Los condenados Héctor Luis Sánchez Disla y Jhoan Joel Flores (a) Babbum, en foto de archivo de Ciudad Oriental.
Los condenados Héctor Luis Sánchez Disla y Jhoan Joel Flores (a) Babbum, en foto de archivo de Ciudad Oriental.

Imponen 40 años de prisión principal implicado asesinatos policía y su hijo en Los Guaricanos

A otros implicados en el proceso, les fueron impuestas condenas de 10 y cinco años, otra le fue ordenada su libertad y un ultimo, continua prófugo.

Por Julio Benzant
Santo Domingo Este. Luego de demostrada la responsabilidad penal por el fiscal Nelson de Jesús Rodríguez, del Departamento de Litigación Definitiva, un tribunal de esta jurisdicción, condenó a 40 años de prisión al principal implicado en los asesinatos de un raso de la Policía Nacional y su hijo de dos años, el cual el llevaba en brazo, en un suceso ocurrido en el 2017 en Los Guaricanos, Santo Domingo Norte.

La condena de 40 años de prisión le fue impuesta a Héctor Luis Sánchez Disla, de 22 años, residente en la calle 30 número tres, sector Villas Agrícolas, en el Distrito Nacional.

Jhoan Joel Flores (a) Babbum, de 20 años de edad, residente en la calle Ortega y Gasset número 24, en el sector de Cristo Rey, en el Distrito Nacional, fue condenado a 10 años de prisión.

También los imputados Keiro Feliz, de 28 años de edad, y los ex cabos policiales, Pedro Girón de la Rosa y Antonio Johemi Suárez, de 25 y 29 años de edad, respectivamente, fueron condenados a cinco años de prisión cada uno.

En tanto, la imputada Paulina de la Cruz (a) La Reyna del Sur y/o La Gorda, fue ordenada su libertad, por insuficiencia de pruebas en su contra.

Las condenas y la absolución de la imputada, fueron dictadas por el Primer Tribunal Colegiado de la provincia Santo Domingo.

El imputado Sánchez Disla, condenado a 40 años de prisión, fue el delincuente que la noche del 30 de octubre del 2017, disparó varias veces contra el raso de la Policía Nacional, Paúl Encarnación Mejía, de 24 años de edad, en sector Ponce Adentro, en Los Guaricanos, de Santo Domingo Norte, presuntamente, para despojarlo de un teléfono celular.

Al momento del ataque a tiros, el raso Encarnación Mejía, cargaba en sus brazos a su hijo, Maicol Esteban Encarnación Báez, de dos años edad, quien sufrió una herida de bala en la cabeza y posteriormente, varios días después, murió.

El niño Encarnación Báez, fue ingresado en el Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Pediátrico doctor Hugo Mendoza, en Villa Mella, donde estuvo con ventilación mecánica, no presentó mejoría desde su ingreso y falleció.

De acuerdo a la acusación, pasada las diez de la noche del 30 de  octubre del 2017, en la calle 12 del sector Ponce Adentro, en Los Guaricanos, el hoy occiso se encontraba sentado frente a su residencia, con su niño cargado en brazos.

Fue en ese momento, que el ahora condenado a 40 años, Sánchez Disla, le realizó varios disparos al raso Encarnación Mejía, desde la parte trasera de una motocicleta marca Loncin, de color negro, que conducía Josué Taveras (a) Josué (quien posteriormente, murió, en un enfrentamiento con agentes de policía).

El raso abatido, al abalanzarse contra él los delincuentes, realizó varios disparos con su arma de reglamento, logrando (a pesar de estar mortalmente herido) impactar de un disparo en la pierna derecha, al malhechor Sánchez Disla.

Paula de la Cruz (a) La Reyna del Sur
Paula de la Cruz (a )La Gorda o Reyna del Sur

El agente policial, sufrió una herida de bala en la hemicara izquierda (parte lateral del cuello), sin salida, que fue la causa que le provocó la muerte, según el Acta de Levantamiento de Cadáver número 15066, emitido por el doctor Pedro Mejía, médico legista del Instituto Nacional de Ciencias Forenses (INACIF).

El raso asesinado, había sido reconocido el 10 de septiembre del 2017, por mayor general Ney Aldrin Bautista Almonte, director general de la Policía Nacional, tras rechazar un soborno económico, al decomisar 24 paquetes de marihuana en el tramo carretero Harás Nacionales-Monte Plata, en Villa Mella.

Junto con él, también fueron reconocidos el capitán Roberto José Andújar Romero, el segundo teniente Carlos Santana Peralta; el sargento César Santos Morillo y el también raso Juan Samuel De la Cruz Bello, quienes conformaban la patrulla que impidió el trasiego de la droga.

La motocicleta marca Loncin, habría sido alquilada a los delincuentes por el imputado, Keiro Feliz (condenado a cinco años de prisión), quien teniendo conocimiento de los sucedido en la moto, procedió a trasladarla y ocultarla en la provincia de Samana, donde fue recuperada por la Policía.

Los ex cabos de la Policía Nacional, que fueron condenados también a cinco años de prisión cada uno, Antonio Jhoemi Suárez y Pedro Girón de la Rosa, fueron los que vendieron, por 500 pesos, las municiones que utilizaron los delincuentes.

Ambos agentes, quienes daban servicios en unidades motorizadas (doble) en Los Guaricanos, fueron dados de baja por la Policía Nacional y sometidos a la justicia, donde les fueron impuestas medidas de coerción de prisión preventiva, por un juez de la instrucción, mediante las Resoluciones números 26744-ME-2017 y 26742-ME-2017.

La imputada Paulina de la Cruz (a) La Reyna del Sur, era señalada como la que habría suministrado las armas de fuegos ilegales que utilizaron los delincuentes, pero estas imputaciones no pudieron ser demostradas en el juicio, por lo que fue declarada su absolución.

En el juicio de fondo, el tribunal compuesto por Elizabeth Rodríguez Espinal (presidente) Julio Aybar y Marlon Espinosa Lebrón (miembros), encontró al condenado a 40 años, Héctor Luis Sánchez Disla, culpable en violentar los Artículos 2, 59, 60, 265, 266, 295, 296, 297, 298,  304, 379 y 382 del Código Penal Dominicano, que tipifican y sancionan la Tentativa, Complicidad, Asociación de Malhechores y el Asesinato.

También lo establecido en los Artículos 66 y 67 de la Ley 136-03, para el Control y Regulación de Armas, Municiones y Materiales Relacionados, que establece el régimen sancionador en la violación de la referida legislación.

 El párrafo II del Artículo 66 de la Ley 631-16 establece lo siguiente:  “Cualquier persona física que le quite la vida a otra para cometer robo con violencia, poseyendo un arma de fuego ilegal, será castigada con una pena de treinta (30) a cuarenta (40) años de privación de libertad”

En tanto, los demás condenados, fueron aplicadas las penas, por su nivel de colaboración en el suceso.

Los imputados estuvieron como defensas técnicas a los letrados July Adames (defensora pública), Santa Brea, Rosario Pérez Sierra, Vicente del Orbe, Manuel de Jesús Rivera, Leopoldo Samuel Carvajal yAdán Ozuna.

Todos deberán cumplir las penas impuesta en la penitenciaría Nacional de la Victoria.

La lectura integra de la sentencia fue fijada para el 26 de julio del año en curso.

Vea también

Nieve Luis Sierra Gómez es conducido por escoltas de la Policía Judicial (Foto archivo de Ciudad Oriental ).

Imponen 30 años de prisión raso PN asesinó estudiante para robarle celular en Villa Mella

El crimen del joven estudiante conmovió a la opinión pública nacional, que se enteró de …

Palacio de Justicia en Santo Domingo Este.

Mujer y su amante condenados a 30 años de prisión por lanzar “ácido del diablo” a marido

Por Julio Benzant Santo Domingo Este. Tras acoger la solicitud de la fiscal Ivette Mateo, …

Comentarios: