Johnny Arrendel

Ve fiscales sustituyeron a Raquel Cruz encontraron unos zapatos muy grandes que llenar

Por Por Juan Anibal Arrendel Núñez
Han encontrado unos zapatos muy grandes que llenar.- Al llegar los fines de semana las noches de Santo Domingo Este eran infernales, aquello era desastroso, no quedaba ni una brecha del espacio público, todo se visualizaba como una enorme discoteca compuesta por decenas de negocios al aire libre.

¿Cristales antirruido? Aquí no sabíamos con que se comía eso, todos los negocios de diversión funcionaban abiertos, los alrededores de los parques habían sido secuestrados, solo veíamos de lejos las áreas verdes de Villa Carmen, Villa Faro, Parque Italia y muchos otros que se habían convertido en extensiones de centros de diversión y más entrada la noche eran usados como moteles o espacios donde a todas anchas y sin control la ebriedad y el desafuero alcanzaban su máxima expresión culminando en disturbios y tiroteos muchas veces con saldos fatales.

Aquella anarquía crecía cada vez más, mientras la desesperanza oprimía a los residentes de aquellos lugares, al ver su paz consumirse, sus bienes devaluarse y su seguridad perderse.

Una periodista llego a llamarnos una vez “La Ciudad Colmadom” y no era para menos….. el eco desesperado de la gente era como un clamor en el desierto, no había a quien llamar, no había a quien acudir, no existía ni siquiera a quien reclamarle, pues el ruido y con él la violencia que se desencadenaba parecía no ser responsabilidad de nadie.

A aquella Fiscal, a la Magistrada Raquel Cruz, se le ocurre decir: la responsabilidad es del Ministerio Público, es también del Ayuntamiento y presenta a los incumbentes de aquellas instituciones un plan; una vez le escuché a ella decir que tardó un año en diseñarlo, trabajó entrevistando gente, evaluando establecimientos comerciales, verificando cuidadosamente la ley y creando un protocolo de actuación.

Una vez aprobado lo que las autoridades llamaron “El Proyecto de Descontaminación Sónica” vino aquel gran día, casi inolvidable para los residentes de Santo Domingo Este, con el cierre de la Avenida Venezuela, aquel “batallón” se hizo a las calles y aquella Fiscal de imagen suave y delicada, llevaba a su cargo la dirección de una inmensidad de uniformados, obreros y con ordenes judiciales clausuró mas de 15 negocios en una sola tarde.

Había allí negocios de políticos encumbrados, policías, militares y personas muy influyentes, todos fueron clausurados y emplazados a revestir sus establecimientos con cristales de antirruido para poder reabrir sus puertas.

Algunos negocios clausurados, tuvieron que mudarse a otros lugares, por no tener espacios suficiente lo que los obligaba a utilizar los espacios públicos o estar muy cercanos a lugares de esparcimiento para niños.

El crecimiento de las denuncias no se hizo esperar, así tampoco la solución a los delitos de contaminación sónica, la solución fue llevada sectorizada por avenidas, luego por sectores y también a barrios populares y carenciados, estos últimos más olvidados, considerados como impenetrables por su nivel de peligrosidad, pero esta funcionaria parecía no tener miedo.

Luego de encaminado este proyecto, se adicionó otra responsabilidad al trabajo de la Magistrada Cruz, el de las máquinas tragamonedas;
Las tensiones aquí fueron muchas, infinidad de persecuciones y muchas presiones, sin embargo, se registraron muy buenos resultados, con el desmonte de más de 300 máquinas en el municipio, así como desmontes voluntarios por parte de muchos comerciantes.

Probablemente lo que más llamaba la atención de la magistrada Cruz era su nivel de asequibilidad, se le vio en muchas ocasiones dar sus números de celulares en reuniones multitudinarias y encuentros con la comunidad, y siempre añadía; “Me pueden llamar a cualquier hora y cualquier día”, no cabe dudas la gente acudía con inmensa facilidad a ella.

En esta Fiscalía el sistema de denuncias era desburocratizado, las quejas entraban por cualquier vía, sin mucha formalidad y eran atendidas.

La gente de Santo Domingo Este guarda incertidumbre y no es para menos, aunque la posición de la magistrada Cruz esta siendo suplida con varios Ministerios Públicos lo que abre una posibilidad de buenos resultados, no podemos negar que han encontrado unos zapatos muy grandes que llenar.

Vea también

Magistrada Raquel Cruz

La potestad sancionadora de los Gobiernos Locales

Por Raquel Cruz Díaz En sentido general en la administración pública la potestad sancionadora es …

Milciades Guzmán

Comienza a desplomarse el control de ruidos en SDE, y esta es la razón

Por Robert Vargas La política de control de ruidos que mantuvieron la Fiscalía de Santo …

Comentarios: