ASDE

Cuatro millones de personas se reunirán en SDE sin que lo sepa el Concejo de Regidores

Por Robert  Vargas
Vamos a poner las cosas claras: el alcalde Alfredo Martínez y un grupo de empresarios se han propuesto la enorme tarea de movilizar hacia el parque del Este la nada despreciable cantidad de cuatro millones de personas durante un mes sin  que el Concejo de Regidores del Ayuntamiento Santo Domingo Este fuera puesto formalmente en conocimiento de que eso ocurrirá en el territorio que gobiernan junto al síndico.

Según el  censo de población del año 2010, en Santo Domingo Este residían 891,952 habitantes.

Esto significa que en los siguientes seis años, esta población ha aumentado y probablemente se aproxime a un millón de personas, sin contar los haitianos.

Multipliquemos esa cantidad por cuatro. Se trata de muchísimas gentes, ¡Cuatro veces la población de Santo Domingo Este!

Y esa cantidad, cuatro millones de personas, es  la que Alfredo Martínez y un puñado de empresarios pretenden concentrar en una parte del parque del Este durante el espectáctulo Brillante Navidad, que ya fue descartado en el Distrito Nacional.

Claro, no es que esos cuatro  millones de seres irán en una sola noche a ese lugar, sino durante el mes que durará la atracción.

Ahora bien, dejando otras cuestiones aparte, la pregunta es la siguiente:

¿Por cuáles motivos el alcalde Alfredo Martínez hará una actividad tan grande sin ni siquiera tener la cortesía de informar al órgano legislativo de sus propósitos?

¿La opinión de los concejales no tiene ningún valor?

¿Tampoco en esa materia el Concejo de Regidores sirve para algo?

Con esta iniciativa, Martínez vuelve a demostrar el desprecio que siente hacia los regidores.

Eso se entiende mejor si se recuerda la postura desafiante del Secretario General Juan López hacia el Concejo de Regidores, órgano al que «asqueroseó» hace poco y evidentemente con el respaldo del síndico.

Así es que, a simple vista se ve que cualquier situación que pudiera derivarse del clon de la Brillante Navidad será responsabilidad única del alcalde Martínez, puesto que él actúa sin tomar cuenta al Concejo.

De hecho, un veterano regidor le ha dicho a Ciudad Oriental lo siguiente: «Es una barbaridad. Contra viento y marea le aprobamos una transferencia de $84,000,000, abandonando algunas obras importantes para acometer situaciones en crisis, como es la basura en la Circ. 1. Y ahora, de buenas a primeras, va a gastar dinero en relumbrón. Es reprochable».

Todo esto augura un clima de confrontaciones mayores entre el legislativo y el ejecutivo municipal por la decisión de este de actuar a su antojo.

El alcalde no ha querido revelar con exactitud cuanto gastará él de los bolsillos de los contribuyentes en el clon de la Brillante Navidad.

Quizás alguien ha pensado en que, como no puede gastar más de un millón de pesos sin la aprobación del Concejo, entonces dividir todas las partidas en pequeñas cantidades.

Solo que, «una cosa piensa el burro, y otra el que lo apareja».

Compartir:
Botón volver arriba