Destacadas de CiudadOriental.comOpiniones

En el periodismo: Los borrachos también son gente

In Memoriam a Robert Vargas.

Por Juana Rubio

Santo Domingo, RD.- Corrían los años finales de los 80s cuando las organizaciones populares lideraban los reclamos de la población ante la escasez de comestibles, combustibles y el cansancio de la población generaba convocatorias a paros barriales por 24 y 48 horas.

En uno de esos paros, los equipos de prensa realizaban recorridos en caravanas para atenuar la represión de la Policía o evitar que algún manifestante se pasara de contento.

Esa mañana el equipo del desaparecido matutino El Sol recibió la información de que habían asesinado a un joven en la cancha del liceo Ramón Emilio Jiménez en Los Mina. Cuando llegamos, en la cancha solo quedaba un poco de sangre que se había coagulado en medio del silencio del barrio y esas miradas tras las rendijas que esperan la ocasión para dar su versión.

Abandonamos el plantel y ya en la calle se comentaba que fue un hombre con camisa de flores de quien se decía era policía.

Sin datos en firme, ni nombres para publicar, un grupo de vecinas se me acerca para decirme que un hombre quiere hablar conmigo y me llevarían a su presencia.

Cuando pensábamos ir donde el hombre, una de las vecinas comentó que estaba borracho.

Lo pensé. Dudé. Son esas decisiones que se toman en un tris y me negué, me fui.

Ya en horas de la tarde, cuando en las redacciones se juntan los colegas a comentar los hechos del día, comentaba Miguel Ángel Núñez que el asesinado estuvo cantando como buscando ahuyentar el trágico designio que sobre él se cernía.

Y entonces llegó Robert Vargas, quien de inmediato me cuestionó porque no hablé con el hombre antes señalado y le respondí que no hablaría con un borracho.

Mirándome fijo me dijo que era un testigo, quien me diría como pasó el crimen y supe que perdí una oportunidad que no aprendemos en las aulas.

Robert, ahora que te fuiste de nosotros quiero decirte que está bien, vete.

Que siempre fuiste maestro en toda circunstancia.

Vete ya y que no se te ocurra coger un borrador y una tiza donde te encuentres, ya trabajaste bastante.

Gracias por enseñarme que, en periodismo, los borrachos también son gente.

 

Publicado por Julio Benzant

Periodista- Ciudadoriental.com; el primer periódico en Internet de Santo Domingo Este. CONTACTO [email protected]
Compartir:
Botón volver arriba