Tonty explica dónde está la raíz de la corrupción y cómo cortarla +Vídeo

Por Robert Vargas
Tonty Rutinel no es cualquier político. Con él se puede o no estar de acuerdo, pero él sabe lo que quiere. Y lo busca. No es ni ha sido un político de oficinas.

Sus más recientes pronunciamientos de contenidos netamente políticos, acompañados de acciones concretas, como ir a caminar con los verdes contra la corrupción y por el fin de la impunidad, ya dicen algo de este hombre que fue capaz en el pasado de enfrentar al líder histórico del PRD, José Francisco Peña Gómez, y luego ser diputado y senador.

Como muchos conocen, Tonty reside en el Ensanche Isabelita, Santo Domingo Este, detrás del Club del Legislador, pero es ampliamente conocido en Los Alcarrizos, después de todo, él fue quien promovió y logró la división territorial que parió la provincia Santo Domingo.

Por eso no extraña que cuando fue el pasado domingo 30 de julio a la Marcha Verde de Los Alcarrizos, él fuera saludado con afecto por vecinos de esa comunidad.

Tonty, en el centro, explica brevemente a Manuel Jiménez (i), su propuesta. A la derecha, Fernando Peña.
Tonty, en el centro, explica brevemente a Manuel Jiménez (i), su propuesta. A la derecha, Fernando Peña.

Lo vimos hacer el recorrido completo, desde que inició allá, frente al hospital Marcelino Vélez, hasta que concluyó a la entrada de Los Alcarrizos, en la autopista Duarte.

Sudó “como un caballo”.

Estaba tan emocionado que no tomó en cuenta que el año pasado padeció de una lesión en el sistema cardiovascular que obligó a una serie de procedimientos quirúrgicos.

Este año también estuvo afectado de salud.

Pero se levantó de la cama y ahí anda.

Da la impresión de que la política lo rejuvenece.

Y sabe que el resto de vida que le queda debe invertirlo en escribir páginas para la historia. Como termine, así será recordado. El lo sabe.

Tonty está convencido de que las cúpulas de los partidos se protegen mutuamente en las prácticas corruptas y sostiene que un movimiento como Marcha Verde puede acabar con todo eso.

Sigue siendo el mismo rebelde de siempre.

No cambia.

Tiene sus ideas y conceptos que lo definen. A veces es “demasiado radical”, dicen algunos.

Posee las cualidades de un propagandista, que sale personalmente a promover sus ideas por cualquier medio.

Y también las de un agitador político, que da discursos tiernos que finalizan en una explosión de emociones que impulsan a la acción.

Como colofón, es un activo organizador de masas y de ideas.

Ha vivido a plenitud la historia contemporánea de la República Dominicana de los últimos 50 años, desde aquellos tiempos en que era dirigente estudiantil, y cuando fue enviado al exilio.

Todo el liderazgo político y empresarial lo conoce bastante bien y es posible que ahora se esté preguntando qué hace Tonty caminando junto a los verdes.

Él no ha escondido sus propósitos.

Incluso, el domingo pasado se lo dijo de viva voz a todos los “verdes” que él conoce y con quienes entabló breves conversaciones mientras caminaba.

Yo no estoy seguro de que los “verdes” lo entiendan.

Después de todo, es posible que tengan visiones estratégicas muy distinta, pero Tonty no deja de reconocer que en la Marcha Verde “está el pueblo” y le pide al presidente de su Partido Revolucionario Dominicano que rompa la alianza con el PLD y se una al pueblo, como antes.

Con su experiencia de ex diputado, ex senador y dirigente del PRD conoce dónde es que nace la corrupción, de la que cree que no se acabará con la condena de 14 implicados en el caso Odebrecht.

Es del criterio que hay que ir a la raíz del mal, al Congreso Nacional, a la forma de elegir sus miembros y la creación de nuevas leyes que frenen por siempre a las “castas” de los partidos a las que considera ser las auspiciadoras de la corrupción y la impunidad que corroe al país.

Tonty está convencido de que las cúpulas de los partidos se protegen mutuamente en las prácticas corruptas y sostiene que un movimiento como Marcha Verde puede acabar con todo eso.

Lo que no está claro es si los “verdes” serán capaces de, por lo menos, escuchar sus propuestas para debatirlas.

Se sabe que los verdes son capaces de incluir en sus reclamaciones la construcción de aceras, contenes, puentes y otras obras de infraestructuras, junto a sus reclamaciones de fin de la corrupción y la impunidad.

Ahora bien, ¿Serán capaces de mirar más allá de la curva?

La Marcha Verde no es un partido político, sino pueblo llenó de valentía y deseos de acabar con la corrupción. Pero, dice Tonty, “hay que ir a la raíz, no se pueden quedar en las ramas”.

¿Se atreverán a escucharlo?

Quienes sí lo están escuchando son los miembros de “la casta” que dirige al  PRD a quienes no les agrada que le hablen de combatir la corrupción y la impunidad.

También lo escuchan sus amigos Danilo Medina, Leonel Fernández, Cristina Lizardo y Reynaldo Pared, entre otros, de quienes plantea, junto a los verdes, que todos deben ser investigados por el caso Odebrecht.

 

 

Vea también

Tonty Rutinel

Tonty Rutinel y su equipo serán juramentados en el PRM

Por Robert Vargas El ex senador Tonty Rutinel Domínguez se apresta a ser juramentado junto …

Calderón destaca esfuerzos para mejorar y ampliar capacidad de servicios Comedores Económicos

SANTO DOMINGO.- Al resaltar la misión que desde hace 77 años viene realizando Comedores Económicos …

Comentarios: