio y que le teme a su liderazgo creciente.

Pero ese es otro tema y para otra ocasión.

Vistos algunos de los logros de El Cañero está descartado entonces que pueda ser considerado un tipo “bruto”.

No es posible que un “bruto” sea el líder de un municipio que acoge al diez por ciento de la población dominicana.

Es indudable, es inteligente, pero claro, no tanto como el ex líder Juan De los Santos ni como Luis Alberto, eso salta a la vista.

Juancito era capaz de escuchar y mirar a los ojos a sus interlocutores.

Lo mismo hace Luis Alberto.

Juancito aprendía de todos, hasta de sus enemigos.

Lo mismo hace Luis Alberto.

El Cañero, sin embargo,  da la sensación de que él se considera ser el ombligo del mundo que lo sabe todo.

Es más, quienes han estado cerca de él sienten que no les presta atención y, por lo general, se marchan de su lado altamente defraudados.

Sienten que “ese tipo no le presta atención a nadie”.

Recuerdo aquella anécdota que me narró un próspero empresario, quien reunió a su personal porque sería visitado por el entonces candidato, El Cañero.

El empresario, junto a todos sus empleados, estaban de pie esperando al político. Este llegó hablando por teléfono y aparentemente distraido.

El empresario lo miró de frente. Todos lo miraron. El parecía distraido conversando por teléfono.

Finalmente, los presentaron…

-“Alfredo, este es el propietario…”

El Cañero volvió a tomar el teléfono y los anfitriones estaban de una sola pieza.

Finalmente, el candidato saludó al empresario, la conversación no se extendió más de un minuto y el anfitrión sintió vergüenza ante su plantilla.

El Cañero se marchó y ni siquiera se dio cuenta de lo que había sucedido.

Es su naturaleza, al menos así concluyo a partir de numerosos testimonios que nos llegan de su trato con otras personas.

Quizás esa “naturaleza” explique los contínuos errores que comete, ya sea por que no se deja asesorar, lo asesoran muy mal, o que él se cree que puede actuar ” a lo macho”, como le venga en ganas, quizás por considerar que está en “el batey” donde es todopoderoso.

¿Él no fue lo suficientemente inteligente para evitar cometer una serie de “errores” sucesivos que lo han llevado a enviar un mensaje de que es un incapaz para ser lo que es, el alcalde de uno de los municipios más grandes de la República Dominicana?

El tipo creó un enorme revuelo cuando, en nombre del Ayuntamiento, entregó un reconocimiento a los miembros del Tribunal Constitucional, suplantando las funciones del Concejo.

También generó otros escándalos cuando abandonó el país más allá de las 72 horas que puede hacerlo sin autorización del Concejo.

Por esas salidas no autorizadas pudo ser destituido del cargo, pero es claro que la justicia no actuará contra ningún funcionario peledeísta, menos si es respaldado por el presidente Danilo Medina.

Además, El Cañero incurrió en dos violaciones graves de la ley.

Una de ellas fue intentar vender un pedazo de la calle Olegario Vargas a Molinos del Ozama y la otra fue, efectivamente, vender a un diputado un terreno propiedad del Ayuntamiento sin tampoco contar con la autorización de los regidores.

No está claro cómo él resolverá ese lío que él mismo propició. A lo mejor le “tira la cuaba” a los regidores para que sean ellos quienes se embarren con la venta de ese terreno, que ya él vendió y cobró según un documento de venta presentado en la comisión permanente de asuntos municipales d ela Cámara de Diputados por el legislador Ruben Maldonado. Todo es posible.

Estos últimos “errores” demuestran lo siguiente:

a) El Cañero es mal asesorado.

b) El Cañero no se deja asesorar y hace lo que le da la gana.

Una fuente vinculada  a la Dirección Jurídica del ASDE nos ha comentado que “ellos no escuchan a nadie o no piden opiniones y después que meten la pata entonces vienen para que les ayudemos a sacarla”.

O sea, que él actúa “a lo macho” sin entender que existen leyes y reglamentos que hay que respetar.

¿Cuántas veces más volverá a “meter la pata” en los próximos tres años de gestión que le restan?

Para hacer riquezas El Cañero da la sensación de que es bastante inteligente, pero para ser el líder del municipio, deja bastante que desear.

Al menos esa es mi percepción y la de muchos otros munícipes.

En poco tiempo se entenderá mejor lo que decimos puesto que tenemos entendidos que por ahí están casi casi al salir “macos y cacatas” desde las entrañas del ASDE.

Compartir:
Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar