COVID-19 RD
Confirmados: 109,737 Fallecidos: 2,074 Recuperados: 83,434 Activos: 24,229 Actualizado el: 24 septiembre, 2020 - 6:04 AM (-04:00)
Destacadas de CiudadOriental.comEconomía

¡No al saqueo de los ahorros de los trabajadores!

¡Bonos salariales, que los asuman las empresas!

COVID-19 República Dominicana

Confirmados:
109,737
Fallecidos:
2,074
Recuperados:
83,434
Activos:
24,229
Actualizado el: 24 septiembre, 2020 - 6:04 AM (-04:00)

Por Reynaldo Aybar
Hemos visto la ligereza con que algunos expresan la necesidad de sacar recursos de los ahorros de los trabajadores administrados por las  administradoras de los fondos de pensiones (AFP), solicitando dos sueldos de dichos recursos.

 A mi humilde entender, esa no es más que una  maligna y peligrosa estrategia empresarial,  para  drenar y  dilapidar los ínfimos y míseros ahorros  de los trabajadores; esa propuesta es un vulgar acto criminal, fruto de la vorágine e insaciabilidad de estos buitres, es un asalto a mano armada con patente de corso de los hambrientos vampiros empresarios dominicanos.; es una piratería económico-empresarial disfrazada de bondad y significaría un golpe demoledor  a los míseros e ínfimos ahorros de los trabajadores, una laceración mortal de sus futuras e insignificantes pensiones.

Es bueno resaltar según datos del Banco Central de la República Dominicana, en octubre del 2019, las ganancias de las AFP superaron los US$650 millones de dólares (sin ellos poner  un solo centavo). Y su rentabilidad histórica es más de 11 veces que las que ellas pagan a los afiliados (los que ponemos  todo el dinero).

Las estafadoras administradoras de fondos de pensiones reciben utilidades que van desde el 11 al 65% mientras los afiliados (hijos de machepa) recibimos en promedio una rentabilidad  de no más de un 10.75%.

Para tener derecho a recibir una pensión, el empleado deberá tener 360 cotizaciones, es decir, trabajar ininterrumpido durante 30 años  para recibir al final de su vida útil una pensión de miseria y de muerte.

Un empleado que gana en la actualidad 17,000 pesos mensuales y que cotice durante 30 años recibirá  al final de sus cotizaciones una mísera pensión de cuatro mil pesos mensuales.

¡Cómo diablos sobrevivirán con esa mísera pensión nuestros empleados dominicanos al final  sus vidas si luego de entregar su vida, sangre y sudor a una empresa, a la tercera edad, le recaen la mayoría de las enfermedades sobre todo catastróficas  (achaques,  reumatismos, hipertensión, diabetes, carcinomas, Parkinson, alzhéimer etc.)  y peor aún, el Estado y el sistema de salud  desprecia y desprotege a los envejecientes!

¡Cómo demonios sobrevivirán nuestros trabajadores sus últimos días de manera digna con 4,000 pesos, cuando a octubre del 2019, según datos del Banco Centra, la canasta básica familiar en base a los resultados de la encuesta nacional de ingresos y gastos en hogares ENIGH son los siguientes: RD$13,818.11 para el primer quintil, RD$19,762.15 para el segundo quintil, RD$24,263.66 para el tercero, RD$31,661.34 para el cuarto, y RD$62,029.44 para el quinto quintil!  Es menester tomar en cuenta que el costo de la canasta nacional, que es la media de precios de los cinco quintiles o grupos de hogares, es de RD$30,333.92 y subiendo (Los Datos son mayores en la actualidad, pues los mismos fueron tomados cierre de diciembre del 2018, enero 2019)

Por tales razones, es que exigimos no tocar los ahorros de los trabajadores dominicanos, que sean las empresas que realicen dichos pagos u abonos salariales,  que asuman su rol y responsabilidad de su plusvalía eterna  y que nunca reportan a favor de la clase obrera.

Que ese bono o avance salarial lo asuman las empresas  y en su defecto que los asuman las AFP de las ganancias que se llevan entre las uñas todos los meses y no de los pocos ahorros de los trabajadores. Que entreguen tres meses de bono salarial a cada empleado como bono catastrófico, de las exuberantes ganancias de las empresas (AFP) que siempre han exprimido al borde de la muerte el salario de los trabajadores dominicanos, que lo tomen de lo de ellos y den esa modesta bonificación, de la parte que le corresponde a los bancos carroñeros, los cuales obtienen jugosas ganancias a costa del sudor de los obreros, sin invertir un solo jodido peso.

¡Que no se toque ni con el pétalo de una rosa los ahorros y el sudor de los trabajadores dominicanos!

¡Es urgente en virtud de la actual catástrofe de salud, que las empresas y los bancos entreguen una bonificación de tres salarios de sus ganancias a todos los trabajadores dominicanos!

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar