Opiniones

David Collado, y la galería del Tiempo

COVID-19 República Dominicana

Confirmados:
243,247
Fallecidos:
3,172
Recuperados:
197,622
Activos:
42,453
Actualizado el: 8 marzo, 2021 - 8:04 AM (-04:00)

Por Danilo Correa
Por primera vez en siglos, con David Collado se inicia una nueva municipalidad con jovial ideas comunitarias, fortalezas y pulcritud; bajo los escombros y saqueos del primer ayuntamiento de América.24 de Abril, 1494 hasta el 16 de Agosto, 2016.Calendario donde un joven asumirá este Cabildo, sin compromisos con la corona del Rey ni dictamines de príncipes. Alfareros de Ocasos

Según documentos históricos y resbalones de la realidad, los cabildos surgieron en momentos históricos del saqueo y exterminios contra los pobladores de América.

Tenían un sello y propósito por parte de la Corona Española, era proteger su botín, creando un marco legal, que aglutinara el sudor de la sangre y riqueza de los aborígenes, para ser transportada en sus barcos/galeras; al centrífugo poder del Viejo Mundo. Heredamos y aun somos esclavos de la corrupción. ¡Pero, llegó David Collado!

Y esa mañosa manera de dirigir los ayuntamientos sigue en pies tras huellas de siglos, y el paso de luchas por imponer climas de libertades en el tope de banderas democráticas, sin importar las fuerzas vertidas en el pavimento,

Aun así, no se ha sacrificado aquellas manas de robarles a los pobladores de la municipalidad el derecho al disfrute de espacios limpios, libre de contaminaciones, donde no florezca la oscuridad ni la Ciudad de Santo Domingo sea para sus vecinos y el turista el zafacón de América.
¡Pero, llegó David…!

Ayuntamiento del Distrito Nacional
Ayuntamiento del Distrito Nacional

El nuevo rostro de la Capital de la República Dominicana, descansa en la imagen y moralidad de David Collado, en quien confió un otoño de muchedumbre sepultada en el llanto de inquilinos anquilosados en siglos de barbaries que se reciclan cada cuatro años de esperanza municipal, desde aquel 24 de Abril…

El Alcalde de la Nueva Ciudad, talentoso muchacho; que apio chichiguas con su moderna manera de humanizar el discurso político, hace suya y lleva en su alma la visión y misión de Juan Pablo Duarte y su envestidura Trinitaria, en el sentido que los cabildos deben de servir a la colectividad que es quien le ha dado el poder. Así será la gestión del gobierno municipal del joven Alcalde del Distrito Nacional. David Collado
Por esa verdad objetiva es que el síndico; ¡llamó así, a David Collado, porque ese término es más manoseado los pobres de soledades que caballeros de coronas!

Sin lugar a dudas, la Capital Dominicana, según la historiografía nacional, no ha tenido un Alcalde/Sindico, que arrodillara los siglos en la garganta de sus munícipes. ¡Pero, llegó David…!

Este Palacio Municipal como los demás, pero este por su importancia primaria del poder político y económico, siempre ha servido de una manera u otras, para el enriquecimiento ilícito, pero con aspectos permitidos. Porque responde a la recaudaciones del gobierno /partido en el gobierno y como también fuera de la cosa pública. No conozco un ex síndico que haya salido como llego a la alcaldía. ¡Pero, llegó David…!

El Aicaide saliente del Ayuntamiento del Distrito Nacional, congrego todos los nubarrones entre las piernas y la parte baja de la historia, con la intención de sublevar el pensamiento municipalita contra el lago mísero de lo que arropado con el hollín de Duquesa sufragaron por la libertad democrática de no morir en el rampano del olvido en el dolor galero del oro corruptor

En la historia de la isla entera, no encontramos un asomo de pulcritud en las administraciones de los cabildos/ayuntamientos, estos amarran la soga de su mandato en el cuello de los recogedores de pinceladas y basuras arruinadas de poder. Pero, llegó David…!

Lo que pasa que primero los ayuntamientos /alcaldías, responden al gobierno ‘’constitucional’’, actuando como funcionarios al servicio del primer mandatario de la Nación. Y es su partido y la conveniencia del poder del Palacio Nacional, quienes designan quien va hacer el gobierno municipal. Pero, llegó David…!
Estas Plazas gubernamental edilicia, la convierten en mercados públicos, así es hasta hoy, de hecho, los ayuntamientos en este país son fondas de padrinos políticos. Intermedios/Comités de bases/centros de negocios turbios, atracan con los súper impuestos destinados al partido y tarjetas bancarias de sus autoridades, mientras sus vecinos son hojarascas del oficio! Pero, llegó David…!

Ahí también se debate el corrupto poder, se reciclan botellas, se toman recursos que son destinados para resolver la problemática de las ciudades, para opacar otras instituciones públicas, regalando dadivas, creando así tullio; encanecido haraganes, simuladores de Milagros. Todas estas formalidades obedecen al fortalecimiento de los típicos fraudes electorales, en todos los sentidos.

Pero no importa, el pueblo fue sabio en su vecindaria votación, escogió lo mejor del momento, porque en 14 años de crucifixión nadie fue ayudarle con su cruz, ‘’y esta cruz tan pesada y tan largo el camino…’’! Pero, llego David….!

Pero surgió de los hornos un hombre emprendedor que le prometió a la familia capitalina que él podía frenar el envejecido Tiempo y poner a respirar los pulmones de la esperanza, uniendo voluntades patrióticas. El alcalde de ahora, David Collado, recibió el apoyo de riveras represadas por cloacas, corruptas de administraciones vencidas por el odio de los surcos citadinos

Este alcalde, representa el lindero de cómo se manejaran los recursos de los isleños alambrados por el ansia de ediles lazarillos entre Ilíada/Odisea, amamantadas ficciones del Medioevo, y otras constelaciones, todo para el señor feudal; en franelas de impulcras utopías. ¡Pero, llegó David…!

Se escuchan en las glorietas de los parques citadinos, comentar, que hasta hemos tenidos en los cabildos de Quisqueya, Alcaldes de Zalamea. ¡Pero, llegó David Collado!

¡Felicidades señor David Collado, Alcalde del Primer Cabildo de América, botín del Tiempo….Estoy convencido como habitante en esta agujereada sombrilla de humareda y frustraciones, que usted nos sacaras de trasnochados siglos de promesas!. Con Dios
Quien suscribe es periodista

Compartir:
Botón volver arriba