COVID-19 RD
Confirmados: 37,425 Fallecidos: 794 Recuperados: 18,943 Activos: 17,688 Actualizado el: 5 julio, 2020 - 11:49 PM (-04:00)
Destacadas de CiudadOriental.comOpiniones

Warren Buffet: “Hay una guerra de clases y la estamos ganando los ricos”

COVID-19 República Dominicana

Confirmados:
37,425
Fallecidos:
794
Recuperados:
18,943
Activos:
17,688
Actualizado el: 5 julio, 2020 - 11:49 PM (-04:00)

Por Rafael Jiménez Abad
El título de este trabajo, en medio de la pandemia, es la proclama del mili-millonario norteamericano Warren Buffet, presidente de la empresa manufacturera Berleshire Hathaway, citado por LuisCasado. Su fortuna lo ubica en el club de Jeff Bezos de Amazon, Bill Gates de Microsoft y Bernand Arnult de LouisVuitton.

 Pero esta guerra será ganada por la humanidad y la naturaleza.

LOS SUPER-RICOS SABEN EN LO QUE ESTAN

Esa frase no es aislada. Es la posición de los súper-ricos, que corresponde a las políticas y acciones del Banco Central Europeo, Fondo monetario Internacional, Banco Mundial y otras instituciones de las que prestan dineros condicionados para asfixiar los pueblos.

“A confesión de parte, relevo de pruebas”: queda confirmada así esa guerra de los ricos contra la humanidad y contra la naturaleza.

Es una guerra global, total e integral. Está en todos los rincones del planeta. Es económica, militar, cultural, ideológica, política, ambiental, sanitaria, alimentaria etc.

Destruyeron la salud pública, la educación, el medio ambiente, la seguridad social y varias áreas más de la vida. La Organización Mundial de la salud (OMS) fue privatizada en un 80%.

Sus industrias destruyen la capa de ozono con las emisiones contaminantes y de esa manera han dañado el clima del planeta.

Antes de la pandemia -lo dijo el Papa- había 4 mil millones de personas convertidas en zombis de las redes sociales sin interés de incorporarse a la necesaria resistencia a esta voracidad destructiva; aunque reconozco que hay otra parte que sabe usar las redes.

Los fabricantes de “medicina” y de “alimentos” repletos de tóxicos o transgénicos enferman y matan a miles de personas cada año.

Su ataque es bestial: envenenan, destruyen, matan para ganarse cientos de miles de millones de dólares y euros.

EN ALGO TIENEN RAZON

Cierto, no estamos en ninguna otra cosa que no sea en una guerra.

Por un lado los ricos y en la otra esquina la humanidad y la naturaleza no humana.

Es útil que sean ellos que lo digan para que los pueblos convertidos en muchedumbre actuante ejerzan su papel de contraparte.

El tiempo hace fluir las verdades. Esta guerra es hoy más evidente, encarnizada y cruel.

Las modalidades de la opresión al tenor de los hechos intra y extra pandemia resultan ser tremenda lección.

TROFEOS DE GUERRA EXHIBIDOS POR LOS RICOS

Lanzamientos de la bomba atómica sobre Japón que destrozó indiscriminadamente hasta el alma de una masa humana.

Destrucción de los sistemas educativos y de salud (en USA, la principal potencia del capitalista, vimos enfermeras envueltas en funda de basura como protección para atender a pacientes de COVID).

Tres guerras mundiales (incluyendo la actual), en las que millones de seres humanos fueron destrozados y abatidos.

 Cientos de guerras locales y regionales que han devastado países enteros, donde las muertes inocentes no tienen tiempo para ser llorada.

Asesinatos y desapariciones de presos lanzados a los océanos o asfixiados como George Floyd.

Saqueos de riquezas ajenas, contaminaciones y destrucción ecológica, hambrunas, pobreza, enajenación, pandemias, manipulaciones, golpes de estados, bloqueos y piratería. Millones que mueren cada año de enfermedades prevenibles. 

40 millones de km2 de tierra en el mundo se usan para criar y alimentar animales. Imagine nuestro mundo si solamente la mitad de esa tierra se dedicara a plantar árboles y a la agricultura ecológica. ¡Cuán fabuloso sería el clima de la tierra y que recia la salud humana!

TRAMPAS, CRIMENES Y ABUSOS EN ESTA GUERRA

  • Vacunas que envenenan
  • “Alimentos” y “medicinas” tóxicas
  • Préstamos para empobrecer y controlar
  • Alienación a través de los medios de comunicación controlados por el gran capital.
  • Drogas, presiones, bloqueos financieros e intercambio desigual
  • Control ideológico y robo de cerebro.
  • Transferencia a los bancos de la riqueza creada por el trabajo de los pueblos y los recursos saqueados a los países pobres
  •  Capitalismo mafioso, neofascista y  guerrerista, en fase de decadencia agresiva.

¿CUAL DE ESTOS DOS BANDOS GANARÁ ESTA GUERRA?

El poder de la humanidad, convertido en pueblos movilizados, es cientos de veces superior al poder burgués.

La humanidad despliega un intenso accionar y nuevos niveles de conciencia forjados al calor de las luchas acaecidos a lo largo de las últimas décadas y de los fenómenos que estamos viendo en este 2020.

 El capitalismo con su rapacidad provoca una vida llena de incertidumbres, generando caos, racismo, exclusión social, viejas y nuevas enfermedades que lanzan a las personas a la infelicidad y a la muerte. Y eso ya está haciendo crecer la conciencia a niveles nunca visto.

A partir de ahora las muchedumbres articuladas de país en país producirán las rupturas, cambios y transformaciones. Crecerá la auto-transformación  individual y colectiva de los estilos de vida de millones de personas en cada país de forma que aprenderemos a cuidar el binomio mente/cuerpo para jamás dejarlo  a merced de los demonios del capitalismo.

Me consta que desde ya se han iniciado distintos procesos formativos y auto-formativos de personas y de colectivos sociales, religiosos, culturales, comunicacionales, profesionales, populares, de izquierda, ecológicos, y no tengo dudas de que algún proceso anticapitalista y antiimperialista reaparecerá renovado en estructuras cívico/militares.

Apropiarnos de altos niveles de conciencia y sabiduría es condición indispensable para liberarnos de la sumisión, el sufrimiento y la muerte. Toda persona es verdaderamente integra cuando es solidaria consigo, con las demás y con la madre tierra; y si no es holgazana y no tiene miedo, nadie la puede engañar.

Los súper-ricos “fabricaron” seres humanos miserables de espíritu, zombis, enfermos, enclenques. Personas deterioradas, necesarias para mantener el sistema de opresión, porque no luchan ni siquiera por su propia supervivencia ni por la de su familia, muchos menos por la humanidad. Los sistemas educativos del capitalismo son para transmitir conocimientos técnicos y productivos en vez de formar seres humanos libres y solidarios.

Su resignación lo hace vivir en la esclavitud, poseídas de pensamientos permanentes de baja vibración. La depresión y la ansiedad en fin decuentas han sido generadas por un modelo social azaroso que le impide a la gente crecer y defender su hábitat.

El derribo de ese modelo es cuestión de tiempo, pero mientras tanto grandes masas  poblacionales están encontrando las maneras de zafarse de sus garras para combatirlo mejor y con éxitos. Experiencias del pasado serán recreadas y potenciadas.

FIN DEL CAPITALISMO Y DEL IMPERIO USA

Las tenazas de los ricos caerán por la acción combinada de una mayoría mundial desplegada sobre la autodestrucción que el capitalismo produce de sí mismo. El capitalismo es la pescadilla que no solo se muerde su cola, sino que se la come progresivamente.

El capitalismo destruye su propio asiento, siempre detrás de aumentar ilimitadamente las ganancias y fortunas de la clase dominante, enfrentado a la naturaleza y a la humanidad.

LA CAIDA DEL FEUDALISMO Y DEL IMPERIO ROMANO

Historiadores y escritores ponen a coincidir el fin de este imperio a los cambios en el clima y a las pandemias.

Bárbara W Tuchman, historiadora, periodista y escritura estadounidense, Premio Pulitzer, en su libro de 1978 titulado UN ESPEJO DISTANTE: el calamitoso siglo XIV afirmó:

 “El mar Báltico se congeló dos veces (1303 y 1306-07); años seguidos de frio, tormentas y lluvias fuera de temporada y un aumento en el nivel del mar.El hambre, dada la escasez de comida en esas condiciones, hizo familiar los informes de personas que comen a sus propios hijos, de los pobres en Polonia que se alimentaban de cuerpos colgados sacados de la horca”.

Y A SEGUIDAS LAS PLAGAS

En el año 165, siglo II, la Peste Antónima, en referencia al emperador Marco Aurelio Antonino, o gran plaga como la llamaba Galeno, el médico de Pérgamo, causada por la viruela que mató a 7 millones de personas. Esta fue la primera pandemia de la historia.

En el año 249, siglo III, la plaga de Cipriano, atribuida a filo- virus como el Ébola, mató a 5 mil personas por día en la ciudad de Roma, así dice Miguel Sola en su trabajo sobre la  plaga de Cipriano.

En el año 1347, siglo XIV, aparece LA Peste Negra, mató a un tercio de la población mundial…“Y así murieron y no se pudo encontrar a nadie que enterrara a los muertos por dinero o amistad. Solo el hedor de sus cuerpos informaba de su muerte”, escribió Tuchman citada por Jon Meachem. Dice esta autora  que el Papa autorizó procesiones penitentes que ayudaron a propagar aún más la plaga.

En Francia las monjas sin temor a la muerte atendían con dulzura a los enfermos y “las nuevas monjas tomaban repetidamente los lugares de las que morían”.

Y QUE PASÓ?.

La gente perdió la fe en las   monarquías, en las aristocracias, en el Papado e hizo su énfasis en el individuo.

Lo que sucedió, escribe Tuchman, fue que “ese flagelo había sido demasiado terrible para aceptarlo sin cuestionarlo y se soltaron de sus amarres. Las mentes que se abrieron para admitir estas preguntas nunca más podrían cerrarse. Una vez que la gente imaginó. la posibilidad de un cambio. en un orden fijo, apareció el final de una era de sumisión. El giro hacia la conciencia individual estaba por delante. La Peste Negra pudo haber sido el comienzo no reconocido del hombre moderno”.

¡ALIMENTACION, SALUD Y  VIDA MISERABLES!

Los sistemas de salud pública fueron deteriorados o aniquilados. Usan las enfermedades como fuente de riqueza. Y metieron los bancos en la sanidad y de inmediato desfalcaron a los pobre.

Hoy nos enredan ofertándonos “alimentos” transgénicos que alteran nuestras células, o rociados o cultivados con agro-tóxicos que nos envenenan.

También la oferta de carne y pescado están plagados de hormonas y antibióticos que generan enfermedades serias en nuestros organismos.

Una gama de otros productos están repletos de colorantes, preservantes, industrializados y retinados carentes de nutrientes y que actúan contra nuestro sistema.

Los llamados efectos secundarios de los medicamentos, los descuidos en centros de salud, la contaminación y la falta de higiene están entre las primeras causas de muerte.

La alimentación saludable  es un tema excluido de los sistemas educativos. Igual el cuidado al medio ambiente.

 El paso de los virus a las personas tiene que ver con la agresión al medio ambiente, y con las mugres y la salud deteriorada.

Las vacunas generan otros problemas, mientras las defensas del organismo generan vitalidad.

El capitalismo se apoderó de los servicios de salud, de los medicamentos y de los “alimentos” bajo la premisa de ganar dinero con la enfermedad.

A pesar de la dictadura de los conservantes, refinados, colorantes, transgénicos, pesticidas, hierbicida, madurantes y abono químicos, aún podemos encontrar productos silvestos, vírgenes, orgánicas y también podemos cultivarlos en la huerta.

Los suicidios cada año en el mundo de personas que no saben y no tienen como enfrentar la guerra declarada por los ricos, ascienden a cifras que dan miedo, más de 800 mil y de ellas 200 mil son jóvenes entre 20 y 29 años.

Pero mayor es la cifra de personas que viven una vida miserable: repleto de miedo, angustiadas, pobres de espíritu, conformes, drogadas sin consumir estupefacientes, consumistas, sin energía en el cuerpo, impotentes, traumadas, envenenadas por “comida y medicina” manipuladas, enfermos de dolencias que se curarían con tan solo cambiar sus estilos de vida y la forma de verla.

  • Son personas muertas en vida.
  • No tienen fe en la victoria y en la liberación.
  • Un porcentaje mínimo de esas personas están en las organizaciones transformadoras, infectando su entorno social de desaliento.
  • Otro inmenso porcentaje simplemente vegeta.

              ¿Quien puso de esa manera a esas personas?

El  sistema capitalista con su propaganda de la mentira, su terror, su control, sus venenos. Su desmonte de los sistemas educativos, de salud y protección social.

El combate y la resistencia  a los ricos, por la libertad de la humanidad, requiere para el triunfo que la mayoría de estas personas se liberen de esos estados miserables para fortalecer los colectivos y las luchas.

SUBIR A UN ESTADO ALTO AGOTANDO RETOS Y DESAFIOS

El proceso liberador estará en hombros de una humanidad saludable, unida, inteligente, evolucionada, que piensa en forma maravillosa de la naturaleza y de sí misma, capaz de recargarse de la energía planetaria y universal para volcar esa potencia en las transformaciones.

Permanecer enfermo del cuerpo o de la mente o dejarse enfermar es caer en la estrategia de la perversidad de la embestida capitalista de los ricos contra la humanidad.

¡Záfatele!

La salud del cuerpo y de la mente está en uno mismo y en la naturaleza, encontrémosla.

¡Actuemos!

No te tambalee viviendo con la conciencia sin centrarla en la lucha por el bienestar propio y de los demás.

El bienestar no es la riqueza ni el poder. Una buena parte de gente con poder y riqueza vive una vida miserable.

Hazte más y más consciente sin parar porque si te paras se te bajas el voltaje.

Hacerte más consciente te permite ver todo claramente.

Mantén tus energías elevadas  con estabilidad sin enredarte con nada.

Esto es parte de la espiritualidad.

LA PLENITUD DEPENDE DE COSAS SENCILLAS

La medicina oficial hace hincapié en los fármacos y vacunas ignorando el rol estelar del sistema inmunológico de las personas.

Una vacuna viene mucho después de que se presenta la enfermedad, sin embargo el sistema inmunológico si está activado es un preventivo que cuida.

Es el sistema inmunológico es quien salva la vida de 97 personas de cada 100 infectadas por COVID-19.

Aliméntate de vegetales orgánicos, que al igual que las frutas con índice  glicémico bajo, tienen glucosa auténtica que es el mejor combustible para que tu cerebro ejecute tantas funciones maravillosas.

Come frutos secos y granos integrales que están provistas de sus vitaminas y minerales sin degradar.

Practica ejercicio yoga, estiramiento de su cuerpo, respiración consciente, caminar, nadar, ir a la playa y al bosque.

Permanece en silencio y sin hacer nada algún tiempo al día.

Ejerce la solidaridad.

Lucha a favor de la humanidad y de la naturaleza de forma independiente, pero mejor si crea o te une a una organización seria.

Apaga o aleja de su cuerpo todo tipo de aparato electrónico por algún tiempo al día y en las noches.

Cuida tu mente, tu interior, tu cuerpo, tus energías, tu espiritualidad.

Enfócate en el presente.

Come poco, sano y bueno.

 Realiza ayunos intermitentes.

Baile en espacios sanos!

CONCLUSION

El sistema y sus paradigmas serán barridos por la nueva conciencia colectiva que está surgiendo. Los medios de información que les sirvan a viejos moldes caerán. Así como gobiernos y regímenes sociales y económicos.

Está en marcha un cambio de conciencia colectiva y también nos llega la energía global que nos hará desconocer esos sistemas políticos enfrentados a denuncias, niveles de conciencia social y acciones que lo harán insostenibles.

Hay una confluencia de todas las energías para producir una victoria global sobre la explotación, la subyugación y el despojo.

No son solo los hechos horripilantes de los súper-ricos y su sistema burgués lo que están provocando este surgimiento de conciencia. ¡Hasta las llamaradas del sol y más fenómenos galácticos-universales inciden en la creación de esta voluntad transformadora.

Sin embargo, hay que tener cuidado porque estas energías también respaldan a quienes quieren vivir pisoteado/a. La vida también genera miseria espiritual, pero si de verdad quiere implicarte en las transformaciones, estas energías te llevarán por ese maravilloso camino.

Esta turbulencia, esta guerra. será ganada por la humanidad o por la parte de ella que entrará en este proceso que pasa por producir transformaciones en cada persona.

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar