Desde la izquierda, Danilo Mesa, Felito Rodríguez y Abraham Reyes

Los regidores Danilo Mesa, Felito Rodríguez y Abraham Reyes: marcados por la incoherencia + Plebiscito

Por Robert Vargas
En los detalles, en la letra chiquita, es que está lo realmente interesante, y esto es lo que ha sucedido en la más reciente sesión del Concejo de Regidores, donde 19 de los 32 concejales presentes se pusieron de acuerdo para hacer trizas la convocatoria de un plebiscito para que fuera la población la que decidiera la suerte de la polémica parada de guaguas al lado del Parque Nacional Los Tres Ojos.

También 19 regidores impusieron el otorgamiento del uso de suelo para la construcción de la obra.

Pero, vamos a fijarnos un poco en algunos detalles y lo haremos por parte para tratar de entender mejor lo que sucedió ese día histórico cuando el Concejo de Regidores del ASDE se convirtió en “deshonorable”, según el reputado municipalista Waldys Taveras.

La visible incoherencia de Danilo Mesa

Este es “El Grandulón de Los Mina”, quien desde que asumió el cargo de concejal envió señales con las que logró que una gran parte del municipio político lo percibiera “distinto” a la mayoría de sus colegas.

Parecía ser un tipo coherente, en el que se podía confiar a ojos cerrados. Con sus posturas firmes, reclamando pulcritud en el manejo de los fondos públicos y claridad y legalidad en los procedimientos, ganó prominencia y admiración incuestionable no solo entre los miembros de la base del Partido de la Liberación Dominicana y los munícipes en general, sino hasta en la oposición.

Sus críticas a lo mal hecho en el ASDE le ganaron aplausos y reconocimientos por doquier. Se perfilaba como “el regidor diferente”.

A su vez, sus posturas firmes, claras, honestas, apegadas a la legalidad y a los intereses del municipio lo catapultaron a tal nivel que ya muchos lo veían como un próximo diputado.

Esto no gustaba a los restantes 14 regidores del PLD en el ASDE, quienes comenzaron a tacharlo de “opositor” y de actuar “a espaldas del Partido”, cuando se distanciaba de iniciativas de la Alcaldía que él consideraba que reñían con la legalidad y con los intereses del municipio.

El desprecio de la mayoría de los regidores del PLD hacia Mesa era tan brutal, que este decidió no asistir a reuniones de su bloque y hasta quedó fuera de su chat.

Mesa estaba “solo”, pero era admirado por la mayoría de la población y de quienes le eligieron en las elecciones del año 2016.

El primer gran desaire del Grandulón de Los Mina lo padeció aquel día que sus colegas le dieron la espalda cuando intentó paralizar los trabajos de construcción de la generadora de electricidad de la AES Dominicana en la avenida Venezuela.

El ahora presidente del Concejo, Luis Flores, y la mayoría de sus colegas peledeístas se pronunciaron contra esa generadora.

Sin embargo, pocos días después, Mesa se quedó solo y en una votación en la que se decidió la suerte de esa planta generadora, este principiante de regidor simplemente se desplomó en su asiento y lloró como si fuera un niño. Puede decirse que lo hizo “con jipíos”.

Aún así, y tras conocer mejor a sus colegas, a quienes denunció abierta y frontalmente, Danilo Mesa se mantenía firme como una roca y su prestigio crecía.

Ese prestigio aumentó aún más el pasado mes de noviembre cuando propuso que la suerte de la parada de guaguas que el gobierno quiere construir al lado de Los Tres Ojos fuera decidido por un plebiscito municipal.

En total, 21 regidores aprobaron esa iniciativa de Mesa. Ese día, los munícipes que asistieron a ver la sesión aplaudieron. Lo mismo hicieron otros regidores.

El pasado viernes, ocurrió lo impensable, “El Grandulón de Los Mina” comenzó a empequeñecer de manera brutal cuando, sin decir ni una sola palabra, se mantuvo “firme” en su defensa del plebiscito municipal y, minutos después, sorprendió a todos al sumarse a los 14 regidores peledeístas que él mismo define como “mis enemigos” para otorgar el uso de suelo con el que el gobierno daría el golpe mortal al Parque Nacional Los Tres Ojos y al Parque del Este con la construcción de una parada de guaguas.

El municipio no escuchó ni una sola palabra del “Grandulón” en defensa de la iniciativa que él había auspiciado. Se quedó allí en silencio.

Pero, lo verdaderamente grande ocurrió cuando votó por otorgar el uso de suelo, lo que sugiere que su propuesta de que esto fuera decidido por un plebiscito municipal fue solo una pose.

El asunto fue a peor cuando en uno de los pasillos del segundo piso del Palacio Muncipal se mostró agresivo y dispuesto a dirimir con los puños sus diferencias con quienes reaccionaron airados por la traición al municipio de que fueron víctimas.

Esa escena disminuyó su prestigio de manera veloz, por que actuó en forma incoherente con su conducta anterior y porque  se exhibió con una reacción gutural, para nada cerebral.

¿Es correcto que Danilo Mesa cambiara de postura de forma tan radical sin decirle ni una sola palabra a los munícipes acerca de los motivos que lo llevaron a unirse a quienes se habían comportado como sus “enemigos”?

¿Cuáles fuerzas tan poderosas lo llevaron a cambiar de postura tan fácil como cuando se toma un vaso de agua?

Cuando estas situaciones se producían antes de él ser regidor, Mesa sugería que los regidores probablemente habían tomado “un cafecito” con los interesados en un proyecto.

Lo cierto es que el Danilo Mesa del pasado viernes no es el mismo que hace varios años, cuando él era Director de Deportes del ASDE, se unió a la comunidad de su barrio, Los Mina Viejo, para hacerle frente a su jefe, Juan De los Santos. Los tiempos han cambiado. Danilo Mesa también.

Cambiaron tanto, que ni siquiera le prestó atención al consejo que le dio su viejo amigo para que fuera “coherente”. Solo él sabe porqué le dio la espalda a su municipio y a su gente que lo quiere.

Lo que hizo el reformista Abraham Reyes

Este es el más jóven de todos los regidores del ASDE. Casi nunca participa en los debates y, desde antes de asumir el cargo de regidor, se alejó del PRM que lo ayudó a ganar el puesto y abrazó abiertamente la causa del alcalde Alfredo Martínez respaldando todas sus iniciativas, incluso las más polémicas y de dudosa legalidad.

Como premio, el oficialismo le entregó el puesto de Vice Presidente del Concejo de Regidores.

En poco más de dos años de gestión, creo que ha tomado solo dos turnos, ninguno de los cuales se ha extendido más de dos minutos.

Reyes es un hombre de la confianza extrema del Presidente del Concejo, Luis Flores.

Desde el principio, este reformista se opuso a que la población fuera la que decidiera la suerte de la parada de guaguas.

El viernes pasado hasta ganó aplausos cuando dijo que él votaría contra esa obra y, de hecho, votó contra ella.

Sin embargo, con su mano bien en alto, votó contra el plebiscito.

Después de todo, él sabía que ya el oficialismo tenía los votos que necesitaban para aprobar el uso de suelo y, con su discurso que llevó escrito, quiso dar la impresión de que no se “quemaría”.

Al final, quedó bastante que todo fue parte de una estrategia muy bien diseñada por un buen armador.

El triste papel de Felito Rodríguez

Tras aprobar durante dos años todas las iniciativas de la Alcaldía, Felito Rodríguez, quien es el único regidor que tiene el PRD en el ASDE, se convirtió en un aparente defensor del municipio con denuncias altisonantes que cuestionan la legalidad de las acciones del Ayuntamiento.

Habla de presuntas mafias en ciertas direcciones del ASDE y denuncia graves desvíos de fondos.

Incluso, hasta llegó a participar en manifestaciones en defensa del Parque del Este junto a activistas y comunitarios que desconocían que, al final, Felito les daría una puñalada por la espalda.

En el momento clave, Felito se puso de espalda a todo lo que defendió durante varios meses, y, bravucón, gritó que si él tiene que votar 20 veces por algo, lo hará siempre que se lo ordene su partido.

Lo hizo cuando varios munícipes lo acosaban al grito de “traidor” y “vende patria”.

Los tres regidores Mesa, Reyes y Felito, al final actuaron para servir al mismo propósito, y los tres se mostraron con clara incoherencia.

De los tres, los dos que más perdieron en esta parte del pleito han sido Danilo Mesa y Felito Rodríguez puesto que tienen aspiraciones políticas mayores.

Abraham Reyes llegó al puesto por una casualidad, que no es seguro que vuelva a repetirse.

Luego regresaremos con otros detalles que tocarán a otros concejales oficialistas y de oposición, además de a la Secretaria del Concejo, Adalgisa Germán.

Esto da para todos.

Además, en algunas ocasiones lo importante no es como se inicia, sino como se termina. Y, al final del año 2018, parece que algunos regidores están terminando bastante mal.

Los regidores del PLD y sus aliados demuestran cómo ejercen el poder en el ASDE + Vídeo

 

Vea también

Así fue la “incursión” de madrugada de la PN al campamento de los verdes en SDE + Vídeo

Por Robert Vargas Durante la madrugada de este 21 de enero, después del espectáculo brindado …

A las 3:00 AM los verdes instalaron este cartel en el peatonal frente a Los Tres Ojos

Por Robert Vargas Cuando el reloj marcó las 3:00 AM de hoy, día 21 de …

Comentarios: