Opiniones

¿Es mucho pedir que las autoridades eviten que un preso mate a Benzant?

COVID-19 República Dominicana

Confirmados:
239,009
+804 Nuevos
Fallecidos:
3,093
+11 Nuevos
Recuperados:
190,295
Activos:
45,621
Actualizado el: 27 febrero, 2021 - 5:19 PM (-04:00)

Por Robert Vargas
¿Cuántos periodistas, periódicos digitales y programas de televisión hay en Santo Domingo Este?, son muchos. Muchísimos.

De estos, ¿Cuántos se dedican a “cubrir” efectivamente día a día las principales fuentes de noticias del municipio?

Sin temor a equivocarnos, sostenemos que esto solo lo hace Ciudadoriental.com.

Ningún otro medio local ni sus periodistas dedican tanto esfuerzo y dedicación a buscar las noticias hasta debajo de las piedras para llevarlas a los casi 900 mil habitantes que tiene este municipio.

Veamos el caso de la fuente del Palacio de Justicia en SDE.

Solo un periodista, Julio Benzant, de todos los que existen en este municipio y en la República Dominicana, va cada día a esa fuente a buscar historias que puedan ser de interés para la comunidad.

¿Dónde están los demás periodistas?

En cualquier otro lugar, pero no en el Palacio de Justicia.

Esto explica que Benzant aporte cada día historias frescas e impactantes del acontecer judicial local.

Es el único de los periodistas que se sienta en las salas de audiencias a observar y escuchar los procesos judiciales de casos pequeños y otros no tan pequeños.

Él les da seguimiento a los casos, desde que inician hasta que concluyen.

Va los juicios de casos surgidos a partir de crimenes horrendos, de corrupción, narcotráfico, sicariatos… en fin, todos los casos.

¿Cuál otro periodista hace eso en Santo Domingo Este?

Ninguno.

¿Cuál otro medio que no sea Ciudad Oriental da un seguimiento contínuo a los casos que tienen como escenario el Palacio de Justicia de la provincia Santo Domingo?

Ninguno.

Es más, los medios nacionales solo envían sus reporteros a la fuente judicial local cuando hay algún caso que trasciende la frontera de SDE?

Ellos vienen, recaban algunos datos y se largan.

Regresan cuando hay un caso extremo.

Sin embargo, Julio Benzant y Ciudad Oriental siguen allí, escarbando e informando cada día.

Eso explica que en varias ocasiones Benzant ha sido agredido por artistas y criminales y hasta amenazado por policías.

No es tarea sencilla.

Es un riesgo permanente.

Pero él sigue allí, recabando datos para construir historias.

Y Ciudad Oriental las publica cada día.

Otro caso, ¿Cuáles periodistas van cada día a la fuente policial en SDE en busca de informaciones?

Solo Julio Benzant.

En esa tarea, por tanto, ha logrado tener una amplia base de relaciones a todos los niveles, y se ha rodeado de gentes que lo quieren y otros que quieren verlo muerto.

Siempre es así.

Mencionamos estos detalles porque hace pocos días, Julio Benzant fue atacado por un asesino condenado a 20 años de prisión cuando estaba en los pasillos del Palacio de Justicia sin grilletes en las manos.

Ese criminal pudo haber matado a Benzant.

El informa no solo de ese asesino, sino de todos  los demás.

¿Cual otro periodista en SDE corre ese riesgo?

Ninguno.

Con nuestra labor informativa corremos riesgos. Lo sabemos.

Pero también ayudamos a construir liderazgos y a llevarle a la población muchas informaciones que, si no las decimos, se quedan ocultas.

Otros periodistas prefieren mirar para otro lado para no crearse problemas y solo se les ve puntuales y seguros cuando hay fiestas o “huelen” que van a hacer regalos.

A nosotros no nos ven en esos lugares y, si vamos, traemos historias muy distintas.

Preferimos buscar noticias.

Eso nos garantiza tenerlos a ustedes de lectores, que siempre buscan noticias frescas.

Es más, por eso mucha gente dice que “en Ciudad Oriental publican noticias que otros no dicen”.

Finalmente, solo queremos solicitarle a las autoridades que cuiden que a Julio Benzant no lo asesine alguno de esos criminales preferidos del sistema carcelario dominicano que lo llevan al Palacio de Justicia sin grilletes y libres de hacer  lo que les de la gana.

Claro, si no es mucho pedir.

 

Compartir:
Botón volver arriba