Destacadas de CiudadOriental.comPN-MILITARES

Oficiales se burlan de la efectividad uso del viejo helicóptero de la FARD en el combate a la criminalidad y la delincuencia

Por Robert Vargas
Oficiales de la Fuerza Aérea de República Dominicana, (FARD), rieron de buena gana cuando Ciudad Oriental les preguntó sobre la efectividad del viejo helicóptero de esa institución en el combate contra la criminalidad, la violencia y la delincuencia.

La pregunta fue hecha a propósito de que en los más recientes despliegues masivos de tropas en algunos barrios de la capital y en otros lugares, la estrategia del alto mando ha incluido la elevación al aire de un helicóptero que se parece a los utilizados por Estados Unidos en la guerra de Vietnam, en el siglo XX.

-«Lo único que hace ese helicóptero es meterle miedo a la población, para generar la percepción de que estamos en condiciones de ir más allá, pero en la vigilancia de estos días eso no ha servido para más nada», comentó uno de los oficiales que conversaron con Ciudad Oriental en condición de anonimato.

-«Cuando suben esos helicópteros ¿los militares utilizan cámaras de video vigilancia para ver en detalle la situación en el terreno?», preguntamos.

En un intento por contener la delincuencia, el gobierno hace una «pesca milagrosa» SDE, y esto fue lo que obtuvo + Vídeo Ciudad Oriental

Ahí la risa fue mayor.

-«¿Cámaras de que? ¡Pero tú estas loco! Eso solo es para impresionar. Ahí llevan ninguna cámara potente con las que se pueda ver hasta un número de placas y otras cosas».

Desde el punto de vista de estos oficiales, se trata de que el uso de ese recurso «es un gasto innecesario» puesto que, en las actuales circunstancia, que no es una situación de guerra, se puede hacer mejor trabajo con el uso de «drones».

Y aquí llegó esta explicación:

-«La vida útil de uno de esos helicópteros y de sus piezas no se mide a partir de la fecha de construcción, sino por horas de vuelo».

-«Y, si se cumplen las horas de vuelo ¿Qué se hace entonces?».

-«La nave se queda en tierra y se revisan las piezas que han cumplido con esas horas de vuelo; se remueven ; se les envía a hacer las rectificaciones que correspondan o se compran nuevas en Estados Unidos y esto, en si mismo, se toma mucho tiempo. Por eso te digo que es innecesario hacer ese despliegue porque, si llegara el momento de que sea uso sea indispensable, a lo mejor el helicóptero esté en tierra recibiendo las reparaciones de rigor»

-«Además, agregó, no existe comunicación efectiva y directa entre las tropas que van en el helicóptero y el puesto de comando en tierra en el escenario de la intervención».

-«¿Y entonces…?», preguntamos claramente confundidos.

-«Nada, que eso es para generar la percepción de que estamos dispuestos a ir más allá y enfrentar por cualquier medio a la delincuencia y la criminalidad. Por lo demás, se trata de un despliegue innecesario de ese recurso».

El gobierno, agobiado por la violencia, los asesinatos, atracos y la criminalidad  ha optado por exhibir músculos en las calles de los barrios para enviar a la población el mensaje de que la situación está bajo control no de las pandillas, sino del Estado y sus autoridades.

-«Sin embargo, dijo uno de los oficiales, esto también le dice a los delincuentes que ellos son tan fuertes que es necesario sacar a las calles ametralladoras calibre 60 mm, elevar al cielo los helicópteros y usar carros blindados. Ahora bien, ¿Qué podrían pensar los delincuentes? Simple: somos tan fuertes que tienen que usar estos equipos de guerra, por tanto, tan pronto los retiren, estaremos con las manos libres para actuar».

El asunto parece complicado y, desde el punto de vista de estos oficiales, el trabajo de inteligencia podría ser más efectivo en este tramo de la lucha contra la delincuencia.

-«El problema es que muchas de las pandillas tienen como asociados a policías a casi a todos los niveles y, pro esa sociedad, muchos policías reciben beneficios económicos. Así difícilmente se llegue a un buen destino», puntualizaron.

Ver vídeos de referencia:

 

 

Compartir:
Botón volver arriba