Destacadas de CiudadOriental.comSalud

Edita Sandoval guarda cama con un brazo quebrado y una pierna lesionada

Por Robert Vargas
Cuando ayer anunciaron en el Concejo de Regidores que Edita Sandoval estaba ausente por motivos de salud, ese detalle me llamó la atención y pensé que a lo mejor era algún dolor de cabeza o la Covid-19.

Como somos amigos y en Ciudad Oriental la apreciamos mucho, nos pusimos en contacto con ella para conocer qué le había pasado.

Entonces nos enteramos de que está en su hogar, con movilidad limitada porque se le quebró un brazo y padeció de un fuerte golpe en una pierna que le provoca dolores intensos y tiene una hinchazón.

Hace varios días que ella resbaló y se cayó.

Al principio, no sintió tanto dolor y antes de ayer se proponía ir a cumplir con una diligencia en Boca Chica como parte de sus funciones en la Asociación Dominicana de Regidores.

Pero uno de los brazos comenzó a ponérsele “gigante” y a sentir un fortísimo dolor.

Lo mismo le sucedía en una pierna.

Por tanto, ya no tuvo más alternativa que ir al médico; le hicieron algunos estudios y, efectivamente, tiene un brazo quebrado y la pierna con un golpe tan fuerte que le afecta la movilidad.

Edita Sandoval
Edita Sandoval

Por ese motivo, le colocaron un yeso y allí está, de nuevo, postrada en una cama.

Pobre Edita.

Una mujer tan dinámica no sale de una y, si sale, rápidamente regresa a padecer más dolencias.

Una vez, andando en una de esas caravanas del Partido de la Liberación Dominicana, padeció un accidente en el que se rompió varios huesos y durante muchos años anduvo como si fuera un “soldado del futuro” que, por dentro, tenía una serie de “hierros” que le soportaban el cuerpo.

Años más tarde, padeció otra enfermedad que la colocó al borde de la tumba, pero logró recuperarse.

Siempre, mientras ha estado enferma, no ha dejado de ser la persona solidaria que siempre ha sido, colocando sobre sus hombros los problemas de otros.

Recuerdo que una vez, cuando parecía que moría y parecía casi un esqueleto, sus vecinos le tocaban la puerta y ella, casi arrastrándose y soportándose con un bastón, los acompañaba a los hospitales en busca de soluciones a los problemas de salud para quienes los necesitaban, pero la que realmente parecía enferma era ella,

Ahora, y desde hace varios días, Edita está en cama sufriendo intensos dolores, pero ella no para de hablar de sus planes.

Así de optimista es Edita.

Esperamos que se recupere pronto.

Compartir:
Botón volver arriba