COVID-19 RD
Confirmados: 124,527 +509 Nuevos Fallecidos: 2,223 +3 Nuevos Recuperados: 102,651 Activos: 19,653 Actualizado el: 25 octubre, 2020 - 4:04 PM (-04:00)
Destacadas de CiudadOriental.comNacionales

La Nueva Barquita: ¿Bacinilla de oro para escupir sangre?

COVID-19 República Dominicana

Confirmados:
124,527
+509 Nuevos
Fallecidos:
2,223
+3 Nuevos
Recuperados:
102,651
Activos:
19,653
Actualizado el: 25 octubre, 2020 - 4:04 PM (-04:00)

Por Robert Vargas
El proyecto habitacional La Nueva Barquita parece que tiende a transformarse en una ” bacinilla de oro para escupir sangre “, donde los ánimos comienzan a caldearse y amenzan con reventar en forma generalizada, según distintas reacciones publicadas en FaceBook por parte de muchos de sus vecinos, quienes ahora sienten que están encerrados en una cárcel “peor que Najayo”.

Algunos, incluso, ya han comenzado a sugerir que una potencial rebelión se salde con la primera huelga en residencial.

¿Qué es lo que sucede?

Allá, en La Barquita original, a orillas del río Ozama, sus ocupantes vivían en el hacinamiento total y con el riesgo permanente de ser arrasados por las crecidas del afluente.

Sin embargo, en ese ambiente, se sentían “libres” de actuar a su antojo y eran dueños de lo poco que tenían.


-“El Patronato La Nueva Barquita les informa que está prohibido el uso de las piscinas dentro del Proyecto La Nueva Barquita”, dice textualmente un comunicado divulgado en el residencial”.


Ahora, en La Nueva Barquita, alejados de los peligros de las crecidas del río y sin miedo a las consecuencias de torrenciales lluvias y sin hacinamiento, la mayoría cree que ha perdido su libertad y ya amenazan pelear por lo que perdieron.

Sienten que esta libertad se las ha arrebatado el Patronato que coordina la vida en comunidad de los vecinos, que ha establecido normas y formas de actuar de los vecinos bajo la permanente amenaza de que serán desalojados si no cumplen con las reglas que ellos imponen.

La gota que derramó la copa en La Nueva Barquita
La gota que derramó la copa en La Nueva Barquita

La gota que ha rebozado la copa.

Durante los últimos días, el Patronato ha divulgado un comunicado en los que advierte a los residentes de La Nueva Barquita que está prohibido instalar piscinas dentro del residencial, con agua servida por la Corporación de Acueductos y Alcantarillados de Santo Domingo, o adquirida directamente por los vecinos a comerciantes.

Esta disposición ha provocado una reacción en cadena que se ha expresado en una serie de opiniones adversas al Patronato y al gobierno, mientras algunos sugieren irse “a la huelga”.

Definitivamente, no quieren perder su libertad.

-“El Patronato La Nueva Barquita les informa que está prohibido el uso de las piscinas dentro del Proyecto La Nueva Barquita”, dice textualmente un comunicado divulgado en el residencial”.

Las respuestas en las redes no han tardado.

La internauta Carol E. Ubri ha dicho que: “Eso esta mal porque si uno se quiere pasar su semana santa en su casa tranquilo tiene derecho a su piscina, si ahí (hay) que comprar el agua se compra, escuché a un vecino decir que es mejor estar preso en la Victoria y no aqui esto es mucho con demasiado, el patronato lo que debe de hacer es pagar a los camiones de basura q no estan viniendo a recogerla y las moscas nos estan comiendo”.

De su lado, Julio Javier sostiene que  “Eso esta Mal Mal. Aqui Somos Presos de confianza. Que tantas benditas reglas Es que hay Aqui”.

Ariel Moreno dice que: “Es indignante que te priven de tu liverta se están pasando no hay democracia”.

Doris Perez dice que : “Ahesa jente del maldito patronato loke ay es que prendelo x tanto abuso que eyo kieren asel con uno eyo kieren que uno se vallan y dejen todo votado para eyo segri rovando como le y sieron a wandel herame”.

Crisbel Polanco es del criterio de que “Lo que ellos no kieren entender que aunk era a la orilla del río la casita eran propias el presiente que keria en realida ayudar o des ayudar no entiendo primero dijeron que no se pagaria de hay surgió el patronato ok luego agua y luz 24 horas ahora solo agua de 6 a 10 y entonce no entiendo”.

Pelao Rosario fue más directo y expresó su disgusto de la siguiente manera: “Me gustaria que me preste una bonbita de esas que estan tirando en siria para tirarle una al patronato aver si salimos de eyos esos abusadores lo que kieren es que uno salga para la calle aver si nos matamos unos cuantos para vender los apartamentos”.

Mientras que el dirigente comunitario Quelo Mesa planteó que: “Yo pregunto la medida es transitoria o permanente, con quien socializaron o consultaron esto, al igual si yo compro agua para mi picina de un camion privado ajeno al proyecto, tambie esta prohibido, es obligado llevarme mis hijos para un lugar publico lejos de mi casa para podrr esparcirme. creo que hay cosas que hay que pensarlas antes de simplemente lanzarlas, por Dios nos estamos volviendo locos. Ya saben todos para la poza“.

Estas y otras expresiones de disgusto sugieren que la situación en La Nueva Barquita está a punto de estallar, y podría ser en Semana Santa.

Con la libertad no se juega.

 

Compartir:
Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar