ASDEDestacadas de CiudadOriental.com

Manuel Jiménez derrota a los regidores; ya no tiene argumentos para culparlos de deficiencias en su gestión + VIDEO

COVID-19 República Dominicana

Confirmados:
259,260
+623 Nuevos
Fallecidos:
3,402
+5 Nuevos
Recuperados:
217,286
Activos:
38,572
Actualizado el: 14 abril, 2021 - 7:34 PM (-04:00)

Por Robert Vargas
Imposible de ocultar ni de negar: la estrategia desplegada por el alcalde Manuel Jiménez para ir a por los regidores del Ayuntamiento Santo Domingo Este le permitió aplastar a estos.

Al final, los obligó a hacer lo que él quería: que no era otra cosa que le aprobaran una declaratoria de urgencia municipal y le reformularan el presupuesto y así poder manejar más de 140 millones de pesos.

Esta ha sido una jugada y movida de fichas geniales por Jiménez quien, de ahora en adelante, tiene las manos libres para actuar a su antojo y ya no podrá culpar a los concejales de que “no lo dejan gobernar”.

Ya tiene las manos libres. Posee su declaratoria de urgencia municipal y tiene también más de 140 millones de pesos para moverlos de un capitulo a otro.

Los regidores, en la sesión de hoy, gritaron, acusaron, insinuaron pero, al final, hicieron lo que le reclamaba Jiménez.

Los únicos concejales que no se plegaron a los reclamos de Jiménez fueron el perremeísta Mario Villa; los peledeístas Edita Sandoval, quien no fue a la sesión por estar convaleciente tras padecer un accidente en el hogar, Wander García, y Yamil Fortuna, quien se negó a aprobar lo solicitado por Jiménez porque todavía este no le ha rendido al Concejo un informe de lo que él hizo con el dinero que manejó cuando le declararon un primer estado de urgencia de 60 días.

El veterano regidor de la Fuerza del Pueblo, Luis Flores, también se plegó a las propuestas del alcalde.

La estrategia

Todos los regidores dieron la impresión de que estaban de acuerdo en que la percepción sobre la presunta acumulación de basura en el municipio fue creada con la intensión de destruir el contrato entre el ASDE y una compañía específica dedicada a la recolección de desperdicios en la circunscripción 2 de SDE.

O sea, no se trataba de una crisis real, sino creada.

El pasado diciembre, Jiménez contrató, sin licitación alguna, una gran cantidad de camiones para “limpiar” la circunscripción 2 de SDE y un mes después, solicitó que le declararan el municipio en estado de urgencia sin presentar al Concejo ningún documento que justificara su pedido.

Cuando los concejales se plantaron y se negaron a aprobarle ese estado de “urgencia municipal”, Jiménez aprovechó que los regidores se aprobaron compensaciones por hasta 22 mil pesos mensuales.

Esas compensaciones, según dicen todos los regidores, fueron consensuadas en diciembre con el alcalde, quien se había comprometido a insertarlas en el presupuesto municipal del 2021.

Al verse golpeado en ese primer “round”, Jiménez orquestó una excelente campaña de relaciones públicas que amplificó su acusación de que los regidores son unos “vagos” y se mostró “alarmado” por las compensaciones aprobadas y que él mismo había auspiciado, según han dicho los concejales y ante lo cual el alcalde guardó silencio.

Las redes sociales y la opinión pública pusieron a los regidores contra la pared, mientras Jiménez aparecía como el “chico bueno” de la película y los regidores eran los integrantes de la “cuadra de los malos”.

Así, el país puso su atención sobre los “vagos” del ASDE  y, de ninguna manera, ha observado las cuestionadas gestiones administrativas de Jiménez, quien luce desorientado en la administración del Ayuntamiento.

Hoy, 25 de febrero del 2021, finalmente los concejales, sintiéndose aplastados por la opinión pública, le aprobaron a Jiménez lo que este quería.

Bajaron líneas

Un regidor, en medio de los debates, reveló un detalle que resultó ser una verdadera perla: todos los regidores del PRM recibieron instrucciones precisas desde ciertas instancias para obligarlos a votar por la “urgencia” y la “reformulación presupuestaria”.

Luego, otro concejal le dijo a Ciudad Oriental que “hasta nos amenazaron” y explicó que el dirigente del PRM que se encargó de obligarlos a variar su postura es uno que fue funcionario en la gestión de Domingo Batista.

Entonces entendí los motivos por los cuales, una persona que estaba dentro del público grababa lo que hacían y decían todos los regidores del PRM.

El PLD cae rendido a los pies de Manuel Jiménez

En todo esto lo que aún no está del todo claro es por cuáles motivos nueve de los 11 regidores del PLD cayeron rendidos a los pies del alcalde Manuel Jiménez.

De hecho, los regidores peledeístas han admitido que ellos colaboran más con la gestión de Jiménez que los mismos perremeístas.

De todas maneras, los regidores hablaron, exclamaron, criticaron pero al final votaron como quería el alcalde y, si alguno se equivocaba, el vigilante que estaba dentro del público tomaría notas y las levaría ante la persona indicada y que se maneja con extremo bajo perfil.

Un detalle interesante

Hoy nadie habló de las compensaciones de los 22 mil pesos y los regidores manuelistas que en la sesión pasada sometieron un recurso de reconsideración y luego lo retiraron, permanecieron en silencio. O sea, que esa resolución sigue vigente.

Alguien me ha dicho que antes de asistir a la sesión de este jueves, es posible que algunos regidores disfrutaran cada uno de un buen sorbo de café y, de esa manera, llegaron a la Sala Capitular con buen ánimo para conciliar.

Compartir:
Botón volver arriba