El profesor Chapman lee el expediente acusatorio mientras espera su turno para sentarse en el banquillo de los acusados
El profesor Chapman lee el expediente acusatorio mientras espera su turno para sentarse en el banquillo de los acusados

El dueño de La Tablita hace turno a la espera del juicio en su contra

Por Julio Benzant
Juan José Chapman, (El profesor Chapman), esperaba esta tarde su turno para ser sentado en el banquillo de los acusados para responder por las imputaciones que le hacen el Ministerio Público y el Ayuntamiento de Santo Domingo Este por la presunta violación de su parte a la ley de medioambiente tras provocar contaminación sónica y ocupar espacios públicos en su negocio, La Tablita, uno de los centros de diversión más populares de Los Mina.

Chapman llegó temprano a la sala de audiencias del Primer Tribunal Colegiado de la provincia Santo Domingo, donde los jueces decidirán su suerte y la de de La Tablita.

Su caso es el último en el rol de audiencia de este jueves.

Él afronta una posible condena de hasta dos años de prisión, la posible clausura definitiva del negocio y eventuales indemnizaciones a posibles afectados por la contaminación sónica.

Su defensa técnica está a cargo del abogado José Sánchez, quien es además funcionario de primera línea del Ayuntamiento Santo Domingo Este, que actúa en justicia contra su asistido.

Según la acusación, Chapman y su negocio La Tablita serían una fuente de contaminación sónica en la intersección de las calles Rosa Duarte y Marcos del Rosario, de Los Mina.

A pesar de los requerimientos de la alcaldía y del Ministerio Público, Chapman se ha negado a colocar cristales antiruidos para evitar que el sonido salga d esu establecimiento.

Por lo regular, su amplia clientela excesa el reducido espacio de su negocio y ocupan las aceras y la calle.

Varios vecinos participan del pleito judicial, pero algunos han abandonado el caso tras mudarse del sector convencidos de que “con Chapaman no hay quien pueda”.

Él asegura que su negocio no auspicia la contaminación sónica y desvincula a su establecimiento de los frecuentes pleitos sangrientos y mortales que se producen en su entorno.

Se considera víctima de una presunta persecución.

El pasado fin de semana, La Tablita actuó como en sus mejores tiempos con ruidos por encima de los 55 decibeles amitidos por la ley en zonas residenciales y con sus clientes ocupando las aceras.

Su suerte podría ser decidida hoy en el tribunal.

Chapman ha aspirado en varias ocasiones a ser electo regidor por el Partido de la Liberación Dominicana en el Ayuntamiento Santo DomingoEste.

Distinto a Chapman, todos los centros de diversión de las avenidas Venezuela, Sabana Larga y San Vicente de Paúl, entre otros, ha colocado cristales anti ruidos para no molestar al vecindario.

El dueño de la tablita asegura que el ruido de su negocio no molesta a los vecinos.

Videos de Ciudad Oriental en Youtube
Videos de Ciudad Oriental en Youtube

Vea también

Así fue clausurada “La Nueva Opción” por contaminación sónica en El Almirante + Vídeo

Por Robert Vargas El Ministerio Público y el Ayuntamiento de Santo Domingo Este han clausurado …

La Fiscal Raquel Cruz acaba con los ruidos en “La Gozadera”, de El Tamarindo

Por Robert Vargas El Ministerio Público, en alianza con el Ayuntamiendo de Santo Domingo Este …

Comentarios: