Destacadas de CiudadOriental.comPolítica

El PRM en SDE: ante la puerta de la gloria … o del infierno

Por Robert  Vargas / Perspectiva
El joven Partido Revolucionario Moderno, (PRM), transita hoy en Santo Domingo Este por un camino que lo puede llevar a la gloria o, sencillamente, al infierno.

La resolución del destino final de su tortuoso peregrinaje podría, a su vez, colocarlo en la senda del Palacio Nacional o hundirlo definitivamente en la oposición, en la que están desde agosto del año 2006, (cuando todos eran del PRD) ocasión en la que fueron desalojados del poder por el Partido de la Liberación Dominicana, tras el entonces presidente Hipólito Mejía fracasar en su fallido intento reeleccionista.

Lo que suceda hoy, 18 de marzo de 2018, en el PRM en SDE tiene cierta importancia puesto que, tradicionalmente, lo que sucede en materia electoral en este municipio es un reflejo de lo que puede suceder en el territorio nacional.

Es conocido que, hasta ahora, quien ha ganado las elecciones en este municipio, también lo ha hecho en la mayor parte del país.

Pero el asunto no es aquí si ganará el «luisismo» o el «hipolitismo», sino si los perremeístas serán capaces de dejar a un lado sus mañas y trampas heredadas «del viejo partido», como ellos le llaman al Partido Revolucionario Dominicano, (PRD), del que se desprendieron.

En el PRM en SDE se desarrolla de manera vigorosa una lucha de contrarios que no está determinada por contradicciones ideológicas ni políticas secundarias, sino que está marcada esencialmente por apetencias personales de poder, capaces de arrasar en pocos minutos con la organización que han logrado construir en poco tiempo.

Viejos y mañosos dirigentes partidarios cohabitan con  una juventud, que se presume sería el relevo generacional natural, pero que han heredado y puesto en práctica las mismas malas prácticas de los mayorcitos que lo han sembrado en una oposición que los arruina a todos.

«Nota para los recién llegados: en el «viejo partido», (PRD), del que surgió el PRM,  en SDE era extremadamente difícil que pudieran realizar una convención sin contratiempos y hasta se habla de que dirigentes de la organización hicieron causa común con el PLD, para evitar que su partido ganara en elecciones locales».

Entre todos los bandos que hoy se disputan los puestos de dirección existen, aunque no lo griten a los cuatro vientos, asomos de traiciones a quienes dicen «respaldar por delante», mientras «por detrás» hacen exactamente lo contrario.

Este tipo de acciones no son por cuestiones de estrategias políticas ni definiciones ideológicas, sino por puros revanchismos derivados de supuestos malos tratos de líderes de corrientes que, al parecer, no han sabido aquilatar sus funciones y actuar como tales, sino como jefes de pandillas.

Lo que hacen los jefes envían mensajes directos a los subalternos, en quienes influyen y determinan sus acciones futuras.

En Santo Domingo Este se han estado produciendo incesantes movimientos  y contactos «subterraneos»que podrían influir definitivamente en los resultados de las votaciones.

Si esto se proyectara al país, entonces podríamos concluir que la convención podría tender a ser una farsa en la que los actores escenificarán sus papeles, pero que a la larga podría derivar en efectos devastadores para el logro del objetivo final, que es el poder.

Principales candidatos PRM en SDE se comprometen a respetar resultados convención + Vídeo

Eso es tan posible, que los líderes de las dos principales tendencias en el PRM de SDE se vieron precisados el pasado viernes a suscribir un acuerdo compromiso mediante el cual se comprometen a respetar el resultado de las votaciones, algo que, se presume, no debería estar en discusión.

Si ellos firmaron ese «acuerdo de compromiso» es porque están convencidos de que «algo huele mal» y han querido enviar un mensaje de unidad mal disimulada.

El fantasma de las sillas volando, los golpes y los disparos acechan al PRM.

Si los fantasmas salen de las sombras para tomar el control del proceso, entonces se abrirán las puertas del infierno, brotarán los demonios  y los devorarán a todos.

Sin embargo, si esos demonios pudieran ser controlados y mantenidos a raya, entonces el PRM podría estar enviando un mensaje de unidad que los convertiría a los ojos del país político en opción de poder.

Una convención sin mayores sobresaltos sería una pequeña victoria que serviría para construir otros caminos de manera sólida hacia el Palacio Nacional y, de paso, le enviaría al Partido de la Liberación Dominicana, el mensaje de que están unidos y dispuestos a dar pelea y a ganar.

Si no son capaces de controlar sus demonios, entonces el PRM seguirá siendo un partido compuesto por «viejos robles»  repletos de miseria económica y espiritual y sin liderazgo más allá que de las mesas donde juegan dóminos.

Si actúan en sentido contrario, es posible que conquisten a la juventud y a las mujeres y que estos los llenen de sangre nueva con lo que podrían disfrutar de una luz al final del túnel en el que están metidos.

De todas maneras, en SDE están convocados hoy a las urnas unos 40 mil perremeístas, quienes deberán elegir a sus autoridades para los próximos cuatro años. 

La gran interrogante es saber si los líderes poseen conciencia de la responsabilidad que tienen en las manos.

Compartir:
Botón volver arriba