COVID-19 RD
Confirmados: 109,269 +486 Nuevos Fallecidos: 2,064 +10 Nuevos Recuperados: 82,741 Activos: 24,464 Actualizado el: 22 septiembre, 2020 - 1:49 PM (-04:00)
Destacadas de CiudadOriental.comPolítica

Le mostramos en detalles con quién es la tiradera de El Boli en SDE

COVID-19 República Dominicana

Confirmados:
109,269
+486 Nuevos
Fallecidos:
2,064
+10 Nuevos
Recuperados:
82,741
Activos:
24,464
Actualizado el: 22 septiembre, 2020 - 1:49 PM (-04:00)

Por Robert Vargas
Sin duda alguna, Bolivar Valera, (El Boli), es un tipo mediático. Bastó con que él publicara un tuits en el que pedía a sus compañeros peledeístas de la Circunscripción 2 de Santo Domingo Este que lo soltaran “en banda” para que las redes se encendieran.

Pero lo que desconoce la mayoría de los que asisten a la recién revelada “tiradera”, en la que El Boli es uno de los protagonistas, es  cuál es el origen de esta y quién es el que está del otro lado, en silencio, pero rodeado de un pequeño “ejército” dispuesto a defenderlo y a  lanzar ataques.

Algunos medios, de forma muy inteligente, quisieron presentar el post del “influencer” y diputado por la tolda morada, como que este se estaba alejando del Partido de la Liberación Domninicana, (PLD), y mostraron el asunto de manera superficial, sin ir a la raíz.

En la “tiradera” no declarada, pero con acciones concretas que la “certifican”, participan “El Boli” de un lado, y su colega diputado peledeísta Rafael Castillo, ambos de la Circunscripción  2 de SDE.

El principio

Agonizaba el mes de Junio del año pasado cuando El Boli sorprendió a todos al inscribir su precandidatura a diputado morado por la Circunscripción 3.

Lo hizo por allí, al realizar una hábil jugada puesto que, cuando se aproximó al Comité Intermedio Gregorio Luperón, en la avenida Venezuela de Los Mina a inscribirse, cambió de plan rápidamente, puesto que allí lo esperaba “una trulla” de viejos peledeístas para oponerse a su iniciativa.

Rafael Castillo
Rafael Castillo

Ese día, 30 de junio del 2019, El Boli no llegó solo, sino que llegó como si fuera un chico asustado dentro de un poderoso todoterreno en el que compartía espacio con Roberto Salcedo, quien todavía era peledeísta. Otras personas también estaban en el lugar, al lado del parque que está junto a los transformadores.

Ciudad Oriental estuvo presente y fue testigo de lo sucedido.

Al enterarse Salcedo del escenario que estaba preparado para recibir y repudiar a El Boli, la comitiva tomó rumbo hacia la avenida Charles de Gaulle donde estaban inscribiendo a los pre candidatos por la Circunscripción 3. Y allí se convirtió el “influencer” en pre candidato, pero su objetivo era presentarse por la Circunscripción 2, donde él creció, al lado de El Cachón de la Rubia, en Lucerna.

Al acto de inscripción de El Boli asistió la entonces diputada Karen Ricardo.

El gran giro y el inicio de la tiradera

La cuestión tomó un giro dramático cuando la Comisión Electoral del PLD aceptó que Valera fuera candidato por la Circunscripción 2, por la que finalmente ganó la diputación.

Tan pronto fue admitida la pre candidatura de El Boli por la Circunscripción 2, el también pre candidato Rafael Castillo, lanzó el primer golpe. Inició la “tiradera”.

Seleccionó a El Boli, un novato en política, como su contrincante.

Castillo corrió a la Comisión Electoral a impugnar la candidatura del productor de “El Mañanero”, pero fracasó en el intento.

De allí corrió un poco más y se fue al Tribunal Superior Electoral para impugnar la candidatura del chico de Lucerna y ahí también se fue de bruces.

Rafael Castillo, un político curtido, con estructura y con recursos, mostró así algo de debilidad al seleccionar a un novato como su contrincante a quien lanzó severos “puñetazos” tratando de invalidar la pre candidatura de este.

Ahí comenzó todo. Cada cual siguió por su lado. Castillo con su poderosa estructura y El Boli con su carisma y trabajo comunitario.

Llegado el día de las primarias, Castillo y El Boli quedaron victoriosos y otros veteranos peledeístas mordieron el polvo de la derrota.

Pero las cosas no quedaron ahí.

Iniciaba la “lucha callejera” por conquistar los votos para las elecciones congresuales de Julio. Los dos del PLD se enfrentaban a todos los demás de los entonces opositores.

Parece que la candidatura de El Boli,  a Castillo le provocaba cierto temor.

Los dos competían en el mismo escenario buscando los votos en el mismo mercado.

Uno, un tipo mediático; el otro un político veterano.

En el trayecto visitaron los mismos lugares y escucharon las mismas solicitudes de las comunidades.  Cada cual a su manera.

Y este es el punto.

En Los Tres Brazos la gente le pide siempre lo mismo a todos los políticos: un hospital y un polideportivo, entre otras cosas.

Todos escuchan los pedidos.

Solo que “El Boli”, los escuchó, hizo apuntes y, tan pronto pudo, corrió a la Cámara de Diputados y presentó un ante-proyecto de resolución solicitando la construcción del hospital y del polideportivo.

Castillo tenía pensado hacer eso, pero El Boli se le adelantó.

Eso ha desatado los demonios y la tiradera saltó a los medios nacionales con el tuits de Valera.

Hemos tratado de contactar a Rafael Castillo para obtener su parecer, pero no hay forma de que responda las llamadas a su teléfono.

De su lado, El Boli reconoce la veteranía, fortaleza política, capacidad e inteligencia de Castillo, pero advierte que no dejará de ser el comunitario de siempre.

Por eso, dice, le pidió al presidente Luis Abinader que le construya el hospital a los vecinos de Los Tres Brazos.

-“Yo, como diputado, seguiré siendo el comunitario de siempre y gestionando soluciones para mi comunidad”, le dijo Valera a Ciudad Oriental.

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar