Destacadas de CiudadOriental.comOpiniones

Una propuesta inaceptable

Por José Bujosa Mieses
En ocasión de celebrarse el próximo 30 de mayo, el 60 aniversario del ajusticiamiento del tirano Rafael Leónidas Trujillo Molina, el doctor Eduardo García Michel ha solicitado a las autoridades otorgarle al Museo Memorial de la Resistencia Dominicana (MMRD) la categoría de patrimonio histórico nacional. Iniciativa que recibió el respaldo del empresario y arqueólogo Manuel García Arévalo en artículos publicados en un periódico de circulación nacional.

Como dirigente de la Fundación Amaury Germán Aristy, institución miembro de la Federación de Fundaciones Patriótica considero inaceptable tal solicitud al entender que esa institución no reúne los méritos para ser reconocida con tan alta distinción.

Considero que una institución cuyos ejecutivos están sometidos a los tribunales de la República por desconocer un Decreto (401-11 que crea el MMRD) e irrespetar los estatutos que rigen la Federación de Fundaciones Patrióticas, propietaria del MMMRD, según lo establece el Decreto 401-11,   nunca jamás puede ser merecedora de tal reconocimiento.

El propio proponente se lamenta que un grave peligro se cierne sobre el museo al ser sometido a la justicia y puesto en situación de embargo.  Y reacciona con estupor contra los que lo sometieron subrayando que nunca debieron de hacerlo.  por ser descendientes ´´ de algunos de los que, en diferentes épocas y circunstancias, constituyeron el movimiento de resistencia´´ contra la tiranía de Trujillo.

El honrable ciudadano debió ser más específico y señalar que los que actuaron en la justicia contra el museo fueron: las fundaciones Héroes de Constanza maimón y Estero Hondo, Hermanas Mirabal, Manolo Tavares Justo y Amaury Germán Aristy. Fundaciones que jugaron un papel estelar en la creación del museo y en su desarrollo.

García Michel, antes de hacer tan imprudente solicitud debió de investigar las causas que originaron la salida del museo de estas cuatro fundaciones. Determinantes en el origen y desarrollo de esa entidad llamada a permanecer vigente en el tiempo la memoria histórica del pueblo dominicano.

No entendemos como un intelectual de su estatura se desplaye hacer tan aberrante solicitud sin investigar a fondo el origen de la crisis que afecta el museo y que lo ha colocado al borde del colapso.   de esa manera.

Uno esperaba una postura moderada, mediadora, conciliadora de un intelectual que nos merece un gran respeto. Pero lamentablemente no sucedió así. Tomó el camino equivocado al defender una gestión que es una vergüenza pública al cometer todas las bellaquerías jurídicas de las que practican los llamados ´´abogados del diablo´´.

García Michel  debe saber  que los que decidimos alejarnos del MMRD y someter a la justicia al equipo que decidió apoderarse de ese patrimonio del pueblo dominicano, lo hicimos por el respeto que le tenemos a los héroes y mártires de la patria,  que llegaron ´´lleno de patriotismo´´ un 14 de junio de 1959 a liberarnos de la tiranía trujillista, comandados por Enrique Jiménez Moya,  a los que decidieron, un 25 de noviembre de 1963, subir a las escarpadas montañas de Quisqueya a demandar el retorno de la constitucionalidad perdida, bajo el liderazgo del inmenso Manolo Tavarez Justo, y en reconocimiento a Patria Minerva y María Teresa Mirabal y a Los heroicos Palmeros, Amaury Germán Aristy, Virgilio Perdomo, Ulises Cerón y Bienvenido Leal Prandy (La Chuta).

Por el respeto a la memoria de nuestros héroes y todos los que con ellos aportaron sus vidas por la libertad y la democracia fue que decidimos someter a la justicia a quienes decidieron alejarse de esa herencia solo por arrebatarle al pueblo dominicano el MMRD. En aras de ese objetivo decidieron mediante asambleas fraudulentas -sin la presencia de las citadas cuatro fundaciones- disolver la Federación de Fundaciones Patriótica, única propietaria del museo pasando su propiedad a una Fundación que bautizaron con el mismo nombre del museo, solo para confundir a los que aportaban recursos económicos al museo.

Lo mismo hicieron con las piezas históricas que forman el inventario del museo, depositadas por los familiares de los mártires y héroes confiados en que estaban en las manos de la Federación de Fundaciones Patrióticas y por último, como piratas del Caribe se apoderaron de las finanzas de la Federación depositadas en los bancos dominicanos.

Por todo lo dicho, es que llamamos a García Michel retirar esa propuesta inaceptable ya que se traduce en una deshonra al legado histórico de nuestros héroes y mártires.

Compartir:
  • 56
    Shares
Botón volver arriba