Destacadas de CiudadOriental.comPolítica

Abel Matos está feliz tras ser visitado por Manuel Jiménez

Por Robert Vargas
De entrada, he percibido que Abel Matos está feliz desde que fue visitado por Manuel Jiménez, sobre todo, por los halagos que este le hizo al valorar sus condiciones para ser regidor en el Ayuntamiento Santo Domingo Este.

Conversé con Matos este jueves poco antes de él de ser ingresado en un centro médico donde será sometido a una intervención quirúrgica.

Iba feliz a su encuentro con la salud.

M explicó que en su conversación con Jiménez salió a relucir que el café que ambos se tomaron estaba mejor condimentado que el que (Manuel) se tomó hace pocos días con Jorge Frías.

-«El nuestro fue con cremora; pero el de Jorge estaba un poco amargo».

¿Cuál es el mensaje que habrían querido transmitir con «colar» esta «información»?

Manuel Jiménez preparando su caf+e con cremora en la casa de Abel Matos

A los políticos hay que «tomarle las señas» para interprertar los mensajes que quieren transmitir.

Una de las «señas» que percibí en mi conversación con Matos es la de que estaba muy feliz y contento, más aun cuanto el aspirante a alcalde por la tolda azul y blanca le comentó sobre la percepción de que él sería un buen regidor.

Este reconocimiento de Manuel sonaron en los oídos de Abel como si fueran «campanitas de cristal» en navidades.

Tanto contento estaba Abel,que me comentó de que le hicieron a Manuel una oración «en el nombre de Dios», no de Dío, sino de Dios.

En el PRM Abel es el Secretario de Asuntos Municipales y no es un secreto que él aspira a regidor.

En esas circunstancias, Matos tomó ventaja de su condición de dirigente para hacer un «acuerdo político».

-«Hicimos un acuerdo político y es que desde la Secretaria de Asuntos Municipales se les brinden todas las facilidades e informaciones de los proyectos Municipales del PRM y su incorporacion como Miembro de este organismo», me dijo Matos.

Y gregó que a Manuel le encantó la idea. «Maña fuera» que no le gustara.

Manuel y los suyos no son ningunos tontos. Fueron a visitar a Abel acompañados de varios «manuelistas» que respaldan las aspiraciones de Matos.

Ya ustedes podrán imaginarse cuál es el efecto que esto ha tenido en Abel.

Como consecuencia, hasta se coordinaron para tener próximos encuentros.

Todo parece indicar que, ciertamente, el cafecito saboreado por Abel y Manuel fue mejor que el que este tomó con Jorge Frías, a  quien ahora Matos ve como si fuera «el diablo a la cruz».

En consecuencia, con esta visita Manuel Jiménez «se anotó un tanto». Ahí va ganando.

Compartir:
  • 13
    Shares
Botón volver arriba