COVID-19 RD
Confirmados: 110,122 Fallecidos: 2,076 Recuperados: 84,018 Activos: 24,028 Actualizado el: 25 septiembre, 2020 - 3:19 AM (-04:00)
Destacadas de CiudadOriental.comSalud

El gobierno da más de 1600 razones que justifican la cuarentena en todos los municipios

COVID-19 República Dominicana

Confirmados:
110,122
Fallecidos:
2,076
Recuperados:
84,018
Activos:
24,028
Actualizado el: 25 septiembre, 2020 - 3:19 AM (-04:00)

Por Robert Vargas
Desde hace 15 días, uno de mis más entrañables amigos se encerró en su vivienda y jamás ha vuelto a salir. Su esposa, a quien tenemos en un altar, y uno de sus hijos, ya se habían encerrado desde unos días antes.

Viven en el segundo piso de un modesto edificio en el oriente de Santo Domingo Este. Su apartamento es pequeño y, para entrar a la sala es necesario cruzar dos puertas de hierro y una de madera. No tienen patio, ni un jardin, ni siquiera un un árbol que le regale un poco de sombra. Solo cuatro paredes con divisiones interiores. Una típica vivienda en un edificio de apartamentos.

Los tres están encerrados y no hay quien los saque de allí. 

-“Prefiero estar ´preso´aquí y no estar enterrado en el cementerio”, me comentó el amigo en una breve conversación telefónica que sostuvimos hoy.

Los tres pasan el tiempo frente a sus computadoras, teléfonos celulares o frente al TV viendo series de Nefflix. 

Pueden hacerlo porque los dos mayores tienen empleos fijos y estables y no tienen que salir a nada a la calle a exponerse a ser contagiados por el nuevo coronavirus.

Hacen, de alguna manera, teletrabajo.

Ellos no pertenecen a aquel otro grupo de vecinos de Santo Domingo Este que deben salir de este municipio fuera del Gran Santo Domingo a realizar diligencias.

Les va bien estar encerrados, aunque sea porque el mundo exterior los aterroriza y los paraliza. Un día tendrán que salir, pero, por ahora, cumplen al pie de la letra las instrucciones de quedarse en su casa, porque pueden.

Prohibido salir de Santo Domingo Este por Las Américas

Sin embargo, este sábado vimos que, para algunos, la disposición oficial de bloquear la salida de los municipios a personas que no justifican su salida (o entrada) ha resultado algo así como un puñetazo en pleno estomago.

-“Pero, oficial, yo vivo en Boca Chica”, le dijo un conductor a un oficial del Ejército que comandaba las tropas que estaban en el peaje de la Autopista Las Américas.

-“Por favor, de la vuelta”, le respondió el militar y el conductor no tuvo otra alternativa que obedecer.

A lo mejor se fue a Boca Chica por alguna de esas vías alternas que hay en el sector Valiente Adentro, y que se comunican por detrás con La Caleta. O regresó por la carretera Mella, para llegar a su casa por allá, por el cementerio de Boca Chica.

Para ese conductor de repente Santo Domingo Este se convirtió en “una cárcel” al verse impedido de hacer algo tan cotidiano como cruzar el peaje para llegar a su hogar, junto a los suyos.

El vasto territorio de SDE era para él, en ese momento, era “una prisión”, aunque no estaba detrás de barras de hierro, como la familia de la que les comenté al principio. Para estos últimos, esas barras de hierro son su “salvación”.

Este sábado comenzó a ser aplicada la disposición oficial que pone en cuarentena a todos los municipios del país para obligar al distanciamiento social y evitar el aumento de los contagios por el nuevo coronavirus y el mortal Covid-19.

Solo quienes están autorizados puede salir o entrar a los municipios.

Entre los autorizados están el personal médico y paramédico en servicio o que van o regresan de sus puestos de trabajo; quienes transportan mercancías hacia los mercados y supermercados; el personal de seguridad en servicio,  los trabajadores de las empresas de electricidad y de comunicación, y los miembros de la prensa en servicio, entre otros.

Las autoridades le han dado a la población más de 1600 motivos para justificar estas medidas de confinamiento territorial que, desde las 5:00 PM hasta las 6:00 AM del día siguiente se transforma  en encierro obligatorio en los hogares en base a un toque de queda.

De esos motivos, hasta este sábado al menos 77 de ellos son cadáveres,de víctimas del Covid-19; el resto, 1, 578, son personas confirmadas de haber sido contagiadas por el nuevo coronavirus.

¿Hasta cuándo mis tres amigos que les mencioné arriba se mantendrán en auto confinamiento? No lo se.

¿Hasta cuando se extenderá la cuarentena municipal que prohíbe salir de los municipios a personas no autorizadas? tampoco lo se.

De lo que sí estoy seguro es de que la situación es tan grave, que por primera vez la Junta Central Electoral considera la posibilidad de posponer las elecciones presidenciales y congresuales con el aparente beneplácito de todos los partidos.

Así de grave está la situación, 

Y, mientras tanto, cada día la gente trata de escuchar al Ministro de Salud dominicano, Rafael Sánchez Cárdenas, quien tiene la nada envidiable tarea de contar los muertos y los enfermos por el covid-19 para salir a decírselo a una población que teme verse en el espejo de Estados Unidos, Italia o España, donde los muertos se cuentan por miles y los contagiados por cientos de miles.

Las autoridades están convencidas de que si los ciudadanos se quedan en su casa, serán menos los contagiados y, finalmente,  la pandemia podrá ser derrotada.

En medio de todo este drama existen personas que, como no les ha tocado de cerca la tragedia, desafían el propuesto aislamiento social y salen a las calles a burlarse de las autoridades, creyendo que con con su conducta “le hacen daño a la imagen del gobierno”.

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar