BarriosVideos

En MATRISA plantan resistencia a pretensiones iglesia católica

COVID-19 República Dominicana

Confirmados:
240,773
+572 Nuevos
Fallecidos:
3,130
+12 Nuevos
Recuperados:
193,433
Activos:
44,210
Actualizado el: 3 marzo, 2021 - 4:04 PM (-04:00)

Por Robert  Vargas
En la urbanización María Trinidad Sánchez, (MATRISA), en el norte de Los Mina, la comunidad está resuelta a contener las pretensiones de la iglesia católica de apoderarse de una porción de un área verde de propiedad pública, y que forma parte de un parque del vecindario.

Ayer, según denunciaron el arquitecto Celton Díaz, varios vecinos y el regidor reformista Tácito Perdomo, una brigada de trabajadores dirigidos por una ingeniera hicieron una zanja en la que, según su versión, sería construida zapata para  dar paso a  una pared con la intención  de ampliar el área en poder de la iglesia católica en un terreno de propiedad pública.

Los trabajos fueron detenidos por la intervención del vecindario, que está resuelto a evitar que la iglesia Santísima Trinidad tome para ella un nuevo lote del parque.

El concejal Perdomo le dijo a Ciudad Oriental que la litis entre  los vecinos de MATRISA y la iglesia católica está en manos de una comisión del Concejo de Regidores para su estudio.

Comentó que representantes de la parroquia Santísima Trinidad han sido invitados por la comisión de regidores, pero aquellos no han asistido.

Advirtió, sin embargo, que el Ayuntamiento no puede enajenar terrenos del municipio a favor de particulares.

Según Díaz, la parroquia pretende adueñarse de un área del parque (en construcción) y advirtió que la comunidad no lo permitirá.

Rostros sombríos, de apariencia triste, en anuncio de “Decora tu parque”

Informó de que la zanja que hicieron obreros, supuestamente al servicio de una ingeniera que trabaja para la parroquia, sería tapada.

El conflicto entre la comunidad y la parroquia católica se ha extendido durante varios años.

La iglesia, se mantiene firme en sus propósitos y la comunidad persiste en su resistencia, aunque esta “está dividida”, según dijo una comunitaria.

En el Concejo de Regidores, mientras tanto, varios concejales han expresado su rechazo a entregar a la iglesia o cualquier otro sector una parte del parque, que es para disfrute de toda la comunidad, sin importar religión, raza ni posición económica.

Compartir:
Botón volver arriba