Destacadas de CiudadOriental.comEconomía

Adán Peguero explica forma en que auspiciará crecimiento de las Mipymes desde el INPOSDOM + Vídeo

COVID-19 República Dominicana

Confirmados:
139,396
Fallecidos:
2,315
Recuperados:
113,263
Activos:
23,818
Actualizado el: 26 noviembre, 2020 - 12:04 PM (-04:00)

Por Robert Vargas
Cuando el presidente Luis Abinader designó a Adán Peguero al frente del Instituto Postal Dominicano, (INPOSDOM),  más de uno dejó escapar por lo bajo una risita burlona.

-“¡Mira qué fue lo que le dieron!”, comentaban con cierta sorna, puesto que esperaban que Peguero, quien es el Presidente municipal del Partido Revolucionario Moderno en Santo Domingo ESte, aspiraba a ser el Administrador de los Comedores Económicos del Estado.

Sin embargo, a Adán Peguero lo que Abinader le entregó fueron algunos “limones”, por tanto, él aprovechará esa oportunidad para ….¡Hacer limonadas!, y espera que sean de las mejores del “barrio”.

Hace un par de noches, Peguero nos visitó y conversamos ampliamente  sobre sus planes en el INPOSDOM.

Una de las preguntas que le hice fue “¿Qué rayos sabes tú de correos?”.

Cuando yo conocí a Adán él efra apenas un chiquillo que concluía el bachillerato en el nivel medio. Siempre ha sido un tipo avispado, con quien se puede estar o no de acuerdo, pero nadie puede negar que surgió “de la nada” y hoy es una de las principales políticas de Santo Domingo Este.

Por tanto, al conocerle se que él puede dar para muchas cosas, pero no imaginaba cómo podía insertarse en el mundo de las correspondencias.

Y esta es la respuesta con la que me “desarmó”: él es ingeniero en Informática, Ingeniero Industrial y Administrador de Empresas, tres carreras que le pueden servir para pensar en abstracto y mirar más allá de la curva.

Entonces, me habló de sus planes de convertir al INPOSDOM en un instrumento para el desarrollo de las micros, pequeñas y medianas empresas en República Dominicana.

Me lo contó ajustando su pensamiento a la realidad actual, donde ya los “carteros” prácticamente han desaparecido.

“El INPOSDOM  es mucho más que cartas. Eso quedó en el pasado”, me dijo.

Entonces, entró en materia al explicarme que esa institución tiene un servicio de “courier” que puede ser usado perfectamente por los micros, pequeños y medianos empresarios.

Destacó que el INPOSDOM tiene representaciones locales en al menos 138 lugares distintos en el territorio dominicano.

Es el único “courier” con sedes en todas las provincias, incluidas las de la frontera.

Destacó que siendo así, cualquier empresario o persona puede comprar su mercancía en cualquier parte del país y  recibirla a través del INPOSDOM .

-“Por ejemplo, si fabricante de cualquier mercancía que está en la provincia La Altagracia le vende sus productos a otro que está en Dajabón, puede enviarlos a través del “courier” porque tenemos delegaciones en ambos lugares. Nadie tiene esas ventajas comparativas”, dijo entusiasmado.

Cuando me lo comentaba, yo iba pensando en la certeza de ese razonamiento y de esos planes puesto que, con cierta frecuencia, nosotros, en Ciudad Oriental, compramos mercancías en China o cualquier ciudad de Estados Unidos. Es común que los suplidores usen el servicio postal estadounidense para transportar las mercancías.

Por igual, pensé en  que uno de “mis muchachos” fabrica piezas en sus impresoras 3D y bien podría usar esos servicios para hacer llegar sus mercancías a sus clientes.

Pero, hay un problema : la confianza

Hubo un tiempo en el que la gente dejó de confiar en el correo oficial porque se perdían muchas correspondencias.

Sin embargo, Peguero dijo que ha podido confirmar que eso es cosa del pasado y que en el courier del INPOSDOM eso fue superado.

Además, detalló que dotará a esa institución de un sistema de rastreo de las mercancías para que los usuarios, con un “tracking” puedan conocer exactamente en donde se encuentra su producto en cualquier momento.

En pocas palabras, Adán se propone “hacer limonadas” con los “limones” que le entregó el presidente Luis Abiander.

 

Compartir:
  • 178
    Shares
Botón volver arriba