Tránsito

Vídeo – Más de dos mil muertos en 2016 debido a este «deporte nacional» de los dominicanos

Por Robert Vargas
El pasado año 2016 más 2000 personas murieron en República Dominicana debido a esto que parece ser un «deporte nacional«.

Exactamente, según los registros oficiales, los muertos son 2,122 y los heridos, muchos de ellos graves y con lesiones para toda la vida, fueron 15,151.

Sencillamente: ¡Brutal!.

Por esos índices tan elevados de muertos y heridos, República Dominicana es algo así como la campeona mundial en víctimas por accidente de tráfico.

De poco sirve que se llame a la prudencia a los conductores, al menos hasta ahora.

Según ha informado Mario Holguin, ese buen hombre que decidió dedicar su vida a intentar prevenir accidentes de tráfico, la siniestralidad por ese motivo va en aumento en la República Dominicana.

Holguín y su  Observatorio de Datos para la Seguridad Vial FundaRD llevan un registro contínuo y minucioso de los accidentes de tráfico que se producen en este país caribeño.

Saben cuantos han muerto y cuantos resultan heridos.

El pasado año el asunto empeoró y superó con creces la siniestralidad del 2015 en un 9.04%.

En dominicana se producen al menos 43.82 muertes por accidente de tráfico por cada 100 mil habitantes cada año.

Eso es demasiado, si se toma en cuenta que en Europa apenas se producen 12 muertes por cada 100 mil habitantes.

Practicamente la mayoría de los conductores violan las reglas de tráfico en cualquier lugar, a cualquier hora y bajo culesquiera condiciones.

Después de todo, los violadores conocen que son escasas las consecuencias por esas infracciones.

Aunque saben que, con frecuencia, la paga por esas acciones es la muerte o lainvalidez de por vida.

Ya que los dominicanos parecemos incorregibles en las calles, avenidas y autopistas, los turistas que nos visitan deben tomar en cuenta ese detalle: en la República Dominicana la norma es violar la ley de tránsito, algo horroroso.

Como ejemplo, les mostramos este corto vídeo con escenas en Santo Domingo Este y el Distrito Nacional donde automovilistas y motoristas violan la luz roja con frecuencia increíble y, lo más interesante: ¡Sin consecuencias!

 

 

Compartir:
Botón volver arriba