El padre Frankely quiere obligar a los regidores ir a misa; se olvida de la libertad de culto

Por Robert Vargas
El párroco de la parroquia Paz y Bien, en el Ensanche Ozama, Frankely Acevedo, quiere obligar a los regidores del Ayuntamiento Santo Domingo Este a que vayan a escuchar sus misas. Parece que él olvida que en la República Dominicana está consagrada la libertad de culto.

Ningún regidor está en la obligación de ir a su parroquia ni a cualquier otra a escuchar sus sermones. Se trata de una acción voluntaria.

¿Cómo puede pretender el popular sacerdote que los concejales que profesan una religión distinta a la católica tengan que ir “obligados” a su parroquia a escucharle?

Él puede reclamarle a los regidores, como ciudadano que paga impuestos, si ellos cumplen o no las funciones que le atribuyen las leyes y la Constitución de la República, pero no exigirle que vayan a su misa.

Es lo mismo, ningún pastor de una iglesia evangélica puede pretender que quienes no lo sean vayan “obligados” a sus cultos.

Eso de la religión es un asunto totalmente íntimo e individual, que debe ser respetado.

Ya hace muchos años que fue superada la época de la inquisición cuando eran asesinadas personas tachadas de “herejes”.

¿A qué se debe esta exigencia de Frankely?

Sucede que este día 26 de Enero, fecha en que los dominicanos conmemoran el natalicio del Patricio Juan Pablo Duarte, fue oficiada por él una homilía en la parroquia Paz y Bien.

Se trató de una iniciativa de la Alcaldía de Santo Domingo Este, de la Gobernación de la provincia Santo Domingo y de la Oficina Senatorial local.

Allí estaban el alcalde Alfredo Martínez, la Vice Alcaldesa Jacinta Estevez, la senadora Cristina Lizardo, el coronel Ogando D´Oleo, Director de la PN en Santo Domingo Oriental y un puñado de funcionarios.

Solo asistieron seis regidores y el resto de los asientos fueron llenados con policías y estudiantes que llevaron para “rellenar”, por que, de lo contrario, el establecimiento religioso se vería vacío.

Los otros 27 regidores, por el motivo que fuera, no asistieron a la misa.

Según cita el portal Delazonaoriental.net, cuyo propietario es el Director de Comunicaciones y Relaciones Públicas del ASDE, Carlos Rodríguez, el sacerdote católico dijo que:

“Cuantos regidores hay, cuantos faltan?, parece que solo están hechos para levantar las manos y cobrar cheques, entonces díganle a los regidores que en esta actividad de Juan Pablo Duarte tienen que estar, aunque sean de la oposición, si son de la oposición con mucho más razón”.

A Frankely no se le ocurrió ni de lejos criticar que los regidores actúen de manera irregular al aprobar, sin leerlas, un paquete de resoluciones por casi 450 millones de pesos. Esas aprobaciones, muchas cuestionadas por al menos diez concejales, fueron hechas a iniciativas del alcalde Martínez, que sí estaba en la misa.

Además, al sacerdote no le luce exigir que los regidores vayan a una misa en una parroquia católica para rendir tributo a Juan Pablo Duarte porque él está consciente que la iglesia católica fue enemiga de este patricio y lo excomulgó.

Más de 200 años despúes de la muerte de Duarte, en la catedral de Santo Domingo y en todas las parroquias católicas ofician misas en honor a Duarte pretendiendo que todo el pueblo dominicano ha olvidado lo que hizo el arzobispo Tomás de Portes en la Carta Pastoral que emitió el día 28 de Julio de 1844, en la que tachó a Duarte y a Mella de “traidores a la Patria”.

O sea que, vamos a decirlo claro, a la iglesia católica no le luce reclamar  “patriotismo” en nombre de Duarte. Esto, sin embargo, sí pueden hacerlo la aplastante mayoría de quienes profesan esa religión.

Frankely, según cita el medio, dijo que, refiriéndose a los regidores:

– “Ustedes saben que yo soy claro, los regidores tienen que estar en todas estas actividades y de los 33 que hay en Santo Domingo Este hay muchos que yo nunca lo he visto, si hay que decírselo en su cara yo se los digo porque para eso yo les pago con mis impuestos, tienen que participar para que tengan derecho a exigir, tampoco los vi el pasado 16 de agosto en la parroquia Estela Mari, no más palabras, Dios les bendiga”.

Se equivoca, el amigo Frankely, él ni ningún otro ciudadano paga sus impuestos para que los regidores vayan a misa. Se les paga para que fiscalicen a la alcaldía y creen las normativas y resoluciones que garanticen la vida en armonía de todos los munícipes y los visitantes al municipio, a favor de quienes deben laborar para estimular su progreso.

Sucede lo mismo que con el alcalde Alfredo Martínez. A él no se le paga su jugoso sueldo de RD$323.500.00 pesos mensuales para que vaya a misa o a un culto evangélico.

El recibe ese dinero cada mes para que se ocupe de ser el gerente que administre la ciudad de manera sana, pulcra y progresista.

Cualquiera de los funcionarios del ASDE que quiera ir a una misa, un culto o a un acto santería, que lo haga, pero queda claro que ninguno está obligado a hacerlo.

Vea también

Regidor Felito Rodríguez acusa El Cañero de romper la “regla de oro” + Vídeo

Por Robert Vargas Al regidor perredeísta Felito Rodríguez, el alcalde Alfredo Martínez lo usó cuando …

El peledeísta Luis Flores regresa a la presidencia del Concejo; mayoría regidores PRM lo respaldan

Por Robert Vargas El regidor peledeísta Luis Flores ha regresado a la Presidencia del Concejo …

Comentarios: