DICOM usa los detalles para atraer la atención sobre el ITSC + Video

Por Robert Vargas
¿Dónde radica la “genialidad” de los productores de vídeo de la Dirección de Información y Comunicación (DICOM), de la presidencia de la República?

Algunos podrían creer que se trata del uso de costosos equipos de altísima tecnología. Están muy equivocado.

El “truco” está en detenerse a observar los detalles de las cosas simples que pueden ser elaboradas hasta convertirlas en conceptos, en ideas centrales que pueden motivar el impulso a la acción de quienes aún no se deciden por algo en lo que la Presidencia está enfocada y tiene interés particular.

Lo hacen cada día con unos cortos vídeos excelentemente elaborados mediante los cuales proyectan su propaganda para convencer a los audio-observadores.

Combinan de manera espectacular las tomas de cámaras generales, con primeros y primerísimos primeros planos, con ligeros “paneos” y enfoques selectivos, entre otras técnicas de cine, que le aportan a los vídeos una animación con la que “obligan” al observador a mantener la vista fija en la historia.

Se trata de historias construidas, elaboradas, a partir de hechos cotidianos, pero que son elevados a la calidad de arte visual y auditivo siempre con un mensaje básico y simple.

Cada uno de esos vídeos trata de una historia específica, concreta y comprobable sacada de la realidad del campo, del barrio, de la calle, de la escuela, de la oficina…¡De cualquier lugar!

Sus guiones son precisos y cada palabra, acción o gesto tienen una intencionalidad. Nada es por casualidad.

El equipo de producción detrás de esos cortos sabe lo que hace.

Combina publicidad, propaganda, psicología, economía, ciencias y otras ramas del saber para “meterse” en la cabeza de quienes observan y escuchan sus producciones.

Eso fue lo que hicieron esta semana con el ITSC

Construyeron una historia a partir de un hecho real que involucra al Instituto Técnico Superior Comunitario, (ITSC), y a uno de sus egresados: Jhonson Hernández, un chico que llegó a este centro de estudios y logró materializar su sueño de convertirse en Técnico Superior en Gastronomía.

La historia va desde un detalle tan simple, como no tener pasaje, hasta mostrarlo convertido en una persona de éxito al frente de una sección de cocina en una importante empresa.

Su oportunidad de crecer le llegó en el ITSC, que está allí, en el Distrito Municipal San Luis, en Santo Domingo Este.

¿Cuál es el propósito de esa historia?

En esencia, mostrar a la juventud que tienen allí una oportunidad para la superación y lograr la anhelada movilidad social.

Muchas personas desconocen las carreras que alli son ofertadas y otros creen que el costo de la matrícula es enorme.

Esta última parte (costo de la matrícula) es importante detallarla: puede decirse que es “insignificante”.

Conozco casos de estudiantes que estudian la carrera de Técnico Superior en Desarrollo de Software, y apenas pagan 500 pesos por cada cuatrimestre. 

Ojalá y DICOM logre su propósito y los jóvenes acudan a este centro en busca de la formación técnico profesional necesarias para insertarse con éxito en el mercado laboral.

Es más, es posible que cuando lo hagan, consigan trabajo mas rápido y mejor pagado que si fueran a la Universidad. 

Quizá algunos entiendan que el progreso personal no depende de la suerte, sino de la preparación para afrontar los desafíos.

 

Videos de Ciudad Oriental en Youtube
Videos de Ciudad Oriental en Youtube

Vea también

ITLA e Inafocam gradúan 74 nuevos docentes tecnológicos

Por Yolanda Tapia Boca Chica, La Caleta.– Más de 70 educadores recibieron este sábado 7 …

ADP premia maestros ganadores Concurso Investigación Educativa

Santo Domingo.- La Secretaria de Investigación y cultura de la Asociación Dominicana de Profesores/as (ADP) …

Comentarios: