Destacadas de CiudadOriental.comSucesos

Continúa hoy búsqueda macabra en el fondo del mar cadáver de una niña del Ens. Isabelita; la perra Lola entra en escena

Audio con la confección del presunto asesino

COVID-19 República Dominicana

Confirmados:
146,009
+812 Nuevos
Fallecidos:
2,335
+1 Nuevos
Recuperados:
115,992
Activos:
27,682
Actualizado el: 3 diciembre, 2020 - 12:50 PM (-04:00)

Por Robert Vargas
Con la entrada en escena de la perra Lola entra hoy en su segunda jornada la búsqueda macabra en el fondo del mar del cuerpo de una niña de nueve años que habría sido violada y estrangulada por un hombre, de 40 años de edad, en el sector Isabelita, de Santo Domingo Este.

Tras permanecer durante varias horas sumergidos en el agua, los buzos del Cuerpo de Bomberos de Santo Domingo Este, se vieron precisados a suspender la búsqueda, ayer al atardecer, debido a la poca visibilidad en el fondo del mar y a la turbulencia del agua, que amenazaba con arrojar a los rescatistas contra las rocas.

El drama comenzó cuando, hace un par de días, se dio la voz de alarma de que había desaparecido una niña de nueve años en el barrio popular de Isabelita, en el Sur del municipio Santo Domingo Este.

Tras ver los vídeos de una cámara de vigilancia en el barrio, los investigadores comenzaron a sospechar de un hombre, Estarlin Francisco Santos, de oficio panadero, hacia cuya vivienda se ve ingresar a la niña desaparecida.

Luego de varios minutos, Santos abandona la vivienda en una motocicleta con un saco en el canasto.

La niña, según muestra el vídeo, nunca salió de la vivienda, por lo que Santos se convirtió en el principal sospechoso.

Al ser arrestado e interrogado por los oficiales de la Policía, el individuo admitió que la niña lo visitó porque él le había prometido regalarle un teléfono celular y que, al ella llegar a la vivienda, “resbaló”. y se golpeó la cabeza.

Narró que no llevó a la niña a un hospital ni a donde su familia para evitar que iniciaran averiguaciones porque eso “me iba a provocar problemas”, por lo optó por estrangularla y meter el cadáver en un saco, que luego lanzó, supuestamente, al mar Caribe, en los arrecifes próximo al Kilómetro 14 de la autopista Las Américas.

Antes de lanzar el cadáver al fondo del mar, él le dijo las autoridades que le introdujo piedras y lo ató con alambres para evitar que flotara.

Durante la noche, el sospechoso llevó a los investigadores hacia el lugar donde presuntamente lanzó el cadáver.

Los buzos no dan con el cuerpo

Ayer, desde temprano, buzos voluntarios y de la Armada de República Dominicana, desplegaron una búsqueda intensa en el área donde, supuestamente, fue lanzado el cadáver. Sin embargo, no lo encontraron, y los miembros de la Armada se retiraron “a buscar más oxigeno” para sus tanques. Nunca más regresaron.

En horas de la tarde, la policía solicitó el auxilio del Cuerpo de Bomberos de Santo Domingo Este, que de inmediarto despachó hacia el lugar a cuatro de sus buzos, quienes iniciaron la búsqueda.

Dos de los buzos llevaban tanques de oxigeno y se sumergieron en las profundidades, mientras los otros dos servían de apoyo a sus colegas y hacían búsquedas en superficie y en áreas intermedias.

Varias horas después, la oscuridad en el fondo y la turbulencia de las olas, los obligó a retirarse, sobre todo, poco después de que una ola estuvo a punto de arrojar hacia los arrecifes a uno de los bomberos.

Los bomberos no están seguros de que estén buscando en el lugar correcto

El Intendente del Cuerpo de Bomberos de Santo Domingo Este, Coronel Rafael Javier Bueno, que dirigía la operación, le explicó a Ciudad Oriental que no estaban seguros de que estuvieran buscando en el lugar correcto.

Dijo que cuando ocurre el lanzamiento de un cadáver en ese lugar, se producen cuatro posibilidades:

  • a) Que el cuerpo flote
  • b) Que queda atrapado entre las rocas
  • c) Que se aleje de los arrecifes y
  • d) Que sea arrastrado por las corrientes marinas hacia el Oeste.

Aunque sus hombres son expertos en el tipo de trabajo que realizan, no están buscando con la certeza de que estén en el lugar correcto.

Entra Lola en escena

Ante esta realidad, los Bomberos llevaron al lugar a “Lola”, una perra experta en seguir el rastro de una persona a partir del olor de alguna prenda de la presunta víctima.

Lola llegó ayer, al atardecer, para unirse al equipo de búsqueda, pero se quedó esperando a que los investigadores le llevaran alguna prenda de la niña para intentar encontrar su rastro y determinar el último lugar en que su cadáver estuvo, si es que realmente fue lanzado al mar en ese entorno.

Con esa información a mano, los buzos harían un trabajo más preciso.

Lola ya ha localizado al menos a tres cadáveres siguiendo esa misma técnica.

Los Bomberos de SDE tienen operativos otros dos perros entrenados en especialidades distintas. Uno busca personas vivas bajo escombros, y otro localiza cadáveres.

Lola tiene como especialidad seguir el rastro de personas.

Un equipo especializado de los Bomberos de SDE está a cargo de esta unidad canina, que ingresó al servicio con los auspicios del ex alcalde Juan de los Santos.

Por otra parte, se esperaba que los investigadores llevaran temprano, hoy, la ropa de la niña, para que Lola comenzara a hacer su trabajo.

Si a Lola le dan lo que necesita, ella hará su trabajo.

Lola Junto a sus entrenadores y el intendente Javier Bueno
Lola Junto a sus entrenadores y el intendente Javier Bueno

Mientras tanto, el sospecho está bajo custodia policial, para ser imputado de asesinato por el Ministerio Público, que solo tiene a mano un video en el que se ve a la niña ingresar a la vivienda del sospechoso, la confesión de este, y otro vídeo en el que se le ve salir de la vivienda con su moto y un saco detrás, pero no hay cadáver, aún.

Según el Código Procesal Penal dominicano, no basta que el individuo confiese el crimen para condenarle. Es necesario que se le demuestre la culpabilidad.

Anoche, vecinos del barrio Isabelita, hicieron una caminata para reclamar justicia.

Los arrecifes y el río Ozama convertidos en depósitos de cadáveres

Por otra parte. el Intendente del Cuerpo de Bomberos de SDE, explicó a Ciudad Oriental que tanto los arrecifes del junto al Mar Caribe, en la autopista Las Américas, y el río Ozama, se han convertido en depósitos de cadáveres.

Reveló que, según sus estadísticas, al menos 15 cadáveres son sacados cada mes por sus buzos en conjunto del mar caribe y del Rio Ozama.

Algunos han sido víctima de homicidios y otros de suicidios.

Según sus explicaciones, en el rio Ozama, en muchas ocasiones, los cadáveres son encontrados en estado de descomposición.

Compartir:
  • 7
    Shares
Botón volver arriba