Regidor Manuel Soto Lara

El presidente Danilo Medina, de sub judice pasivo a convicto extraditable

Por Manuel Soto Lara / Regidor ASDE y dirigente del BIS 
El presidente Danilo Medina podría engrosar la nada honrosa lista de ex presidentes extraditados en la región. De hecho, ya es sub judice pasivo por sospecha de bochornosos actos de corrupción. Con la eventual compra, con fondos públicos, al Congreso Nacional, de otro remiendo constitucional para quedarse en el poder, podría caer en la denigrante nómina de presidentes extraditados en la región.

El gobierno del presidente Medina ha devenido en una asociación para delinquir. Un grupo de sus funcionarios está siendo procesado por cargos de corrupción. La persecución fue selectiva. Solo incluyó a partisanos de otras tendencias interpartidarias. Excluyó sus acólitos del enjuiciamiento penale.

La suerte de los encartados no depende de la justicia sino del Presidente Danilo que la controla. Por medio de sus adláteres, usa este recurso para intimidar posibles “disidentes” de partidos aliados y de su propia organización. Después del “Quirinazo” y de algunos chivos expiatorios, pocos dudan y más de uno teme una desconsideración. Sus aliados, hasta que se mantengan fieles, serán inaccesibles al brazo de una justicia que le será servida a la carta.

Su control del Concejo Nacional de la Magistratura y su bien fundado miedo a la cárcel, lo llevó a designar en la Suprema Corte de Justicia, en la mayoría de los casos, a súcubos y no a jueces que impartan justicia a nombre de la República como manda la Constitución. El espectáculo fue dantesco y ridículo. Cual Caballo de Troya quitó la piedra del camino.

Con la actual composición del sistema de justicia en nuestro país, el presidente Danilo Medina, imitando homólogos precedentes, se colocó, junto a los suyos, fuera del alcance del brazo justiciero de ley. Al mismo tiempo colocó la espada de su justicia en la garganta de sus adversarios.

Siniestros personajes de la sombra son los emisarios del terror: -O la reelección o la cárcel, -le dicen a dubitativos funcionarios. No es por amor ni por justicia. Es el terror del poder, ejercido con “el cuco” de una justicia a la carta. Así pretenden imponer la odiosa reelección. Sus víctimas, que en algunos casos también son sus cómplices, tiemblan y callan. A algunos les tienen expedientes de corrupción; a otros, les chantajean. Para el caso da igual. El, amo y señor de la justicia, por boca de sus jueces dictaría las sentencias. Es la cara oculta de una democracia sin demócratas.

Pero existen otras razones para controlar la justicia: Más de 20 presidentes, en la mayoría de los casos con parte de su gabinete, han ido a prisión los últimos años en América Latina. No ignora el amo de la justicia que con la duplicación del precio de la generadora eléctrica Punta Catalina, en Bani, por más de Mil 200 millones de dólares, con los cuales le compró par de artículos constitucionales al Congreso para reelegirse y financió parte de su campaña, le alcanza y le sobra, para temer una justicia independiente. Precisa de una justicia a la carta. Y la tiene.

Tiembla del miedo, por la “Odebretizacion” de las obras públicas de infraestructuras. Y porque Odebratizó las finanzas estatales y el presupuesto nacional. Por eso no puede exponerse a una verdadera justicia, a una justicia independiente. Ello explica que convirtiera la Suprema Corte de Justicia en un comité de base de su partido.

Esa Corte Suprema retributiva, aborto infame de un Consejo estéril, no puede, para garantizar una impunidad efectiva a su amo, respectar la independencia interna de los jueces; principalmente los del orden penal y administrativo. Los primeros por ser los llamados a juzgar y condenar a los delincuentes y los administrativos porque juzgan los actos de la administración pública.

Con la actual composición del sistema de justicia en nuestro país, el presidente Danilo Medina, imitando homólogos precedentes, se colocó, junto a los suyos, fuera del alcance del brazo justiciero de ley. Al mismo tiempo colocó la espada de su justicia en la garganta de sus adversarios.

Siendo así las cosas, solo el sacrificio provisional de la soberanía que él mismo ha contribuido a esquilmado, podría lograr, en playas extranjeras, la restauración de la armonía social quebrada por sus crímenes. Desde el cielo el profesor bendice a su discípulo y sufre por sus actos.

Vea también

#VisitasSorpresa 254: Danilo Medina apoya productores aguacate de Bohechio

Fuente: DICOM El Presidente Danilo Medina continúa apoyando a los productores nacionales a través de …

Eddy Olivares

Nadie ha creído en la sinceridad de la defensa de la Constitución que ha hecho Leonel Fernández

Por Eddy Olivares Ortega / El dueño de la Constitución En medio de la descarnada …

Comentarios: