Destacadas de CiudadOriental.comPolítica

La astuta estrategia de Eddy Olivares como portavoz de Hipólito Mejía + Vídeo

Por Robert Vargas
Eddy Olivares,  francomacorisano, vecino de Santo Domingo Este y ex juez titular de la Junta Central Electoral, (JCE), fue bastante astuto ayer cuando dio su discurso en un acto en el que fue anunciado por el ex presidente Hipólito Mejía como su portavoz de campaña.

De entrada, Olivares pretendió convertir en virtud la principal «debilidad» de Mejía durante las campañas electorales: su franqueza.

Esa cualidad de gustarle decir su verdad es la que ha sido  aprovechada en más de una ocasión por sus adversarios del Partido de la Liberación Dominicana para restarle votos en la recta final de anteriores competencias por la presidencia de la República.

Mejía ya se dio cuenta, o hicieron que se percatara de esa que es su mayor «debilidad».

Por eso autorizó públicamente a Olivares a que le diga cuando tiene que callarse.

Eddy Olivares
Eddy Olivares

Este sabe que será difícil «callar» al «Guapo de Gurabo» quien ayer, sin embargo, envió una señal de que es un «hombre nuevo«, a pesar de su edad de tres cuartos de siglo.

Cuando le correspondió el turno de hablar a Olivares, Mejía se alejó del micrófono a una distancia de unos tres metros, más o menos, y le dejó el escenario a su «compadre«.

Por un momento, Hipólito dejó de ser la figura central y los cientos de pares de ojos que allí estaban se «clavaron» sobre Olivares quien, como por arte de magia, comenzó a ser visto con un aura distinta por los perremeístas, quienes al final posaban con este para tener sus «fotos del recuerdo», las que eventualmente podrían airear si es que ganan las elecciones del año 2020.

En su discurso, Olivares habló de un «nuevo» Hipólito Mejía. Algo así como un Hipólito al que le hicieron un «upgrade», una mejora, una actualización para conectarlo con la realidad actual que vive la República Dominicana.

-«Tenemos que reinventar esta sociedad, esto no puede seguir así. Esto no va a seguir así», le dijo Mejía a Olivares, según comentó este.

Quien planteó ese concepto es una persona que ya ha recorrido la mayor parte de la trayectoria de su vida y solo le queda sembrar para la posteridad, cuidando de no quedar en la historia como un tipo mentiroso y corrupto del que deban estar avergonzados sus hijos, nietos y seguidores.

Este «nuevo» Hipólito es el que Olivares quiere «vender» a los electores y ayer comenzó su trabajo intentando dar un toque de modernidad a un acto en el que usaron una pantalla gigante de fondo que era perfecta para quienes estaban en el salón, pero un desastre para las cámaras debido al severo contra luz que provocaban.

Olivares llevó su discurso escrito no en papel, sino en una «tablet». Él pudo haberlo improvisado. Capacidad no le falta.

Hipólito improvisó el suyo, con sus habituales jocosidades, pero usando un tono más firme y severo.

Olivares estaba feliz. Ya cree que ganarán las primarias de su partido y luego las elecciones nacionales.

Está convencido de que el político-producto que él venderá, no lo defraudará.

El ex juez le aceptó a Mejía su discurso-propuesta de «reinventar la sociedad».

-«Mi decisión de aspirar a la Presidencia de la República me compromete solemnemente con usted que es mi compadre, con mis hijos, con mis nietos y mi pueblo a darle un nuevo rumbo a la República Dominicana».

Esas palabras de Mejía convencieron definitivamente a Olivares para aceptar ser su portavoz de campaña.

El le cree al ex presidente.

Sin embargo, cualquiera se preguntaría: ¿No se trataría de palabrerías de campaña como las usadas tradicionalmente por los políticos dominicanos cuando quieren ganar los votos y, una vez los tienen, hacen lo que les da la gana?

El trabajo de Olivares no será fácil. Tendrá que emplearse a fondo para comunicar esos conceptos y hacer que los electores le crean al expresidente.

Por lo menos, de las palabras del actual mandatario son muchos los que dudan.

Mejía habla de «romper con el pasado para construir el futuro que merece el pueblo dominicano».

¿Será Mejía capáz de cumplir con esa promesa si antes demostró que no estaba dispuesto a sentar en el banquillo de los acusados a ciertas élites del PLD sospechosas de corrupción?

-«Creo en su sinceridad, y como su portavoz, repito su frase para asegurarle al pueblo, categóricamente que «esto tiene que cambiar», dijo con firmeza Olivares para aclarar dudas.

Entonces, derramó las promesas de campaña de Mejía: instituciones fuertes, justicia independiente y justa; una policía mejor depurada, mejor entrenada, mejor equipada y mejor pagada; recobrar la seguridad ciudadana; mejor sistema de partidos; más igualdades de oportunidad para la gente….».

Olivares definió a Mejía como «renovado, con fuerza, con más experiencia y con la firme voluntad de reinventar esta sociedad».

Él comenzó a hacer su trabajo. A vender el producto-candidato, al que presentó como un hombre honesto y sencillo, que siempre dice la verdad.

En su primera comparecencia ante la prensa, Olivares dio la impresión de ser un experto en estrategia de comunicaciones.

El portavoz de Mejía habló con confianza a los periodistas, a los camarógrafos, a los fotógrafos y envió mensajes a los ejecutivos de los medios.

Él conoce de la importancia de las buenas relaciones del cantidato con la prensa, sobre todo, cuando saben que tendrán que enfrentar a candidatos que no tienen escrúpulos para invertir decenas de miles de millones de pesos con tal de controlar el poder.

Compartir:
Botón volver arriba