Destacadas de CiudadOriental.comOpiniones

Defiende marcha por el «Fin de la impunidad»

Por Aneuri Peña
Leer en la prensa y escuchar pusilánimes, parásitos de la RD, que la marcha cívica del pasado domingo no tuvo éxito y que además era una marcha del PRM, desmeritándola, me llena de indignación y ahora entiendo porque a Juan Pablo Duarte, primero lo traicionaron, luego lo exiliaron y muere lejos de su patria, en el exilio. Siempre me preguntaba porque sucedió eso; pero también ahora comprendo porque también traicionaron a Gregorio Luperón y porque fue el golpe de estado al profesor Juan Bosch en el año 1963.

Y es que en aquellos tiempos, como ahora, existen dominicanos de malas maquinaciones que no creen en el futuro de la patria, que solo se dedican a criticar todos lo que va en favor del pueblo y en favor de las grandes mayoría, que hay dominicanos que le gustar lucrarse del poder y las dadivas de este, vivir del poder y congraciarse a cualquier precio, no importa que tenga que derramar las sangres de sus hermanos para defender lo indefendible.

Como van a decir que esa era una marcha del PRM. No es vano calcular cuántas personas fueron a la marcha….Todos esos periodistas, vividores, parásitos, lisonjeros, chupamedia pagados por el gobierno saben que lo que sucedió en esa marcha no tiene antecedentes alguno en la historia contemporánea de la República Dominicana.

Como también saben esas bocinas pagadas que nadie fue ahí porque le pagaron, porque le ofrecieron un pote de romo, porque le ofrecieron un pica pollo, porque le ofrecieron una cerveza, NO, porque ni transporte hubo, todo el que fue ahí, fue porque pago su pasaje y tenía la voluntad de ir, tenía un compromiso con la patria, alguno con muchas cosas que hacer, pero la patria los llamaba. Sencillamente, estímulo no hubo para ir a la marcha.

Vinieron personas de todo el país pagando su pasaje y hasta se sintió en el extranjero donde compatriotas dominicanos residentes en el exterior, de varios países y ciudades, como Barcelona, Boston, España, Estados Unidos, Florida, Holanda, Lawrence, New York y Puerto Rico.

En el lugar de los hechos no hubo contaminación de una actividad que inicio cívicamente y permaneció cívica, fuera de las banderías partidarias. Una actividad de dominicanas y dominicanos, que ejerció un derecho que le asiste como ciudadano.

La clase media estaba presente porque el pasajero se conoce por la maleta, ver personas de tez blanca sin denigrar otro color alguno, los rosaditos de la clase media, cabellos lacio, rubio oscuro, buenos celulares, cámaras profesionales en manos de esas personas y vestimenta que parecía todo, menos que fuera puesta para ir para una marcha, pues esta vez la clase media sí fue a la movilización……….

Como dijo una ciudadana sin apellido sonoro  y sin abolengo que con esta marcha, hay una luz al final del túnel y yo les pido que alcemos nuestra voz para defender la marcha del “Fin de la Impunidad” y la patria.

Pueden cuantificar, pueden decir que fueron 10, 40, 60 personas, es su derecho como aduladores, pueden bloquear la difusión de la marcha, pero lo que nunca podrán ocultar  es que esa marcha ha marcado un antes y un después, que esa marcha es el inicio de la toma de conciencia por parte de la ciudadanía, para defender su patrimonio, para defender a través de su voto, el patrimonio de la República Dominicana, que como decía una de las consigna: Te subimos, te bajamos, sin importar que sea el PLD, PRSD, APD, PRI, UD, PQD, PRD, PTD, ALPAIS, PRM,  estarán vigilante y que vayan a la cárcel lo que se cogen el dinero del pueblo y hagan negocios oscuros con el patrimonio del estado, sin importar como se llame y que apellido tenga.

Ya está bueno, ya estamos cansados de tanta impunidad, de tanta corrupción y una justicia inoperante que no funciona y por demás politizada. Un ministerio público muchacho de mandado que no asume su rol, que nunca ha concluido un expediente de ningún caso que atente contra el patrimonio del estado, la única investigación seria y sustentable que llevó el Ministerio público, fue la que llevo a cabo Guillermo Moreno con el caso del catedrático universitario Narciso González Medina, mejor conocido como Narcisazo y le costó el puesto. Así no.

Esos que marcharon están cansados de la corrupción, de la impunidad, de una justicia que ve y que se desaparezcan los dineros del estado y nadie caiga preso.

Un pueblo que sangra por la herida, que quiere que el gobierno responda a las necesidades de la población y no a las necesidades de un grupito.

“Mientras no se escarmiente a los traidores como se debe, los buenos y verdaderos dominicanos serán víctimas de sus maquinaciones”.
                                                                                                        JPD

Compartir:
Botón volver arriba