COVID-19 RD
Confirmados: 111,386 Fallecidos: 2,095 Recuperados: 85,965 Activos: 23,326 Actualizado el: 28 septiembre, 2020 - 5:04 AM (-04:00)
Destacadas de CiudadOriental.comSucesos

¿Cuál relación guardan La 40, El Callejón de los Perros, el Ministerio Público en SDE y el coronavirus?

COVID-19 República Dominicana

Confirmados:
111,386
Fallecidos:
2,095
Recuperados:
85,965
Activos:
23,326
Actualizado el: 28 septiembre, 2020 - 5:04 AM (-04:00)

Por Robert Vargas
Cada noche, cuando los policías y militares salen a imponer el toque de queda como medida preventiva para contener el poderoso avance del mortal nuevo coronavirus, la aplastante mayoría de los vecinos de Santo Domingo Este ya están recogidos en sus viviendas.

Cada soldado, cada policía sale al encuentro con la muerte en una guerra contra un enemigo invisible. Ninguno sabe si, al regresar a sus hogares, llevará la desgracia a su familia.

Por igual, los vecinos de Santo Domingo Este se resguardan en su hogar esperanzados de que los demás hagan lo mismo y así evitar nuevos contagios.

Sin embargo, en los sectores  La 40 y en el Callejón de los Perros, la situación es distinta.  

Desde que la penumbra de la noche cubre todo el territorio, un grupo de hombres y mujeres jóvenes, para nada inocentes, salen al medio de la vía o se colocan a la entrada de los callejones.

Salen en grupos para desafiar las disposiciones oficiales que alientan el distanciamiento social. Se seientan en el medio de la calle; se codean unos con otros y se arriesgan a ser contagiados y así, ellos exponen a sus familias y a sus vecinos.

No solo eso, sino que tienden a provocar que más gentes de Santo Domingo Este y otros municipios sea igualmente contagiados.

En esos sectores abundan los chóferes de “concho” y, si alguno de estos resulta contagiado por la irresponsabilidad de aquellos hombres y mujeres, entonces en cada carro público viajará la muerte invisible.

Los policías y mlitares conocen del peligro de exponerse ellos mismos a ser contagiados, pero el deber los obliga a entrar a esos barrios. 

Y lo hacen.

Pero son recibidos con una lluvia de piedras y de botellas. Ya se han escuchado, incluso, algunos disparos. Todo en medio de la penumbra.

Cuando esto se produce, en el entorno se escuchan expresiones que reprueban las acciones de esos hombres y mujeres que se resisten a cumplir con el toque de queda y el aislamiento social.

Otros, sin embargo, ríen  de buena gana mientras graban todo con sus celulares a la espera de que se produzca una escena que pueda ser viral en las redes sociales para culpar “al maldito gobierno”.

Si ocurriera una fatalidad, entonces brotarán las críticas por todas partes. Mientras tanto, todos guardan silencio en relación a lo que allí ocurre.

¿Dónde están La 40 y el Callejón de los Perros?

Allí cerca, en la carretera de Mandinga está La 40 y en la carretera de Mendoza está el Callejón de los Perros, en el entorno de Villa Faro

Están en el corazón mismo de Santo Domingo Este, en dos barrios densamente  poblados y con elevado riesgo de contagios en cadena.

Policías y militares se han cuidado de no disparar sus armas cuando son atacados durante las noches, pero un día las cosas pueden salirse de control y quienes ahora ríen por “las ocurrencias de esos muchachos”, quizás lloren lágrimas de sangre cuando el coronavirus los ataque.

La Policía ha desplegado su servicio de inteligencia y ha logrado identificar a varios de los “muchachos”, que no son tales, sino hombres y mujeres.

Ya se han producido arrestos.

La aspiración de la Policía es contener a esos grupos de La 40 y del Callejón de los Perros pretendiendo que estos “hagan conciencia” de la situación de peligro al que se exponen ellos mismos, a sus familiares y amigos, a los policías y militares, al municipio y al país entero.

Lo que la PN hace con la cabeza, el Ministerio Público lo destruye con los pies

En medio de todo esto, el Ministerio Público en Santo Domingo Este parece actuar con una irresponsabilidad pasmosa y aboga porque, quienes violan el toque de queda, sean liberados tan pronto sale el sol.

Ya muchos se han dado cuenta de que eso es así y ahora resulta que cada noche la Policía arresta a las mismas personas en los mismos lugares.

Hoy, la Procuraduría General de la República, ha informado de que en San Juan de la Maguana  “el Ministerio Público de esta jurisdicción logró la imposición de medidas de coerción en contra de un hombre que el pasado 30 de marzo habría lanzado piedras a una unidad mixta de la Policía y el Ejército que realizaba labores de patrullaje para hacer cumplir el toque de queda establecido mediante decreto por el Poder Ejecutivo para contrarrestar la propagación del coronavirus (COVID-19)”. Pero eso es allá, en San Juan de la Maguana. 

Sin embargo, en Santo Domingo Este, sobre todo en La 40, el Callejón de los Perros, y otros sectores de Los Frailes, se producen acciones similares, pero el Ministerio Público parece que está de brazos cruzados.

¿Qué sucederá si, por la irresponsabilidad de esos grupos en esos barrios se produce un contagio por coronavirus? ¿Esperará el Ministerio Público que Santo Domingo Este corra el peligro de estar como San Francisco de Macorís?

¿Porqué le Fiscalía no hace su trabajo y parece que le da la espalda a la PN?

Otra más ¿ Porqué el Ministerio Público  permite, con su inacción, que todo el municipio sea puesto en peligro por esos grupos que cada noche salen a violentar la norma del distanciamiento social?

La aplastante mayoría de vecinos de Villa Faro, Mandinga y Mendoza acogen con firmeza las instrucciones de las autoridades por que ninguno quiere perder a uno más de los suyos en medio de esta pandemia, pero esos grupos de La 40 y el Callejón de los Perros, andan en otras cosas. Existen versiones que relacionan esta conducta con la presuntas ventas al menudeo de ciertas sustancias.

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar