Campos de Moya

Campos de Moya

Por Narciso Isa Conde
En ocasión del contundente y ordenado paro de la región norte de la República Dominicana (CIBAO), reseñado en forma perversa por los medios de comunicación que integran la dictadura mediática al servicio del partido de gobierno (PLD) y de la clase dominante, el dirigente empresarial Campos de Moya, perteneciente al omnipotente y poderoso Grupo Vicini, declaró:

“Estoy identificado totalmente con lo dicho por el director de la Policía Nacional de que no se ha tenido un paro de labores, lo que se ha tenido aquí es una coerción y una obligación impulsada por bandidos y maleantes que lo que les interesa es crear desorden, afectar la libre empresa, el desarrollo del país, la estabilidad económica que estamos teniendo”.

“Creo que fue realmente una muestra de civilización por parte del Gobierno el dejar pasar este día en manos de ladrones y delincuentes”, enfatizó el presidente de la Asociación de Industria de la República Dominicana AIRD al concluir el tradicional desayuno temático que organiza la institución.(LISTÍN DIARIO, 30-10-2018)

¡Sopla!

Ni el reaccionario Cardenal López Rodríguez llegó a ese extremo en sus buenos tiempos balaguerianos, cuando osaba calificar al pueblo que protestaba de “chusma”.

A Campos se le desparramó el odio visceral de la “aristocracia” de la familia VICINI contra el pueblo humilde, ejerciendo en esta ocasión su condición de sumiso portavoz de lo espurios billones de pesos que representa.

El miedo al pueblo humilde, paralizado y movilizado, le trituró sus contenedores verbales y develó el trogloditismo que anida su mente, al extremo de juzgar al pueblo empobrecido por la condición de sus representados; coautores intelectuales y materiales de las penurias que llevaron a los pueblos de la Región del Cibao (14 provincias) a expresar su indignación con un paro casi total frente a la violencia institucionalizada con modalidad de tragedia social.

· LENGUAJE SOEZ Y DOBLE MORAL.

Habló como un autentico representante de la lumpen burguesía.

Habló a nombre de los ladrones y delincuentes perfumados y bien vestidos que dirigen el país.

No pensó en el efecto boomerang.

Se olvidó del negociazo de las tierras arrendadas en Punta Catalina (GOBIERNO- ODEBRECHT-VICINI).

Del robo de los 12 mil millones de pesos al fondo estatal de las empresas eléctricas (FONPER).

Del contrato-estafa del proyecto desarrollador de la Marina, Río Osama, Puerto de San Souci, Malecón y Ciudad Colonial.

De la apropiación a precio de vaca muerta de ciertos emporios estales de generación eléctrica.

No recordó el despojo amargo y el infierno social que originó en los bateyes su enorme riqueza azucarada (en Ingenios Azucareros de su propiedad).

Olvidó que fundar un banco es peor delito que asaltarlo.

No pensó en el significado de la alianza espuria de VICINI o INICIA con el ex-presidente Leonel Fernández y con el presidente Danilo Medina.

Ni en su altísima responsabilidad, junto a la partidocracia delincuente y al uso del mercado electoral, en la estructuración de un sistema de corrupción e impunidad y de un cruel régimen de sobre-explotación de mano de obra dominicana y haitiana capaz de conmover al más insensible de los seres humanos.

El nerviosismo lo traicionó y lo trastornó hasta lo soez.

Y LO QUE FALTA…

Pero no es para menos, porque ese paro regional, es solo un preludió de jornadas de lucha más extensa y contundentes.

Porque no escucharon la voz de las portentosas marchas verdes contra la corrupción y la impunidad, ahora habrán de chuparse además una línea de paros escalonados hacia un primer paro nacional, con contenidos políticos ascendentes, porque la gente se va dando cuenta que su calvario tiene que ver con una relación de poder que hay que cambiar. Que no basta demandar, sino destituir, quebrar, y reconstituir.

En este primer paro regional se desplegó una maquinaria militar-policial para intimidar y no funcionó. Frente a esa violencia, Campos De Moya es “no vidente”; no así para atribuirles a los pueblos del Cibao los escasos asaltos a comercios y los mínimos conatos violentos, posiblemente fraguados por los aparatos de inteligencia del régimen para desacreditar las protestas populares.

Y si hubo algo que no fuera así, hay que cargárselo al cruel abandono de jóvenes empobrecidos y sistémicamente violentados y acosados, que delinquen para sobrevivir; realidad social generada por los políticos y empresarios que han asaltado las riquezas del país y una gran parte del producto del trabajo ajeno.

Las principales guaridas de la delincuencia mayor -ya con perfume de cuna y vestidos de seda, ya con fragancias, trajes de “marcas” y prendas adoptivas- están en la AIRD, CONEP, CAMARA AMERICANA DE COMERCIO, CÁMARA MINERA, CASA VICINI, PALACIO NACIONAL, PALACIO POLICIAL, MINISTERIOS, RESIDENCIALES LUJOSOS, CASA DE CAMPO, CUPULAS PARTIDISTAS…

En los barrios pobres se radican solo ciertos subproductos de un poder central y un Estado delincuente, rodeados de un mar de gente buena y trabajadora, que ya está diciendo basta e iniciado su propio andar. Y faltan muchas protestas por ver, por lo que Campos De Moya deberá hacer cursos más eficaces para insultar la insumisión popular.

Vea también

Promueven en las redes un paro en la capital el 27 de noviembre

Por Robert Vargas En las redes sociales han iniciado la promoción de un paro en …

A toda marcha preparativos para convocar un paro nacional; siguen la senda de la huelga del cibao

Por Enrique de León / Del MOVIMIENTO DE CIUDADANAS Y CIUDADANOS POR LA DESTITUCION Y …

Comentarios: