Raquel Cruz
Raquel Cruz

El ejemplo dado por la Fiscal Raquel Cruz se esparce por el territorio nacional de la mano del gobierno

Por Robert Vargas
El gobierno ha enviado durante los últimos días una clara señal de que está dispuesto a seguir la ruta que trazó hace seis años la fiscal Raquel Cruz con el respaldo del ex líder de Santo Domingo Este, Juan de los Santos, al iniciar la mayor guerra contra la contaminación s´´onica.

La pasada semana, la Dirección de Comunicaciones de la Presidencia de la República divulgó un vídeo en el que denuncia la contaminación sónica y solicita a los ruidosos que le bajen “un chin a esa bulla”.

Uno de los vídeos está orientado hacia los propietarios de “kitipó” que escandalizan en cualquier logar, y otro a los conductores de vehículos que se exceden en el uso de las bocinas.

Magistrada Raquel Cruz

Los dos casos parecen procurar crear “conciencia” sobre los ruidosos.

Aún no publican ningún vídeo diridido a los evangélicos que escandalizan en cualquier lugar “en el nombre de Dios”.

VIDEO AUSPICIADO

Esta iniciativa oficial se produce seis años después de que la fiscal Raquel Cruz, cual “Llanero Solictario”, diseñara y ejecutara una audaz ofensiva contra la contaminación sónica, respaldada por el entonces alcalde Juan De los Santos, y teniendo como soporte legal la legislación  sobre Medioambiente y la Ley de Niños, Niñas y Adolescentes.

En su momento, Juancito le aportó hombres, armas, vehículos y locales para guardar los equipos que fueran secuestrados en base a órdenes de un juez.

Cruz, que obtuvo el respaldo del entonces Procurador Fiscal de la Provincia Santo Domingo, Perfecto Acosta, se atrevió a desafiar a sectores hasta ese momento intocable que escandalizaban a su antojo avenidas, calle sy vencindarios completos.

Magistrada Raquel Cruz

En abril  del año 2011, Cruz inició su ofensiva en el lugar menos sospechado y tenido hasta ese momento como “intocable”: la avenida Venezuela.

Allí clausuró la mayoría de discotecas y drinks que escandalizaban y ocupaban las aceras.

Incluso, cerror durante más de dos meses una gasolinera que se había transformado en una inmensa discoteca a cielo abierto sobre miles de galones de gasolina.

Como resultado de esa acción, hoy todos los establecimientos de diversión en la avenida Venezuela y otros lugares en Santo Domingo Este están obligados a colocar vidrios que impidan que el ruido salga al exterior.

La magistrada llevó su guerra contra la contaminación sónica hacia la avenida San Vicente de Paúl, las calels Rosa Duarte y Marcos del Rosario, la carretera Mella, la avenida Charles de Gaulle, el parque de Villa Carmen, San Luis, Guerra y Boca Chica.

Algunos de los ruidosos pretendieron buscar auxilio con funcionarios y políticos, pero en cada caso, se encontraron con una muralla que los frenó: la firmeza e integridad de la magistrada.

Otros, fueron con sus reclamaciones a los tribunales y allí fueron derrotados uno a uno.

La parte más difícil de controlar son los evangélicos, algunos de los cuales se consideran con autoridad e impunidad suficientes para escandalizar sus barrios “en el nombre de Dios”.

Otros, como oficiales superiores de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional también han estado implicados en la realización de ruidos, pero estos se han sometido al imperio de la ley una vez son enfrentados.

Uno de los casos de mayor peligro lo representó una agrupación de propietarios de potentes equipos de música en vehículos, que llegaron incluso a usar las redes sociales para lanzar peligrosas amenzas contrala funcionaria.

Como resultado de su firmeza y destreza en el diseño de la política de descontaminación sónica en Santo DomingoEste, Cruz fue designada porla titular Olga Diná Llaverías al frente de una Unidad de lucha contra la contaminación sónica y tragamonedas con alcance en toda la provincia Santo Domingo.

Seis años después del inicio de esa guerra, el gobierno parece asumir la lucha contra la contaminación sónica como una política de estado, lo que es bien acogido por la mayoría de la población, sobre todo, por la que padece de las acciones de los ruidosos, sean estos “musicólogos”, dueños de drinks, discotecas, evangélicos, colmaderos o propietarios de talleres de ebanistería y similares.

La semilla sembrada por Raquel Cruz da resultados y se extiende más allá de Santo Domingo Este.

Videos relacionados

Vea también

Eddy Olivares

Unificar las elecciones

Por Eddy Olivares Ortega Hasta la Asamblea Revisora que reformó la Constitución Política, el 10 …

Raquel Cruz,

El Principio de Juridicidad: la evolución contemporánea del Principio de Legalidad

Por Raquel Cruz Díaz Dentro de los principios de actuación administrativa se encuentra el principio …

Comentarios: